4 tipos de cirugía dental más comunes en niños

Algunas enfermedades de la boca de los niños pueden requerir una cirugía dental. Te contamos todo sobre los procedimientos quirúrgicos más frecuentes en la infancia para evacuar tus dudas. ¡No te lo pierdas!
4 tipos de cirugía dental más comunes en niños
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa.

Última actualización: 03 mayo, 2022

En la atención odontológica pediátrica los procedimientos quirúrgicos no son tan habituales. De todos modos, la cirugía dental puede ser una necesidad a la hora de resolver algunas enfermedades en la boca de los niños.

Las circunstancias que ameritan este tratamiento son varias. Desde las piezas dentarias muy destruidas o traumatizadas, los dientes de más, las dificultades en la erupción natural de las piezas dentarias o las patologías de los frenillos.

A continuación, te contamos cuáles son los 4 tipos de cirugía dental más comunes que se practican en la infancia. ¿Nos acompañas?

1. Exodoncia o extracciones dentarias simples

concepto de extracción dental
Las exodoncias son un recurso válido para aquellas situaciones en las cuales la permanencia de la pieza conlleva mayores riesgos que beneficios.

La extracción dentaria es un acto quirúrgico en el que se elimina una pieza dentaria de la boca del infante. Debido a la postura conservadora y preventiva de los últimos tiempos, es una cirugía dental cada vez menos frecuente en los niños.

De esta forma, esta práctica se reserva solo para los casos puntuales y estrictamente necesarios, pues requiere el uso de anestesia local, de cortes en las encías y de la utilización de elementos o maniobras que pueden causar ansiedad y temor en el pequeño.

Antes de realizar una cirugía es importante hacer radiografías, estudios complementarios y confeccionar una detallada historia clínica del niño. Entre los datos más relevantes a destacar están la edad del infante, si se trata de una pieza temporaria o permanente, el tiempo faltante para el recambio dental y los factores de riesgo personales para el procedimiento. Con los datos certeros es posible planificar la intervención y evitar complicaciones.

A continuación, te compartiremos las situaciones que más frecuentemente ameritan proceder con una exodoncia en los niños:

  • Elementos dentarios muy destruidos, ya sea por caries o por traumatismos, que no puedan tratarse con endodoncias o empastes.
  • Piezas dentarias de leche con procesos infecciosos que comprometan al germen del diente permanente.
  • Elementos temporarios que interfieren con la erupción de los dientes definitivos.
  • Dientes natales y neonatales que se movilizan y que afectan a la alimentación o son riesgosos para el bebé.
  • Necesidad de reducir el número de piezas en la arcada dentaria con fines ortodóncicos. Por ejemplo, como parte del tratamiento con aparatos.

La rehabilitación posterior para devolver la estética y la funcionalidad de la boca son aspectos importantes a tener en cuenta. Estos cuidados variarán según las particularidades del caso. Por ejemplo, si se decide sacar un elemento de leche, será necesario considerar la colocación de un mantenedor de espacio para prevenir maloclusiones futuras.

2. Cirugía dental de piezas retenidas en niños

Las piezas dentarias retenidas son aquellas que, llegado el momento de su erupción, permanecen dentro del hueso y no logran salir. Estos elementos pueden quedar cubiertos por el hueso y la encía o solo por la mucosa gingival.

De acuerdo al caso, la cirugía dental es una alternativa para extraer el elemento retenido del maxilar de los niños. En general, suele reservarse para las piezas mal posicionadas que desarrollan quistes o en los dientes supernumerarios.

Otra indicación posible es liberar el espacio para favorecer la erupción natural de la pieza. En este último caso, se puede complementar el tratamiento con brackets para ayudar al diente a salir.

3. Frenectomías labiales o linguales

Es común que algunos niños presenten problemas con sus frenillos labiales o linguales cuando estos son demasiado cortos. Algunas de las consecuencias negativas de esta condición son las dificultades para alimentarse, para hablar o en el posicionamiento de las piezas dentarias. Todas ellas pueden llevar al odontopediatra a sugerir una cirugía para resolver definitivamente el problema.

La frenectomía es un procedimiento quirúrgico simple desde el punto de vista técnico, que busca liberar la conexión del frenillo con los dos tejidos a los que está unido. En el caso del frenillo lingual, se libera la unión de la lengua con el piso de la boca para solucionar la anquiloglosia. Esta misma cirugía se realiza sobre el frenillo labial, para corregir la estrecha unión de los labios con la encía.

Las técnicas quirúrgicas a las que se recurren son variadas y se eligen en función a las necesidades de cada caso. Un dato clave es que pueden realizarse a cualquier edad, por lo que vale considerar cuando los impedimentos que derivan de estos problemas son considerables.

Por ejemplo, la frenectomía lingual suele realizarse en bebés para favorecer la lactancia y se prefiere realizar antes de que el niño comience a hablar, a fin de evitar los problemas fonatorios. Por su parte, la cirugía labial se suele realizar para corregir hábitos nocivos o como parte de tratamientos de ortodoncia.



4. Otras situaciones

Los tipos de cirugía dental que te contamos son las más comunes que se practican en los niños, pero existen otras situaciones menos habituales y más complejas que también las ameritan.

En algunos trastornos más complejos, las intervenciones son llevadas a cabo por un equipo interdisciplinario que involucra también al odontopediatra. De todos modos, estos procedimientos están a cargo de un cirujano maxilofacial y se efectúan bajo anestesia general.

