Tipos de ecografía en el embarazo

¿Recién te enteras que estás esperando un bebé y ya apuntaste una cita para una ecografía 4D? Tranquila, ya habrá tiempo para contemplar su belleza.
Tipos de ecografía en el embarazo
Marcela Alejandra Caffulli

Escrito y verificado por la pediatra Marcela Alejandra Caffulli el 24 octubre, 2021.

Última actualización: 24 octubre, 2021

Luego de ver el positivo en la prueba de embarazo, la primera ecografía es uno de los momentos más memorables para los futuros padres. Conforme pasan los meses, este estudio brinda distintas posibilidades de tomar contacto con lo que sucede dentro del útero.

Si bien la ecografía es un estudio seguro para la salud de la mamá y del bebé, los expertos recomiendan que se utilice con criterio y sólo ante indicaciones médicas precisas. No debemos olvidar que se trata de un método de diagnóstico y no de una sesión de fotografías prenatales.

A continuación, te vamos a contar todo acerca de los distintos tipos de ecografías obstétricas y para qué sirve cada una. ¡Acompáñanos!

La ecografía del embarazo: una ventana para observar al bebé

“Ver para creer”. Esa frase se ajusta a la perfección para describir la sensación de una madre al ver que alberga una vida en su cuerpo.

Muchas mujeres transitan el primer trimestre sin síntomas e incluso, algunas toman noción de su estado varios meses luego de concebir. Por este motivo, la ecografía obstétrica se convierte en una ventana mágica hacia a ese bebé que vive dentro del útero.

Desde hace más de medio siglo, los científicos han realizado avances asombrosos sobre este método diagnóstico. De hecho, en la actualidad es posible explorar el organismo materno durante todas las etapas de la gestación. Este estudio se indica para conocer el estado del feto, de la placenta, del líquido amniótico y del cordón umbilical, entre otras cuestiones.

Evaluación ecográfica del polihidramnios

“La ecografía proporciona información útil, en tiempo real, tanto para el diagnóstico de la patología obstétrica como para adoptar conductas en la práctica clínica diaria”.

-R González de Agüero Laborda-

¿Cuántos tipos de ecografía para el embarazo existen?

Los estudios ecográficos o ultrasonidos se realizan más o menos de la misma manera: requieren un aparato especial que emite ondas acústicas (ecógrafo), una computadora que traduce los ecos en imágenes y un médico especialmente entrenado para practicar e interpretar lo que se observa.

Este último componente es el factor determinante de la calidad del método, por lo que comúnmente se define a la ecografía como un estudio “operador dependiente”.

Existen varias formas de clasificar a los distintos tipos de ultrasonidos, ya sea por la calidad de las imágenes obtenidas (en 2, 3 o 4 dimensiones) o por los objetivos que se plantean en cada instancia (cribado estándar, evaluación limitada y evaluación especializada).

1. Evaluación ecográfica estándar

Este es el tipo de ultrasonido que se practica en casi todos los embarazos, con la finalidad de conocer algunos parámetros del bebé y de los órganos anexos (cordón, placenta, líquidos, entre otros).

Durante el primer trimestre, las ecografías obstétricas se indican para determinar los siguientes aspectos:

  • La presencia del embrión en el útero materno, el sitio de implantación y su tamaño.
  • El número de sacos gestacionales y embriones en dicha cavidad.
  • La edad gestacional estimada.
  • La actividad cardíaca embrionaria, que se puede registrar a través de las técnicas bidimensionales (2D).
  • El estado del útero, ovarios y cavidad abdominal de la mamá

En los dos trimestres restantes las ecografías de rutina evalúan el desarrollo de todas estas estructuras y se agregan algunos aspectos más:

  • El crecimiento (biometría) fetal.
  • La actividad cardíaca y otros signos de vitalidad del bebé.
  • Cribado de anomalías fetales (ecografía morfológica)
  • El volumen de líquido amniótico (normo, poli u oligohidramnios).
  • La posición del bebé respecto de la pelvis materna (presentación).
  • La ubicación de la placenta.

2. Evaluación ecográfica limitada

Esta evaluación tiene como objetivo controlar un aspecto específico de la salud materno fetal que desea analizarse en profundidad.

En general, se realiza luego de detectarse algún hallazgo sospechoso en las ecografías de rutina, a fin de confirmar o descartar alguna patología. Pueden incluir distintas técnicas, como el doppler.

3. Evaluación ecográfica especializada

Este tipo de ecografías se reservan para aquellas situaciones en las que existe un riesgo aumentado de algún tipo de malformación fetal. Por ejemplo, cuando la edad materna se considera avanzada, ante alguna complicación obstétrica o cuando la concepción ocurrió por técnicas de reproducción asistida.

