Todos los beneficios del pilates para niños

Naí Botello · 18 noviembre, 2018
Si deseas que tu pequeño realice un ejercicio físico integral que lo ayude a mejorar su atención, equilibrio y flexibilidad, el método pilates resulta la mejor opción.

Los beneficios del pilates para niños han sido analizados por diversos especialistas en áreas de la salud y preparación física. Así, se ha llegado a la conclusión de que este método de entrenamiento proporciona al pequeño el bienestar integral que su cuerpo necesita, y en la medida justa.

El pilates como disciplina de entrenamiento resulta muy adecuado para niños y adultos, pues justamente su creador, Joseph Hubertus Pilates, lo desarrolló a principios del siglo XX inspirado en las dolencias que sufrió de pequeño. Estas lo llevaron a explorar como adulto soluciones alternas para el fortalecimiento muscular estimulando la elasticidad y la relajación.

Si deseas conocer a fondo cada uno de los beneficios del pilates para niños, acompáñanos en la nota informativa que te traemos a continuación.

El pilates y su ejecución

El método pilates, creado a principios del siglo XX, es una técnica de entrenamiento y terapia física que tiene como objetivo el fortalecimiento de los músculos internos y el desarrollo del equilibrio. De este modo, logra trabajar todas las áreas del cuerpo.

Existen diferentes formas de aplicar este método de ejercicios. En la actualidad, esta disciplina cuenta con muchas vertientes que mezclan el yoga, las posturas de la medicina tradicional china, el uso de maquinarias y los movimientos de equilibrio sobre una colchoneta en el suelo.

Sin embargo, para la ejecución del pilates tradicional o sus vertientes se deben tomar en cuenta sus principios de ejecución.

Principios de ejecución del pilates

Los principios de ejecución del pilates son:

  • Alinear la columna y las extremidades.
  • Concentración y dominio de la mente para tener plena conciencia de los movimientos que se ejecutan.
  • Control de los músculos.
  • Manejo correcto de la respiración.
El yoga y el pilates para niños son actividades que potencian su equilibrio y flexibilidad.

Beneficios del pilates para niños

El pilates como método de entrenamiento físico puede practicarse a partir de los siete u ocho años de edad. La indicación primordial es que el pequeño comience ejecutando los ejercicios más sencillos, que estarán dirigidos a realizar poses de estiramiento y al control primario de sus músculos con poses que requieran su equilibrio.

El grado de dificultad que llegue a alcanzar el pequeño en la ejecución deberá ir aumentando de forma gradual, siempre con la ayuda de un instructor especializado. Lo positivo es que, en general, la práctica del pilates no presenta ninguna contraindicación.

Ahora bien, los beneficios del pilates para niños se centran principalmente en el fortalecimiento de la espalda. A partir de allí, promueven el equilibrio y la resistencia en diversos músculos del cuerpo.

Este hecho resulta importante, pues precisamente los músculos de esa zona suelen resentirse en los niños por el uso diario de mochilas cuando asisten al colegio o por una mala postura al sentarse.

Entre los beneficios adicionales que otorga esta práctica, se destacan:

  • Disminución de los niveles de estrés o hiperactividad en niños.
  • Desarrollo de la coordinación y el equilibrio en los movimientos.
  • Tonificación corporal.
  • Corrección de las posturas.
  • Quema de calorías y reducción de grasa corporal.
  • Mejora la confianza y la autoestima del infante.
  • Aumenta la atención.
  • Mejora la respiración.

“El método pilates, creado a principios del siglo XX, es una técnica de entrenamiento y terapia física que tiene como objetivo el fortalecimiento de los músculos internos y el desarrollo del equilibrio”

Posturas más recomendadas en la práctica de pilates para niños

La práctica del método pilates para niños debe realizarse al menos dos veces a la semana, en sesiones de 30 a 45 minutos, considerando la edad que tenga el pequeño. Se deberá comenzar con ejercicios sencillos, más análogos a las posturas de relajación de yoga.

Posteriormente, estos se harán más complejos en la medida que el niño responda, pues se ha de tener en cuenta que la concentración, la respiración y el equilibrio son los ejes en la ejecución correcta de los ejercicios.

Muchos padres busquen también iniciar a sus pequeños en esta disciplina enseñándoles posturas de yoga para niños.

Al igual que ocurre con el yoga, las posturas de pilates responden a un nombre que se vincula a una posición. En ese sentido, las más convenientes para los niños son:

  • Hundred: Mejora la postura y tonifica el abdomen.
  • Postura del cisne: Fortalecimiento del pecho, espalda, y columna.
  • Elevación de espalda y glúteos: Mejora la movilidad en la columna y endurece los glúteos y el femoral
  • Flexiones para brazos: Como su nombre lo indica, favorecen la tonificación de los brazos en conexión con la espalda y columna.

A modo de cierre, queremos recomendarte que practiques junto a tu pequeño este interesante método. Además de recibir sus múltiples beneficios, tendrán la oportunidad de pasar un buen rato juntos.