Síndrome de abstinencia en bebés: causas, síntomas y prevención

Fernando Clementin 27 noviembre, 2017
El consumo de drogas ilegales y el abuso de las recetadas, así como del alcohol y el tabaco, pueden causar muchos problemas en la salud de una mujer embarazada y en la de su hijo. Veamos por qué sucede y cómo tratar el síndrome de abstinencia en bebés.

El síndrome de abstinencia en bebés se da cuando durante el embarazo la madre consume drogas adictivas, ya sean recetadas o ilegales. Puede ser desencadenante de muchos inconvenientes para la salud del bebé. Hoy te presentamos los principales efectos y sus tratamientos.

Causas y síntomas del síndrome de abstinencia en bebés

Drogas como las anfetaminas, los barbitúricos, la cocaína, el diazepam, la marihuana o los opiáceos (heroína, metadona, codeína) son causantes de consecuencias negativas tanto para la madre como para el hijo en gestación. Lo mismo puede pasar con los medicamentos recetados, en caso de que se haga abuso de ellos, y con el alcohol o el tabaco.

El síndrome de abstinencia en bebés, también llamado Síndrome de Abstinencia Neonatal (SAN) es causado porque estas drogas llegan a la placenta y, por consecuencia, son transmitidos también al bebé. Esto genera una adicción para ambos. Como el bebé deja de recibirla al nacer, puede presentar cuadros de abstinencia por la hiperestimulación del sistema nervioso que esta carencia produce.

El síndrome de abstinencia en bebés puede durar de 1 semana a 6 meses y genera alteraciones psicológicas, psicosociales y clínicas. Los síntomas que se suelen presentar son:

  • Defectos congénitos.
  • Bajo peso.
  • Irritabilidad, llanto excesivo y problemas para dormir.
  • Problemas digestivos (diarrea, vómitos, mala alimentación o aumento lento de peso).
  • Respiración rápida, sudoración o convulsiones.
  • Nacimiento prematuro.
  • Perímetro cefálico pequeño.
  • Síndrome de muerte súbita del lactante (en casos extremos).
Los partos prematuros conllevan más riesgos.

Diagnóstico

La gravedad de estos síntomas depende, claro, del tipo de drogas que la mujer embarazada haya consumido, la cantidad, el periodo de tiempo por el que las tomó y el tiempo que el bebé se vio afectado por este consumo.

“El síndrome de abstinencia en bebés genera alteraciones psicológicas, psicosociales y clínicas”

Para detectar el síndrome de abstinencia en bebés se deberá consultar a la madre acerca de los factores antes mencionados. Lógico, es necesario que ella sea totalmente honesta al responder para encarar el problema de modo correcto.

Además, se pueden realizar pruebas de orina en la madre, evaluar los síntomas de acuerdo a la escala de Finnegan (un sistema de puntuación que se utiliza para las SAN que otorga puntos de acuerdo a la gravedad del paciente para determinar su tratamiento) y un examen toxicológico de orina y de las primeras deposiciones del bebé.

Tratamiento

Con el tratamiento ocurre algo parecido. Va a depender en gran medida del tipo y la cantidad de drogas que consumió la madre y a las que el bebé estuvo expuesto.

En la primera semana, los médicos llevarán un seguimiento del estado de salud del bebé, analizarán cómo duerme, si se alimenta bien, si su organismo trabaja de manera eficiente y si se observa algún síntoma de abstinencia. También evaluarán su aumento de peso y crecimiento, así como su densidad muscular.

Los métodos más simples para calmar a un bebé con abstinencia consisten en, justamente, rodearlo de una atmósfera tranquila, mecerlo suavamente y hablarle al oído.

En un segundo paso, se puede recetar una droga similar a la consumida por la madre durante el embarazo y disminuir la dosis poco a poco, para provocar el desacostumbramiento. Esto, de todos modos, no es necesario en el 50% de los bebés que padecen este trastorno.

Si los síntomas revisten cierta gravedad, se recetan otras drogas como fenobarbital o clonidina y se hace un tratamiento más extenso y progresivo.

En cuanto a la alimentación, tema sumamente delicado a esta edad, se provee al bebé de alimentos con mayor contenido calórico, para compensar la falta de nutrientes.

El parto eutócico es aquel en el que no se presentan complicaciones.

Números alarmantes sobre el síndrome de abstinencia en bebés

El 66% de los hijos de las mujeres que consumieron drogas, alcohol o tabaco durante gran parte del embarazo o en su último tramo presentan síntomas del síndrome de abstinencia en bebés.

Además, estudios como el realizado por especialistas de la Facultad de Enfermería, Fisioterapia y Podología de la Universidad de Sevilla, España, afirman que en España se ha encontrado un preocupante aumento de la drogadicción en la sociedad actual que no excluye a la mujer embarazada, con una prevalencia de casi un 3% en gestantes que consumen drogas ilegales.

En el Reino Unido, se estima que el 5-10% de los partos han sido de mujeres que han consumido drogas. Asimismo, en Canadá, el abuso de drogas durante el embarazo aumentó del 8,4% al 17,2% hasta 2010. En Estados Unidos, los números son igual de alarmantes: el porcentaje era superior al 7,4% hasta 2010 en mujeres de 25 años.

“En España, el 3% de las mujeres gestantes consumen drogas ilegales”

Prevención

Aunque parezca una obviedad remarcarlo, el síndrome de abstinencia en bebés se evita únicamente mediante la detención del uso de drogas por parte de la madre.

Es fundamental concretar una campaña de concienciación efectiva para que las mujeres (sobre todo las embarazadas) conozcan los perjuicios que esta práctica puede causar en su fertilidad y en el organismo de su futuro bebé.

Te puede gustar