Son peligrosos los embarazos a una edad tardía

20 julio, 2018
Los embarazos a una edad tardía suelen ser causa de preocupación, tanto para la madre como para quienes la rodean. Por lo general, estos vienen acompañados de complicaciones que ponen en riesgo la vida de la mujer y del bebé.

Con el paso del tiempo y la aceptación de la mujer en el mundo laboral, el embarazo ha sido un tema relegado para después. Como consecuencia, se ha generado lo que se conoce como embarazos a una edad tardía, los cuales pueden traer efectos a la salud de la gestante. Toma nota de los riesgos y peligros a los que se expone una mujer en esta condición.

Qué son los embarazos a una edad tardía

Se calcula que 1 de cada 10 parejas experimenta embarazos a una edad tardía. Estos son aquellos que se producen después de los 35 años de edad o a inicio de los 40.

Esta condición aumenta considerablemente los riesgos de padecer enfermedades como preeclampsia, diabetes gestacional y abortos espontáneos. Por tales razones, estos embarazos requieren de vigilancia estricta y seguimiento frecuente.

Riegos de tener un embarazo a una edad tardía

Si está bien de salud, un amplio porcentaje de mujeres que deciden ser madres después de los 35 años no sufren riesgos. Sin embargo, en algunas de ellas pueden aparecer complicaciones que ponen en riesgo la vida del feto y de la madre. Estas patologías pueden ser:

Hipertensión arterial

Se estima que un 10% de las mujeres gestantes sufre, en algún momento del embarazo, de hipertensión arterial. Esta particularidad se duplica cuando la mujer supera los 35 o 40 años de edad.

Los embarazos a una edad tardía son una decisión cada vez más frecuente en muchas mujeres.

Bebés prematuros

Se calcula que un 9% de los embarazos en mujeres con edad superior a los 40 años da a luz un bebé prematuro. Esto se debe, principalmente, a la reducción de la capacidad del útero de soportar un bebé.

Alteraciones cromosómicas

Otro riesgo de los embarazos a una edad tardía son las malformaciones congénitas. A medida que el cuerpo humano va envejeciendo, los óvulos van disminuyendo la capacidad de división, lo que causa problemas genéticos.

La alteración de mayor frecuencia es el síndrome de Down; esta causa problemas cardíacos, mentales y en otros órganos.

Diabetes gestacional

La diabetes gestacional es un riesgo común en todas las embarazadas. No obstante, este se duplica al poseer más de 38 años. Esta afección se origina cuando los cambios producto del embarazo reducen la labor de la insulina e incrementa el conteo de azúcar en la sangre.

Otras patologías

Otras de las complicaciones que pueden aparecer pueden ser: placenta previa, abortos, partos múltiples, preeclampsia, edemas o bajo peso del menor.

Sin embargo, no hay que olvidar que, en la mayoría de los casos, estos embarazos resultan exitosos gracias a ciertos cuidados especiales. Lo ideal es llevar un control previo con tu médico de confianza para que garantice una gestación saludable.

“Aproximadamente un 9% de los embarazos en mujeres con edad superior a los 40 años da a luz un bebé prematuro”

Ventajas de los embarazos a una edad tardía

No todo es negativo al concebir después de los 35 años. Quienes han atravesado esta situación, han aceptado el reto y lo han superado con mucho amor.

Aunque supone riesgos, es posible lograr el éxito debido a las siguientes ventajas:

  • Por lo general, si es una decisión personal retrasar la maternidad, es común que las mujeres se encuentren en buen estado de salud, lleven una dieta balanceada y realicen ejercicios; todos factores de gran importancia en el embarazo.
  • En el aspecto económico, usualmente cuentan con mayor solvencia para enfrentar los significativos gastos que conlleva la maternidad.
Los embarazos a una edad tardía suponen riesgos, pero son controlables.

  • Los hijos suelen ser deseados, queridos y son criados con mucho amor.
  • Emocionalmente, la pareja suele encontrarse en un punto estable, tanto emocional como psicológico.
  • Se evita la sensación de que faltaron muchas cosas por lograr antes de la concepción.
  • Los expertos indican que una mujer en esta edad tiene un concepto apropiado sobre su cuerpo, lo que le permite cuidarse de la mejor manera. Por tal razón, prestan mayor atención a la nutrición y preparación física.

Son diversas las ventajas que ofrece un embarazo tardío. Lo principal es el nivel de realismo con el que se asume la maternidad y paternidad a esta edad. Esto conduce a familias felices, pues en la mayoría de los casos cuentan con el tiempo para dedicárselo a los pequeños.

En resumen, ¿son peligrosos los embarazos a una edad tardía? Si, pueden llegar a serlo porque se duplica los riesgos de sufrir complicaciones. Sin embargo, una dieta balanceada, ejercicio moderado y hábitos saludables marcan la diferencia. Recuerda consultar con tu doctor de confianza todas las dudas.

Te puede gustar