¿Es malo teñirse el cabello estando embarazada?

Fernando Clementin · 21 abril, 2018
Sabemos que en el embarazo hay que tener muchos cuidados que antes no hacían falta. Los cosméticos, en ese sentido, son los primeros apuntados por muchos. Sin embargo, ¿es nocivo teñirse el pelo durante un embarazo?

No hay mujer a la que no le importe verse bella en cada situación de su vida cotidiana. Para muchas, el cabello es una parte fundamental de su atuendo; sin embargo, al momento de esperar un bebé, surge una duda sobre los cuidados propios de esta etapa. ¿Es recomendable darle color al cabello? Te contamos todo sobre teñirse el cabello estando embarazada.

La alimentación, la actividad física, los controles, la planificación del hogar; todos estos y muchos más son cuestionamientos comunes en las futuras mamás. Como si fuera poco, se le deben agregar las cambios físicos y hormonales que atraviesa su cuerpo; también hay que considerar la respuesta de su mente al conocer la gran noticia.

Entre todas estas cuestiones, es imposible que no quede alguna duda por resolver. Una de ellas está ligada al cuidado de la apariencia y los cosméticos.

Muchas mujeres usan tintas para darle a su cabello el look que más les gusta. No obstante, no conocen si deben dejar de hacerlo en la gestación. ¿Es malo teñirse el cabello estando embarazada?

Riesgos de teñirse el cabello estando embarazada

No son pocos los que desaconsejan esta práctica, al menos desde el cuarto mes de embarazo. Sus motivos son los siguientes:

  • En los primeros meses de embarazo, cuando se forman los órganos vitales del bebé, su cuerpo puede estar más propenso a ser afectado por productos químicos que provoquen efectos secundarios en el cuerpo de la madre.
  • Justamente, una reacción alérgica u otra consecuencia no deseada en el organismo de la mamá repercutirá negativamente en el feto.
  • Algunos componentes de ciertas marcas de tintes, como el acetato de plomo, pueden ser peligrosos para el cerebro del niño; también podrían repercutir negativamente en la formación de su sistema nervioso.

Los tintes para el cabello no son los únicos que podrían reportar daños para el feto. También se ha advertido sobre las posibles consecuencias de las cremas que se utilizan para las permanentes, entre otros productos de ese tipo.

Teñirse el pelo estando embarazada tiene sus detractores y también quienes dicen que no hay riesgos.

Falta de evidencia

Contra todo lo expuesto en el punto anterior, están quienes sostienen que no hay fundamentación científica alguna que relacione los efectos de los tintes con problemas para el feto. De hecho, los fabricantes explican que las fórmulas han sido modificadas en los últimos años para reducir potenciales efectos nocivos.

No obstante, también reconocen que tampoco se ha comprobado que no existan riesgos. Por lo tanto, lo más aconsejable es ser prudente.

Esto significa ser cuidadoso con ciertos aspectos. Primero, la calidad: no recurras a tintes de mala calidad ni tampoco a los más económicos; estás en una etapa que amerita gastar un poco más para evitar inconvenientes sobre tu salud y la del pequeño.

“Algunos componentes de ciertas marcas de tintes, como el acetato de plomo, pueden ser peligrosos para el cerebro del niño”

Asimismo, no se debe abusar en cuanto a la cantidad del producto a utilizar. Si bien es una decisión del peluquero que te realice los trabajos, explícale tu condición para que adopte los recaudos pertinentes.

Por último, pero no menos importante, la frecuencia. Intenta reducir al mínimo estas coloraciones de cabello. Antes del embarazo y después de él podrás hacer lo que desees con tu cabellera; sin embargo, mientras estés en cinta, es mejor que evites exponerte a cualquier problema.

Conclusión

Por supuesto, lo que aquí comentamos apunta a la generalidad de los casos. Es importante que sepas que siempre debes consultar con tu médico antes de tomar decisiones que puedan afectar el desarrollo de tu pequeño.

De seguro él te brindará alternativas o, en todo caso, precauciones a considerar a la hora de teñirse el cabello estando embarazada. Estas pueden incluir hacerlo en un lugar al aire libre y siempre utilizar guantes y protección para los ojos.

Teñirse el pelo estando embarazada puede llevar a la mujer a sentirse más bella y feliz.

Al fin y al cabo, el embarazo es una etapa hermosa; en ella, muchos rasgos de la mujer se acrecientan todavía más, luce con mayor vitalidad y más femenina que nunca. Si no está contraindicado para la salud, no hay motivo para no cuidar la imagen.

Sin embargo, si no te sientes lo suficientemente segura como para teñirte en el embarazo, puedes optar por otros productos. Los tintes vegetales, la henna, o el shampoo con color y sin amoníaco pueden darte beneficios para tu cabello. La decisión es tuya, pero procura hacerlo con fundamentos y tomando las precauciones adecuadas.