Así mismo, cuando existe algún grado de sospecha de patología fetal a partir de estudios de laboratorio o de ecografías previas.

Este tipo de estudios incluyen las siguientes técnicas ecográficas:

  • Ecocardiograma fetal.
  • Doppler fetal.
  • Medición cervical a través de la ecografía trasvaginal.
  • Translucencia nucal (NT): este estudio se realiza entre la semana 11 y 14 de gestación.

4. Ecografías 3D y 4D

Mencionamos estos dos tipos en un apartado especial, debido a la gran popularidad que han ganado en los últimos años. Pero más allá de la posibilidad que ofrecen para ver en detalle el rostro del bebé, su real utilidad es discutida por algunos especialistas.

Las ecografías en 3 y 4 dimensiones permite visualizar mejor al feto y detectar algunas malformaciones, pero esto no implica que se pueda hacer un diagnóstico anticipado de síndromes congénitos. Se necesitan más herramientas para corroborar ciertos hallazgos y este asunto no es tan sencillo.

En términos generales, la ecografía 3D permite obtener una imagen del feto en tres dimensiones y la 4D le agrega el movimiento. Por medio de esta última es posible ver al niño en vivo y en directo dentro del útero de su mamá.

Ecografía 3D.

Seguridad de la ecografía

Durante muchos años se ha cuestionado la seguridad del uso del ultrasonido en las embarazadas, pero las distintas sociedades científicas del mundo han concluido que sí lo es. No obstante, este estudio debe realizarse únicamente ante la indicación médica y de forma apropiada. Esto es, con el equipamiento necesario y por el personal idóneo para tal fin.

Uno de los principales riesgos potenciales que se le atribuyeron a los estudios ecográficos fueron las lesiones térmicas. En la actualidad, la configuración de los equipos para los estudios obstétricos evita el aumento de la temperatura de los tejidos materno fetales.

En este sentido, la American Institute of Ultrasound in Medicine (AIUM) sugiere que cuando el estudio se realiza bajo los principios “ALARA” (As Low As Reasonably Achievable o ‘tan bajo como sea razonablemente posible’) el riesgo de producir daño al bebé es mínimo.

Respecto a las distintas técnicas ecográficas, el doppler es la que mayor temperatura puede generar dentro de la cavidad uterina. Por este motivo, debe solicitarse solo cuando sea estrictamente necesario y utilizarlo el menor tiempo que sea posible.

¡Conversa con tu médico antes de realizarte una ecografía en el embarazo!

Como hemos dicho, las ecografías nos permiten conocer varios aspectos del bebé por nacer y esto tiene sus beneficios, pero también sus riesgos.

Si bien se trata de un estudio lo suficientemente seguro como para practicarse durante el embarazo, debe ser utilizado con criterio. En este sentido, no debe ser considerado para fines sociales ni de entretenimiento.

Te podría interesar...
Ecografías en el embarazo: ¿qué información aportan?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Ecografías en el embarazo: ¿qué información aportan?

Las ecografías en el embarazo son pruebas médicas que permiten valorar el estado del feto y su evolución a lo largo de la gestación.



  • Callen P, Norton ME. Ecografía Obstétrica. Capítulo 1. En: Norton ME, Scout LM, Feldstein VA. Callen Ecografía en Obstertricia y Ginecología. Sexta edición. Elsevier España, 2018.
  • Committee on Obstetric Practice, American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG). Guidelines for Diagnostic Imaging During Pregnancy and Lactation. Number 723, October 2017. Reaffirmed October 2021. Disponible en: https://www.acog.org/clinical/clinical-guidance/committee-opinion/articles/2017/10/guidelines-for-diagnostic-imaging-during-pregnancy-and-lactation
  • American Institute of Ultrasound in Medicine: AIUM practice guideline for the performance of obstetric ultrasound examinations. J Ultrasound Med 2018; 9999:1-12. Disponible en: https://www.aium.org/resources/guidelines/obstetric.pdf
  • González de Agüero Laborda R, Sobreviela Laserrada M, Espinosa A, Fabre González E. Diagnóstico por la imagen en el embarazo. Capítulo 9. En: González-Merlo. Obstetricia. Séptima edición. Elsevier España, 2018. Páginas 127-157
  • American Institute of Ultrasound in Medicine (AIUM). Statement on the safe use of Doppler ultrasound during 11-14 week scans (or earlier in pregnancy) . Laurel (MD): AIUM; 2011. Disponible en: http://www.aium.org/officialStatements/42.
  • Barišić L.S., Stanojević M., Kurjak A., Porović S., Gaber G.: Diagnosis of fetal syndromes by three- and four-dimensional ultrasound: is there any improvement?. J Perinat Med 2017; 45: pp. 651-665. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28493822/