A continuación, te explicamos algunas situaciones que llevan a proceder de esta manera:

  • Traumatismos faciales: los accidentes y golpes fuertes en la boca pueden llevar a que los niños sufran lesiones y fracturas en sus maxilares. Para recuperar la estructura anatómica de la boca, es necesario realizar intervenciones a cargo de un equipo experto de cirujanos maxilofaciales.
  • Malformaciones congénitas: los pacientes que sufren malformaciones en los tejidos duros y blandos de la boca también requieren la corrección quirúrgica a cargo de cirujanos maxilofaciales. El labio leporino y las fisuras palatinas son un claro ejemplo de esta necesidad. Las cirugías para restablecer las funciones de deglución y del habla para mejorar el aspecto facial son fundamentales para mejorar la calidad de vida y la adaptación social de estos pequeños.
  • Oncología pediátrica: la presencia de tumores en la región maxilofacial requiere de la intervención quirúrgica en equipo para descartar su malignidad y asegurar el tratamiento adecuado.
dnetista cirujano maxilofacial odontopediatra y asistentes en clinica quirofano dental
Cuando la situación lo amerite, un equipo de expertos capacitados para ejecutar procedimientos odontológicos complejos resolverá la problemática del niño.

Acompañamiento de los niños luego de una cirugía dental

Más allá del tipo de cirugía dental que se haya hecho en los niños, luego del procedimiento será necesario brindarle algunos cuidados para favorecer a su pronta recuperación.

Es común que en el posoperatorio el infante presente dolor, sangrado e hinchazón. Implementa estos consejos para aliviar sus malestares:

  • Recurre al uso de algunos medicamentos analgésicos indicados por el cirujano. Es importante administrarlos siguiendo las recomendaciones del profesional.
  • El día de la cirugía, coloca compresas de hielo en la zona de a ratos. Esto disminuye la inflamación.
  • Favorece al descanso y al reposo para mejorar la cicatrización. Evita que el niño realice movimientos rápidos y bruscos, como los del habla.
  • Ofrece una dieta blanda y fresca para no forzar la boca y aliviar el dolor y el malestar. Los yogures, los helados, los flanes y las gelatinas son buenas opciones.
  • Evita usar sorbetes y exponer la boca del niño a fuentes de calor. Las bebidas calientes tampoco son favorables.
  • Mantén la higiene bucal con la técnica apropiada para el caso. Limpia suavemente la zona luego de pasadas 24 horas de la cirugía. El dentista puede sugerir el uso de algún antiséptico especial para esos días.
  • Lleva a tu hijo a los controles indicados por el cirujano. Son necesarios para quitar los puntos (si los hubiese) y verificar la evolución del proceso.

Si el pequeño no mejora, comienza con fiebre, se desmaya o presenta problemas para respirar, hay que buscar ayuda médica de inmediato.

Estar pendientes del posoperatorio y acompañar al niño en su recuperación lo ayudarán a sentirse mejor. Y la cirugía dental será un simple recuerdo que habrá mejorado las condiciones de salud en su boca.

Te podría interesar...
Odontopediatra: qué es y cuál es su función
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Odontopediatra: qué es y cuál es su función

El odontopediatra está especializado en la atención bucal de los niños. Sigue leyendo y entérate más sobre la importancia de esta profesión.



  • Souza, A. C. R. A., Normandia, C. S., Melo, L. T., López Alvarenga, R., & Souza, L. N. (2011). Dientes neonatales: Reporte de un caso y revisión de la literatura. Avances en Odontoestomatología27(5), 253-258.
  • Biart, B. A., Martín, B. R., Prado, M. A. L., Alfonso, K. I. G., Ramos, S. L. R., & González, M. H. (2020). Dientes neonatales. Investigaciones Medicoquirúrgicas13(1).
  • Cazas Campos, L. V. Abordaje terapéutico de exodoncia en niños minimizando miedo y ansiedad (Doctoral dissertation).
  • Torres Heredia, Á. A. (2018). Factores asociados a pérdida prematura de dientes deciduos en niños menores de 8 años atendidos en la clínica estomatológica UAP-Tumbes 2013-2017.
  • Olaciregui Hernández, M. C., Castellanos Rodríguez, M. C., Florez Bayona, G., & Fernández Faverola, L. Identificación temprana de impactación de caninos maxilares mediante radiografías panorámicas digitales en niños de 6 a 12 años que asisten a las clínicas del niño de la Universidad Santo Tomás seccional Bucaramanga.
  • Farfan Layme, C. F. (2021). Tracción de canino retenido superior con aparatología ortodóntica fija utilizando ligadura metálica.
  • Cruz-Mondragón, A. C., Lara-Carrillo, E., Kubodera-Ito, T., Toral-Rizo, V. H., & Santillán-Reyes, A. M. Tratamiento ortodóncico por retención de incisivos superiores con dientes supernumerarios: Reporte de un caso clínico. Mis casos Clínicos de Odontopediatría y Ortodoncia, 75.
  • Monserrate Vera, P. D. (2021). Prevalencia de dientes supernumerarios y protocolo quirúrgico (Bachelor's thesis, Universidad de Guayaquil. Facultad Piloto de Odontología).
  • da Costa, L. C., da Silva Mota, N., Miasato, J. M., Chevitarese, L., & da Silva, L. A. H. (2020). Mesiodens: la influencia en la autoestima del niño. Reporte de caso. Revista de Odontopediatría Latinoamericana9(2), 160-170.
  • Leite, A. B. C. C. (2020). FRENECTOMIA LINGUAL EM BEBÊS: REVISÃO DE LITERATURA. e-RAC9(1).
  • Costa, E. F. D. S. (2020). Frenectomia lingual em neonatos: quando realizar? Uma revisão de literatura.