¿Qué síntomas tiene un bebe cuando le salen los dientes?

26 febrero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la médica Elisa Martin Cano
Cuando a un bebé comienzan a salirle los dientes, este puede presentar diferentes síntomas. Te contamos cuáles son los más comunes y cómo tratarlos.

A veces, cuando a los niños comienzan a salirles los dientes, es difícil para los padres distinguir si los síntomas son debidos a ello o si al bebé le ocurre algo más.Por ello, en este artículo, te contamos cuáles son los principales síntomas de la dentición y cómo ayudar al niño a sobrellevarlos mejor.

¿Cuándo salen los dientes?

La aparición de los dientes de leche es un periodo conocido como dentición. Aunque cada niño es diferente, esta etapa suele comenzar alrededor de los 6 meses de edad. Puede ser que se adelante o que se retrase, y estaría dentro de la total normalidad. Sería recomendable acudir al dentista si tras cumplir el año aún no ha aparecido ninguno.

Así, el proceso tiene lugar de forma lenta. Los primeros dientes en aparecer son los incisivos centrales inferiores, y van seguidos de los incisivos centrales superiores. Después, aparecen los incisivos laterales. Por último, salen los colmillos y los molares.

Como hemos comentado, la dentición es una etapa lenta y no será hasta, aproximadamente, los dos años de edad cuando estén todos los dientes de leche.

Quizá te interese: ¿Qué hacer si no le salen los dientes a mi bebé?

Bebé al que le están empezando a salir los dientes sonriendo.Síntomas que aparecen

La erupción de los dientes produce dolor e irritación de las encías. Debido a la edad en la que ocurre, el bebé aún no sabe expresar lo que le ocurre. Lo más frecuente es que se muestren irritables, llorosos, que no quieran comer o que se despierten por la noche con llanto.

Además de esos síntomas inespecíficos, hay algunos otros que nos dan más pistas de que lo que realmente ocurre es que están apareciendo los dientes. Dos de los síntomas más claros de que al bebé le están comenzando a salir los dientes son:

  • El bebé muerde todo, incluidas sus manos. Lo hace porque la presión sobre sus encías calma el dolor por unos momentos.
  • Exceso de saliva. El niño comienza a producir más saliva cuando empieza la dentición.

Cuando esto ocurre, los padres pueden explorar la boca del bebé. Se podrán observar las encías rojas e inflamadas y pequeños puntos blancos y duros en ellas que confirmarán la próxima salida de un diente de leche.

Por otro lado, síntomas como la fiebre, los vómitos o la diarrea no deben atribuirse a la salida de los dientes. En los casos en los que aparezcan este tipo de síntomas se deberá consultar al pediatra.

¿Cómo calmar el dolor por la salida de los dientes?

Hay varias medidas que se pueden aplicar para intentar disminuir el dolor y, con ello, la irritación y el malestar del bebé. Algunas de ellas son:

  • Ya que el niño querrá morder todo, se le pueden dar mordedores que sean seguros para él. Si, además, enfriamos un rato el mordedor en el frigorífico antes de dárselo, el frío calmará aún más el dolor.Bebé con un mordedor porque le están saliendo los dientes.
  • El chupete también puede enfriarse en la nevera para que haga efecto calmante, así como el biberón. La comida fría les resultará más apetecible por el mismo motivo.
  • Con el dedo limpio, se puede masajear la encía del bebé. Como ya hemos comentado, la presión sobre ella le aliviará.
  • En los casos en los que el niño esté muy afectado o dolorido, se le puede dar el analgésico que se le administre normalmente, como paracetamol o ibuprofeno.

Te puede interesar: ¿En qué orden se caen los dientes de leche y cuando salen los permanentes?

En resumen

La dentición es una etapa por la que todos los niños deben pasar. Puede ocurrir antes o después, dependiendo del niño. La intensidad de los síntomas también varía de un bebé a otro.

Es importante estar alerta ante otros síntomas que no son propios de la salida de los dientes. Una vez que estemos seguros de que lo que le ocurre al bebé es esto, tendremos que estar tranquilos e intentar aliviarle en lo posible las molestias que le pueda ocasionar.