Formas de estimular el sentido del oído del bebé

Francisco María García · 23 noviembre, 2017
El sentido del oído en los bebés es el más desarrollado. Para estimularlo, existen diferentes técnicas que los padres pueden poner en práctica a diario. 

La comunicación es la principal herramienta que poseemos como individuos pertenecientes de una sociedad. Y más para quienes abren sus ojos al mundo. Por tal motivo, es de fundamental importancia estimular el sentido del oído del bebé.

Este sentido nos permite percibir los sonidos que se encuentran en el exterior. A diferencia de la vista, se puede recibir información y mantenernos conectados independientemente del esfuerzo que hagamos.

El oído en los bebés

En los recién nacidos, este es el sentido más desarrollado. Y desde que se encuentran en el feto son capaces de percibir los sonidos y absorber información. Posteriormente, al nacer, responden a los sonidos con leves movimientos de cabeza y ojos hacia el origen de los mismos.

Por tal motivo, desde el principio, el bebé prestará más atención a los sonidos que perciba del mundo exterior. Y sobre todo a aquellos sonidos que le son familiares, como por ejemplo, el sonido de la voz de la madre. Así mismo, es probable que los bebés se sorprendan por tonos de voz altos y sorpresivos.

Es importante que la madre hable constantemente a su bebé para que este pueda aprender a comunicarse.

Formas de estimular el sentido del oído del bebé

Ahora bien, el vínculo principal para la comunicación con el bebé se logra al estimular el sentido del oído del bebé. Para ello es esencial que los padres hablen constantemente a sus hijos.

Existen diferentes formas de estimular el sentido del oído en el bebé. Siempre con la finalidad de que estos empiecen a conocer el mundo y las peculiaridades que matizan las emociones cotidianas.

Música clásica durante el embarazo

La música tiene efectos positivos para todas las edades. También para los más pequeños. Entre sus beneficios está lograr un estado de tranquilidad y relajación en el bebé, que no es más que la exteriorización de sus emociones en equilibrio con la realidad. Por eso, el escuchar este tipo de música es de gran importancia para reducir la tensión que se pueda producir en los bebés, siendo de gran ayuda a la hora de dormir.

“El vínculo principal para la comunicación con el recién nacido se logra al estimular el sentido del oído del bebé”

Hablarles claramente y con lentitud

Se debe hablar pausadamente, usando una pronunciación clara. Con ello el bebé se familiariza con las voces y le sirve para adquirir la capacidad de lenguaje.

Leer

El bebé se fascina por el sonido de las voces, incluso aunque no comprenda lo que se le dice. Sin embargo, se le pueden comenzar a leer historias, cuentos o rimas en voz alta, simplemente escuchar esto lo dejará absorto. Y mejor todavía si se hace con un tono alegre al leer, sereno y atractivo.

Leer un cuento es una de las formas de estimular el sentido del oído del bebé.

Hacer sonidos con objetos

Para mayor compresión de las palabras, se le puede ir indicando los nombres de los diferentes objetos a medida que se realiza un paseo. Bien sea en un recorrido en el hogar o en algún sitio en específico de su agrado. Se trata de una acción muy útil para estimular el sentido del oído del bebé.

Un buen ejemplo está en usar un reloj y expresar sonidos onomatopéyicos como “tic-tac”. O en el caso de una mascota, gato o perro “miau” o “guau”. Estimulando no solo el sentido del oído, sino también el del pensamiento abstracto del bebé.

Una vez identificado el sonido con el objeto que se le ha mostrado, él podrá identificar el sonido del objeto presentado. Posteriormente, buscará el objeto con la vista al escuchar dicho sonido sin necesidad de tenerlo en frente. El objetivo se habrá conseguido y ya lo tendrá identificado.

 

Balbucear y hacer muecas

El hablarle al bebé, hacer muecas y gestos bastante exagerados posibilita que pueda relacionar más rápidamente el significante con el significado. Esto aumenta si se realizan cambios de tono en la voz.

Muchas de estas maneras de estimular el oído del bebé favorecen que el niño pueda trabajar y desarrollar otro sentido simultáneamente. Se trata de actividades multisensoriales que ofrecen información del entorno.

Es importante considerar que todas estas actividades también permiten detectar anomalías en los bebés. Esto es de gran importancia, ya que tratar los defectos o problemas de audición a temprana edad aumentará las posibilidades de corrección de los mismos.