Soporte vital básico en pediatría

12 febrero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la médica Elisa Martin Cano
El soporte vital básico son una serie de actuaciones que deben llevarse a cabo ante una persona con parada cardiorrespiratoria. En este artículo te contamos el esquema básico.

El soporte vital básico son las medidas que se deben poner en marcha ante una parada cardiorrespiratoria. En el caso de los niños, estas actuaciones difieren en algunos aspectos respecto de las que se realizan en los adultos.

El conocimiento de estas medidas y su rápida aplicación pueden salvar la vida del niño en situaciones de riesgo. En este artículo se comentarán unas nociones sobre las principales medidas de soporte vital básico que deben realizarse en niños.

¿Qué es el soporte vital básico?

El soporte vital básico es el conjunto de actuaciones que deben llevarse a cabo en una situación de parada cardiorrespiratoria. Estas tienen que realizarse durante todo el tiempo en que tarde en llegar al lugar un equipo de emergencias médicas con los instrumentos de soporte vital avanzado.

La mayoría de las paradas cardiorrespiratorias ocurren fuera del entorno hospitalario. El conocimiento de estas medidas de soporte y su correcta aplicación es de vital importancia para mantener con vida a los pacientes que la sufren.Soporte vital básico para realizar una rcp.

Cuanto antes y mejor se realice el soporte vital, el paciente tendrá más probabilidad de sobrevivir, así como de hacerlo sin graves secuelas. Tanto es así que, por cada minuto que pasa sin que se lleven a cabo estas medidas, disminuye un 10 % la probabilidad de supervivencia.

¿Quién debe realizarlo?

El soporte vital básico está diseñado para que cualquier persona pueda llevarlo a cabo, aunque no tenga ningún conocimiento sanitario.

Se está implantando la formación a niños en colegios e institutos. La práctica con maniquíes y la simulación de la situación de emergencia hacen fácil que cualquier persona aprenda a actuar llegado el caso.

Te puede interesar: 5 trucos para evitar la asfixia por objetos pequeños

¿Cómo se realiza el soporte vital básico en niños?

Como hemos comentado, lo ideal es realizar un curso de formación en el que se pueda practicar y simular la situación. Aun así, contamos a continuación cuál sería la secuencia básica a realizar:

Lo primero que hay que hacer al ver un niño desmayado en el suelo es acercarnos y comprobar si está consciente y si respira normalmente.

  • ¿Está consciente? Para asegurarnos de que está inconsciente hay que zarandear al niño mientras se le grita para que reaccione. Si no está consciente, pasamos al siguiente punto.
  • ¿Respira normalmente? Para comprobarlo, tenemos que ver, oír y sentir. Es necesario realizar la maniobra frente-mentón: poniéndole una mano en la frente y los dedos de la otra mano bajo la barbilla, flexionarle el cuello hacia atrás, abriendo la vía aérea. Entonces es cuando nos acercamos lo máximo posible al niño y:
    • VEMOS si el pecho se eleva por la respiración.
    • OÍMOS si respira.
    • SENTIMOS si expulsa aire al respirar.
    • Si tras 10 segundos estamos seguros de que el niño no respira, este se encuentra en parada cardiorrespiratoria. Es, entonces, cuando comenzamos la maniobra de reanimación cardio pulmonar.Persona haciendo la rcp a un maniquí bebé para aprender el soporte vital básico.

Para realizar la maniobra de reanimación cardio pulmonar, empezamos haciendo 5 ventilaciones. Estas se llevan a cabo de la siguiente manera: abrimos nuestra boca y rodeamos con ella completamente la boca del niño. Cogemos profundamente aire y lo expulsamos de modo que veamos que se le eleva el pecho. Dejamos que el aire salga solo después de la persona y volvemos a repetir la operación 5 veces.

Tras estas 5 primeras ventilaciones, se realizarán las compresiones cardíacas. Apoyando solo el talón de una mano en el centro del pecho del niño y estirando nuestros codos. Debemos asegurarnos de que, al hacer las compresiones, el pecho del niño se hunde unos 4 cm.

Se alternarán 30 compresiones y dos ventilaciones durante 1 minuto.Una vez ha pasado un minuto de reanimación, es cuando se debe avisar a los servicios de emergencia sobre la situación.

A continuación, seguiremos con la secuencia 30:2 hasta que el niño se recupere o hasta que llegue el servicio médico con las herramientas de soporte vital avanzado.

Quizá te interese: 5 trucos para evitar la asfixia por objetos pequeños

En resumen…

Todos deberíamos saber reaccionar ante una situación de parada cardiorrespiratoria. Es necesario reconocerla y actuar rápido y eficazmente. ¡No olvides que puedes salvar vidas!