7 consejos para sobrellevar un embarazo en verano con éxito

Mervis Romero 21 agosto, 2018
La mujer encinta debe tomar precauciones extras para sobrellevar un embarazo en verano, puesto que las altas temperaturas suponen un riesgo. Es bueno seguir algunos consejos para llevar un embarazo seguro en el período estival.

Transcurrir el último trimestre de la gestación en la época de verano, justo cuando el peso del bebé se incrementa, es un desafío. Por eso, aquí encontrarás algunos consejos para sobrellevar un embarazo en verano con energía y vitalidad.

La exposición al sol, las picaduras de insectos y la deshidratación son factores que hacen insoportable el embarazo. El calor, por su parte, produce que aumente el flujo y, por consiguiente, la temperatura corporal de la mujer embarazada. Una combinación difícil de soportar en estos meses.

Recomendaciones para sobrellevar un embarazo en verano

Las altas temperaturas provocan cansancio y desgano cuando estás en gestación durante el verano. Sin embargo, el estado de buena esperanza en esta época del año tiene sus ventajas. Considera los siguientes consejos para sobrellevar un embarazo en verano al máximo:

Mantente hidratada

La regla es beber dos litros y medio de agua diariamente, o el equivalente a ocho vasos. Asimismo, el consumo de bebidas isotónicas te ayuda a recuperar sales minerales perdidos en el sudor.

Beber abundante líquido, entre ellos zumos de naranja o leche, contribuye a evitar la retención de líquidos en tu organismo. Además, te ayuda a calmar el calor, colabora en la eliminación de toxinas y previene los edemas.

Ropa adecuada al clima

Usa ropa que sea amplia, cómoda, ligera y de tejidos naturales, como el algodón o el lino; nada de prendas apretadas. Esto te ayudará a prevenir infecciones en la piel causadas por la sudoración acumulada en los pliegues.

Por otra parte, protégete de los rayos solares usando gafas y sombrero y elige calzados cómodos para evitar el dolor de espalda y piernas. Intenta no usar ropa de tejido sintético, prendas de tela de lycra o elásticos.

La hidratación es clave para sobrellevar un embarazo en verano de manera sana y segura.

Protege tu piel del sol

En esta época, usa crema solar de elevado factor de protección contra los rayos UV. Siempre utiliza protección en la piel de tu cara y cuerpo antes de exponerte al sol, en especial si te mojas. De hecho, inclusive si vas a permanecer en la sombra, debes usar protector solar.

Los cambios hormonales, más la exposición al sol que favorece la producción de melanina, contribuyen a la aparición de melasma. Por lo tanto, evita exponerte al sol en horas centrales del día y podrás sobrellevar un embarazo en verano más seguro.

Ejercítate con moderación

El ejercicio es muy importante, pues no solo te mantiene en forma, sino que te llena de energía. En esta época estival, hacer caminatas, pilates o practicar natación son deportes seguros e ideales para la embarazada.

La natación ayuda a reducir calorías y la presión del nervio ciático. Además, alivia el peso corporal y mantiene a distancia el calor de forma refrescante.

“Tomar abundante líquido ayuda a la mujer a calmar el calor, colabora en la eliminación de toxinas y previene los edemas”

Ingiere frutas y verduras

Los nutricionistas recomiendan a las embarazadas tener una dieta rica en frutas, verduras y proteínas. Las frutas tienen alto contenido de agua y fibra, por tanto son refrescantes e hidratantes.

Asimismo, estos alimentos contribuyen a conseguir las vitaminas y minerales que necesitas para tu salud y la de tu bebé. También ayudan a combatir molestias propias del embarazo como el estreñimiento, la retención de líquido y la hinchazón.

Refréscate por dentro y por fuera

Ahora tienes la excusa perfecta para disfrutar de un delicioso granizado, si es sin gluten y sin azúcar, mejor. Podrás consumirlo sin remordimiento, y también puedes comer helados y tomar refrescos.

Para no aburrirte en casa, sal a pasear a un centro comercial o disfruta de una película en el cine. De esta manera, estarás en un sitio fresco y te vas a entretener.

Válete de estas diferentes opciones para reducir la temperatura corporal y sobrellevar un embarazo en verano. Intenta masajes con geles fríos, bañarte en la piscina y estar en lugares con aire acondicionado. También puedes ponerte un paño húmedo frío en el cuello o en la frente para disminuir el sudor.

La natación es un excelente ejercicio para sobrellevar un embarazo en verano.

Cuídate de las picaduras

Uno de los peligros que trae el verano son las picaduras de mosquitos e insectos. Estos organismos pueden transmitir enfermedades y perjudicar al feto.

Para evitar las picaduras si vas a un campo o a un bosque, vístete con ropa larga y de colores claros. Esto con el propósito de poder distinguir fácilmente los insectos o las garrapatas. Si vas a usar repelente contra insectos, hazlo con precaución, en pequeñas cantidades y échalo sobre tu ropa.

Si recibes una picadura, aplica una pomada específica para aliviar las molestias. Acude al médico para que te prescriba el tratamiento adecuado para el caso.

Como ves, estar embarazada en verano no tiene por qué ser una pesadilla. Tan solo con seguir estos consejos, disfrutarás de esta bella etapa plenamente.

Te puede gustar