¿Por qué parecen feos los bebés recién nacidos?

Cuando te entregan a tu bebé recién nacido, puede que presente algunos rasgos peculiares. ¡Pero tranquila! Muchos de ellos cambiarán con el paso del tiempo.
¿Por qué parecen feos los bebés recién nacidos?
Maria del Carmen Hernandez

Revisado y aprobado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez.

Última actualización: 02 mayo, 2023

Durante los 9 meses que dura la gestación, los padres se preparan con ansias para recibir al nuevo integrante de la familia. No obstante, luego del parto, muchos se decepcionan porque sus bebés recién nacidos no lucen como esperaban, incluso, algunos pueden llegarlos a describir como feos.

Pero, ¿en realidad son feos los bebés recién nacidos? Probablemente no, pero presentan algunos rasgos característicos del proceso de nacimiento que le dan esa apariencia. Lo bueno es que suele tratarse de cambios transitorios y al cabo de unos días, los pequeños se pondrán más apuestos que nunca. Entérate más en este artículo.

¿Qué aspecto tiene un bebé recién nacido?

Los bebés recién nacidos no tienen la misma apariencia que tendrán meses después. Muchos padres se imaginan a sus niños con sus mejillas regordetas, rosadas y redondas al momento de nacer. Pero lo cierto es que vienen a este mundo morados, arrugados, con la cabeza alargada y con sus manos pálidas y frías.

Estos rasgos reflejan las condiciones de vida dentro del vientre (donde, por ejemplo, el nivel de oxígeno en sangre era menor) y a las adaptaciones para el parto. En cuanto a estas últimas, uno de los ejemplos más claros es el modelado craneano durante el parto vaginal, que es el aplastamiento de la cabeza para poder atravesar la pelvis de la mamá.

Por fortuna, el organismo de los humanos se adapta de forma rápida a las nuevas condiciones de vida y estos cambios en la fisonomía tienden a resolverse solos al cabo de unas semanas.



Apariencia de la piel en los bebés recién nacidos

La piel es uno de los principales rasgos por los que muchas personas piensan que los bebés recién nacidos son feos. Sin embargo, esta cambiará a los pocos días, mejorando tanto su coloración como su textura.

¿Cómo es la coloración de la piel?

La coloración de la piel del bebé puede variar según el grupo étnico o la raza, la temperatura, la edad y su actitud (es decir, si llora o si está tranquilo). También dependerá del tipo de nacimiento, si se trató de un parto vaginal o una cesárea, y si existió alguna complicación.

Al nacer, la piel del bebé es morada o de color rojo oscuro, pero con el inicio de la respiración fuera del útero se vuelve más rosada. No obstante, el color de los pies y de las manos pueden mantenerse azulado por un tiempo más prolongado. Esto es porque los vasos que llevan sangre hacia esas partes del cuerpo son los últimos en desarrollarse.

Casi todos estos cambios en el color de la piel se relacionan con la falta de desarrollo de la circulación sanguínea de los recién nacidos, fenómeno que es normal y esperable.

En contraparte, cuando la coloración de la piel o de las mucosas de los recién nacidos es amarilla, esto puede hablarnos de algún tipo de afección. Este fenómeno se conoce como ictericia neonatal, siendo la causa de readmisión en el hospital más frecuente, como lo sugiere un estudio de British Journal of Hospital Medicine.

¿Qué es la vernix caseosa?

La vernix caseosa es otra de las razones por las que se les dice feos a los bebés recién nacidos. Se trata de una película grasosa y blanquecina que recubre toda la superficie corporal del neonato. Esta se produce en la última etapa del embarazo y está compuesta de piel descamada y del sebo de las glándulas sebáceas.

La principal función de la vernix es proteger a la piel delicada del recién nacido y facilitar la adaptación al ambiente extrauterino. Según los datos arrojados en una revisión de la revista The Journal of Obstetrics and Gynaecology Research, otras de sus importantes funciones son las siguientes:

  • Favorece la regulación de la temperatura.
  • Brinda protección contra la pérdida de agua a través de la piel.
  • Participa de las estrategias de la inmunidad innata.
  • Interviene en el desarrollo intestinal.


¿Qué es el lanugo?

Los neonatos tienen un vello suave, delgado y sin pigmentos que recubre la superficie de sus cuerpos. Según los expertos, este pelo se llama lanugo y contribuye a la unión entre la vernix caseosa y la piel de los bebés.

Durante las primeras semanas de vida, el lanugo es reemplazado por el vello y el cabello terminal. De hecho, algunas personas exponen que la apariencia más linda de los bebés se obtiene a partir de los 3 o 6 meses de edad, cuando han recambiado su piel y pelo.

Características de la cabeza de los recién nacidos

Los bebés se desarrollan en el interior del útero y viven sumergidos en líquido amniótico. Además, permanecen con el cuerpo flexionado (posición fetal) en un espacio muy estrecho y atraviesan un canal muy angosto para salir al mundo.

En consecuencia, el cráneo, que está conformado por múltiples huesos, nace desarticulado (o sea, separado). Los espacios y orificios que delimitan a cada hueso se denominan suturas y fontanelas, respectivamente.

Estos espacios facilitan el paso por el canal de parto y tienden a cerrarse con el tiempo. Por lo tanto, la cabeza de los bebés recién nacidos presenta una forma irregular y cónica, que puede hacerlos lucir un poco más «feos».

Durante el parto vaginal también pueden ocurrir ciertas complicaciones como los cefalohematomas o el caput succedaneum. Ambos aparecen ante un trabajo de parto prolongado y alteran la forma normal de la cabeza del bebé. Por fortuna, desaparecen por sí solos a las pocas semanas en la mayoría de los casos.

Aspecto del rostro de los recién nacidos

El rostro de un recién nacido suele lucir muy edematizado, como consecuencia de la acumulación de líquidos y del paso complicado a través del canal del parto.

En general, estos bebés presentan la cara achatada y los párpados hinchados. Pero dicha situación se resuelve de manera espontánea cuando se elimina el exceso de líquido y se alivian las marcas traumáticas del parto.

Otros rasgos faciales que se pueden desarrollar por la compresión en el canal de parto son los siguientes:

  • mandíbula torcida
  • nariz aplastada
  • rostro entumecido
  • oreja doblada

Incluso, la mirada puede estar cruzada, pues no logran enfocar bien durante los primeros días. Sin embargo, esto se corrige al cabo de 2 o 3 meses.

Los bebés recién nacidos tienen rasgos temporales

En conclusión, los bebés recién nacidos cambiarán de manera notoria la apariencia del primer día de vida. Por lo tanto, los rasgos iniciales no deben preocuparte, pues son temporales. Verás que al mes de nacimiento ya lucirá su aspecto angelical, con una piel homogénea y suave. ¡Felicidades!


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.