Subculturas juveniles y adolescencia

09 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la educadora social Natalia Cobos Serrano
Las subculturas juveniles, cuyo origen está unido al nacimiento de la adolescencia, ayudan a establecer un sentido de pertenencia.

A partir de 1950, surge un nuevo fenómeno social: las subculturas juveniles. Con un carácter dinámico, las subculturas juveniles se conforman dentro de nuestro contexto cultural y, a pesar de sus diferencias, todas ellas presentan un elemento de unión: el sentido de pertenencia al grupo.

La adolescencia y el origen de las subculturas juveniles

La adolescencia es una etapa de la vida cuyo concepto es relativamente reciente. Esta se define a finales del siglo XIX, con autores como la antropóloga Margaret Mead, debido a diversos factores como la prolongación de la escolarización, la crisis de la familia tradicional y la aparición del Estado del Bienestar.

Sin embargo, no es hasta la llegada del siglo XX cuando la adolescencia adquiere protagonismo para la sociedad y, con ello, surgen las denominadas subculturas juveniles. De acuerdo a las doctoras en sociología y ciencias de la información Ángeles Rubio y Mª Ángeles San Martín, el adolescente comienza a verse como sujeto activo de la escena pública.

Los jóvenes se presentan como grupo social, a través de su influencia en las modas, los nuevos estilos musicales y de ocio. Es decir, los adolescentes adquieren protagonismo en la sociedad a través del consumo.

Adolescente apartada de su grupo de subcultura juvenil emo.

Las subculturas juveniles han sido objeto de interés para las ciencias sociales, como la Antropología y la Sociología, mayormente. Las primeras subculturas juveniles que fueron objeto de estudio surgen junto a la clase trabajadora en 1970 y, según Stanley Hall, nacen como un desafío a la cultura hegemónica, es decir, la cultura dominante.

¿Qué es lo que diferencia a las subculturas juveniles?

Las subculturas juveniles se expresan y manifiestan a través de diferentes estilos juveniles. El estilo puede definirse como la manifestación simbólica de las subculturas juveniles a través de elementos materiales e inmateriales que ellos consideran representativos de su identidad como grupo.

Ahora bien, los estilos que manifiesta cada subcultura no son construcciones estáticas, sino que reciben influencias y se modifican por las condiciones sociales y culturales que viven los adolescentes.

¿Cuáles son sus elementos característicos?

  • Lenguaje. Utilizan nuevas formas de expresión oral que les ayudan a distinguirse de los adultos. Además, el argot de cada subcultura refleja las actividades y experiencias propias del grupo.
  • Música. Es el elemento central de la mayoría de las subculturas juveniles, manifestándose como el emblema que marca la identidad de grupo. Generalmente, cada subcultura se siente identificada con un estilo musical diferente, aunque el origen de la mayoría de subculturas está relacionado con el nacimiento del rock and roll.
  • Estética. La mayor parte de las subculturas se han identificado con algún elemento estético visible, como el corte de pelo, ropa característica, accesorios, etc. No obstante, tal y como señala el antropólogo Carles Feixa, no son uniformes estandarizados, sino que más bien dicha estética se crea de forma creativa.
    Adolescentes pertenecientes a la subcultura juvenil de punk.

Las subculturas juveniles en la actualidad

El aspecto que presentan hoy en día las culturas juveniles dista mucho de cómo era en sus orígenes. Los Teddy Boys, los Mods, los Hippies… son subculturas juveniles extintas o, básicamente, han evolucionado tanto desde sus orígenes que podrían conformarse como otras diferentes.

La aparición de internet significó un antes y un después para la cultura adolescente. Hasta ahora, las subculturas juveniles estaban delimitadas históricamente y geográficamente. A día de hoy, encontramos punks, otakus, hipsters, etc., en diversas partes del mundo gracias a la globalización. De hecho, algunas subculturas han surgido directamente en internet, como los youtubers.

“Si anteriormente las subculturas juveniles se definían como estáticas y previsibles, en la actualidad los nuevos cambios en la juventud, el individualismo, el consumismo y la irrupción de las TIC han dado lugar a nuevas formas de sociabilidad e identidades colectivas diferentes”.

-Sergio Cabello-

En definitiva, las subculturas juveniles generan un sentimiento de pertenencia al grupo. Pero ¿por qué son tan importantes para los adolescentes? La adolescencia es la etapa de la búsqueda de la identidad propia, y formar parte de un grupo social con personas que comparten los mismos gustos que tú es, sin duda, una forma de reafirmar tu identidad.

  • Feixa, C. (2006). De jóvenes, bandas y tribus. Ariel. España: Barcelona.
  • Mead, M. (1986). Adolescencia y cultura. Edhasa. España: Barcelona.
  • Rubio, A. y San Martín, M.A. (s.f.). Subculturas juveniles: identidad, idolatrías y nuevas tendencias. Revista de Estudios de Juventud, nº 96. Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.