Síndrome de alienación parental

Okairy · 1 junio, 2016

Es imposible no encontrar parejas que no funcionaron y al final deben separarse. En este punto siempre se deben cuidar los intereses de sus hijos y evitar a toda costa el síndrome de alienación parental.

Es común ver que la pareja se preocupa por factores financieros o psicológicos. La atención de los amigos y la familia está centrada en las peleas informales o legales por sus derechos. Teniendo en cuenta esa medición de fuerzas, los padres pueden empezar a ver en sus hijos potenciales aliados en esta disputa.

Por ello, no es raro que intenten controlarlos y ponerlos en contra del otro papá. El impacto causado en los hijos es llamado síndrome de alienación parental y aquí te decimos de qué se trata.

Qué es la alienación parental

Es un proceso que consiste en programar al hijo para que odie a uno de sus papás sin justificación. Cuando el síndrome de alienación parental está presente, el niño contribuye en la campaña para desmoralizar al padre objetivo o alienado.

Esta situación lleva al hijo a creer en la existencia de determinados episodios desagradables entre el papá responsable de la crianza y el padre “no guardián” cuando está en la compañía de uno o de otro.

Para conseguir esto, el padre guardián insiste en ciertos acontecimientos o ideas negativas para el niño. El objetivo es que sean tomadas como si fuesen verdaderas. Esto trae como consecuencia el resentimiento o el distanciamiento, celos de la nueva familia y distancia entre los períodos de visita.

Orígenes del síndrome de alienación parental

Qué es la alienación parentalEn caso de una separación, es natural que te preocupes cuando tus hijos van a visitar las primeras veces a tu ex. Si el padre es psicológicamente frágil, la ansiedad puede aumentar en vez de disminuir y desencadenar un proceso de alienación.

El padre alienador muchas veces es una persona sobreprotectora que puede estar muy enojado y busca venganza a través de sus hijos. Se ve como víctima y se busca vengar haciendo creer a los hijos que su otro papá tiene todos los defectos del mundo.

Este papá o mamá suele estar apoyado por los familiares, lo que aumenta la percepción de que dice la verdad siempre.

Etapas del síndrome de alienación parental

El síndrome de alienación parental posee tres etapas:

  • Etapa leve. Los niños conviven con el padre objetivo sin grandes dificultades. Lo más difícil son las alteraciones naturales que ocurren después del divorcio.
  • Etapa media. El papá alienante empieza a mencionar frases o a tener un comportamiento provocador hacia el otro. Se utilizan falsas historias que desprecian al padre objetivo e inducen al hijo a nutrir este tipo de sentimiento de rencor, odio y miedo.
  • Etapa grave. El hijo ya no necesita que el padre alienante para inducir al odio y al miedo hacia el papá objetivo. La relación y visitas se hacen imposibles e insoportables debido a la agresividad del niño.

¿Cómo identificar la alienación parental?

El padre alienador buscará sabotear la relación entre el otro papá y sus hijos siempre que pueda. Entre las acciones más comunes están:

  • Negarse a pasar las llamadas telefónicas a los hijos
  • Organizar actividades con los niños durante el período en el que el otro progenitor debe ejercer su derecho de las visitas
  • Hablar mal del papá afectado
  • Hacer mención de hechos negativos, reales o no

Todas son actitudes con las que el hijo absorbe la negatividad y se llega a un punto en el que se toma todo lo anterior como real.

La separación es entre los padres, no incluyas a tus hijos en la lucha

terapia familiar

La separación conyugal es usualmente un momento crítico en la vida de cualquiera que pase por ella. La ausencia de la comunicación con uno de los padres puede provocar angustia, dolor, enojo y tristeza.

Sin embargo, es importante que recuerdes que los hijos no son solo tuyos. Ambos son padres y si su relación no da para más, al menos no debe afectar a sus pequeños. El daño psicológico es inmenso para los niños.

En caso de que creas que tu hijo es víctima del síndrome de alienación parental recuerda que puedes buscar ayuda legal y que debes buscar ayuda psicológica para él y para ti. Si no haces esto último, la relación padre-hijo puede ser irreparable.