Combatir el cansancio en el embarazo: 7 claves

Macarena · 11 noviembre, 2015
¿Cómo combatir el cansancio en el embarazo? Descubre en este artículo 7 claves que te ayudarán a darle batalla a la fatiga que caracteriza esta etapa de tu vida.

¿Es normal sentir tanto cansancio en el embarazo? Quédate tranquila, esta fatiga es absolutamente normal e inevitable. Suele aparecer en el primer trimestre y regresar recién finalizando la gestación, o bien puedes experimentarla con la misma intensidad durante los nueve meses.

Lo cierto es que desde que quedaste encinta no puedes siquiera disminuir ese irrefrenable deseo constante de un buen descanso reparador. Y esto tiene mucho sentido si consideras que tu cuerpo está haciendo un esfuerzo inconmensurable para albergar una vida dentro de ti.

Alrededor del 70% de las gestantes padecen algún trastorno del sueño. Esto hace que la mujer embarazada se sienta cansada durante la mayor parte del día. Por eso, en este artículo  te contamos a qué se debe tal fatiga y te damos 7 claves para combatir el cansancio en el embarazo.

¿Por qué me siento tan cansada?

Uno de los motivos por los cuales puedes sentir ese ineludible cansancio es la falta de hierro propia del embarazo como consecuencia de una alta necesidad del mismo para la gestación. Este factor puede traer consigo otros síntomas como falta de aire, uñas quebradizas, aceleración de los latidos del corazón, etc.

Otro factor por el que te sientes soñolienta obedece a los cambios hormonales que tienen lugar durante esos nueve meses. En este caso la progesterona, encargada de regular el ciclo reproductor, aumenta drásticamente, lo cual tiene un efecto tranquilizante, contribuyendo así a experimentar la sensación de cansancio.

956e0ad076a6c997a5229ed25a71a1de

Por último, considera que hay una serie de sucesos -relacionados con el estado en el que te encuentras- que tienden a quitarte fuerzas y energías: las náuseas o los vómitos y la preocupación o ansiedad que implica la espera de ese momento.

7 claves para combatir el cansancio en el embarazo

  • Descansa tanto como te pida al cuerpo. Los planes programados con anterioridad no cuentan en estos casos donde lo mejor para combatir el cansancio es dormir. Las siestas son de gran ayuda, aun cuando te parezcan cortas. Si debes madrugar y durante el día es imposible hacer un pequeño descanso, evalúa acostarte más temprano a la noche.
  • Comer bien lo es todo. Desterrando el mito de que “la embarazada debe comer por dos”, lo real que la mujer durante esta etapa requiere más energía, con lo que necesita 300 calorías extra por día. Está de más aclarar que la alimentación debe ser sana, variada y equilibrada.

Puedes seguir una dieta a base de frutas, verduras, granos, leche descremada y comidas sin grasas. Lo ideal en todo caso es comer menos cantidad pero más veces al día, a fin de prevenir la ansiedad, las náuseas y la pesadez, es decir, factores que afectan al sueño.

  • Combatir el cansancio con una hidratación adecuada. Aunque no lo creas, la deshidratación es una de las causas de tu fatiga, con lo que un buen recurso para evitar esta molestia es mantenerse bien hidratada. Los médicos recomiendan a las gestantes tomar, como mínimo, dos litros de líquido al día.

Cabe aclarar que para estar debidamente hidratada no solo puedes tomar agua, sino también infusiones, zumos, lácteos e incluso alimentos ricos en agua. Ten presenta que no solo debes beber cuando tengas sed,  sino anticiparse a esa sensación o necesidad e ir bebiendo pequeñas cantidades de líquido a lo largo del día.

de9aebf84c7c00942f8ccb0f3065e0bf

  • Un poco de ejercicio moderado no está nada mal. No es una locura plantear que, aún escaseando la energía, se sugiera llevar a cabo alguna actividad física moderada, como una pequeña caminata o pequeños paseos en los que puedas realizar ejercicios de respiración.

Pues de esta manera también logras combatir el cansancio por cuanto estás recargando las pilas y recuperando la energía que tanto está haciendo falta en este momento. Por supuesto, estos ejercicios no pueden implicar un gran esfuerzo y deben estar controladas por el ginecólogo.

  • Aléjate del estrés durante el embarazo. La exposición a situaciones estresantes aumenta la fatiga durante la gestación, no solo a nivel físico sino también mental. Por ello, los especialistas aconsejan a las mujeres embarazadas estar relajadas.
  • ¿La respiración controlada puede combatir el cansancio? Sí, de hecho, centrar la atención en la respiración puede relajarte. Recuéstate en el suelo para favorecer una buena postura y la relajación de la columna. Cierra los ojos y concéntrate en la respiración: suavemente inspira por nariz y espira por boca. ¡Relájate y goza!
  • Delega y reinarás. A esta altura, ya no importa si las tareas de la casa no están realizadas, pues tienes la mejor excusa del mundo: ¡estoy embarazada! Si ya tienes hijos, puedes pedirle a alguien de confianza que al menos una vez a la semana te ayude a cuidarlos para poder relajarte y descansar.