Ejercicios de estiramiento preparto

Ariana · 23 octubre, 2015
Cuando la movilidad está limitada, se dificulta la coordinación y el equilibrio, y existe mayor riesgo de lesión o desgarros durante el parto.

 

Beneficios de los ejercicios durante el embarazo

El cuerpo está hecho para moverse, pero no para sobrepasarnos con él.  Mantener una rutina de ejercicio durante tu embarazo es una buena manera de prepararse al parto a nivel físico, pues te hará sentir saludable y más confiada con tu cuerpo.  El ejercicio regular puede ayudarte a aliviar molestias y a mejorar tu metabolismo.  Incluso si te sientes fatigada, unos estiramientos y algo de movimiento te ayudarán a descansar mejor.

Si antes de quedarte embarazada ya practicabas ejercicio (que no sea de impacto o deportes de riesgo), puedes continuar siempre y cuando lo hagas con moderación.

Por lo tanto, más que el ejercicio en sí mismo, lo importante es la actitud con la que lo practicamos. Sé amable con tu cuerpo, no fuerces, disfruta de lo que haces.

shutterstock_305476805

Estiramientos apropiados para embarazadas

Es importante que tengas claro que puedes lesionarte si estiras más de la cuenta, así que aplica el sentido común, estirar lo justo y adecuado te generará muchísimos beneficios. Realiza estiramientos durante unos diez o quince minutos tras el ejercicio que realices diariamente. Te presentamos algunas sugerencias:

 

Los ejercicios de estiramiento para embarazadas ayudan a que las articulaciones que sostienen la espalda y las piernas ganen flexibilidad.

 

Estiramientos de los músculos de las piernas

1. Debemos tumbarnos boca arriba, con la espalda y piernas estiradas, pegadas al suelo.

2. Cogemos la pierna izquierda por detrás de la rodilla y la flexionamos.

3. Estiramos la pierna recta y la elevamos hacia el rostro, hemos de notar la tensión en la parte posterior.

4. Aguantamos unos segundos, respirando pausadamente y realizamos el ejercicio con la pierna derecha.

Estiramientos de los músculos del muslo

1. Nos tumbamos boca arriba en el suelo, apoyamos las plantas de los pies en el suelo y flexionamos las rodillas

2. Cogemos el pie derecho y lo elevamos hasta apoyarlo encima del muslo izquierdo ahora, con ambas manos, agarramos la pierna izquierda por debajo de la rodilla y elevamos la pierna hacia el pecho, estirando de esta forma el muslo derecho que estará flexionado encima.

3. Aguantamos unos segundos y repetimos el ejercicio con la pierna contraria.

Ejercicios de relajación para los pies

1. Nos ponemos de puntillas, sosteniéndonos sobre la base de los dedos del pie, inhalamos aire, bajamos lentamente, exhalando el aire y apoyamos bien la cara interna y la externa de los talones, ampliando la superficie de apoyo al máximo.

2. Levantamos únicamente los dedos de los pies, los elevamos hacia el techo y los mantenemos ahí unos segundos.

3. Poco a poco, como si se tratara de un abanico, vamos a ir bajando los dedos de los pies, uno a uno.

4. Repetimos el ejercicio con el pie contrario.

 

Estiramientos de articulaciones de la pelvis

shutterstock_31077268

Para estos ejercicios necesitaremos una pelota grande o balón de pilates.

1. Nos sentamos encima del balón con las piernas abiertas, formando ángulo de 90º y la espalda recta.

2. Realizamos círculos amplios con la cadera, movimientos lentos pero repetitivos.

3. Ahora, manteniendo la postura, levantamos suavemente el abdomen hacia el pecho, curvando la espalda y respirando. Y al soltar aire, bajamos el abdomen lentamente y estiramos la espalda.

4. Repetimos este ejercicio varias veces.

 

Futura madre, esperamos que puedas poner en práctica estos consejos e ir preparando tu cuerpo para un feliz parto.