¿Qué es el síndrome de banda amniótica?

Amanda · 9 julio, 2017

El síndrome de banda amniótica está relacionado con una serie de defectos de nacimiento. Sucede cuando alguna parte del cuerpo del feto se enreda por una fibra que restringe su desarrollo. Por causa de este síndrome se ven afectados principalmente dedos, piernas y brazos.

Los defectos ocasionados por este problema son diversos, puesto que depende de la parte del cuerpo afectada. También puede ser causa de muerte fetal, en el caso de que la banda se enrede en zonas más delicadas. Por ejemplo, puede provocar pérdidas si se restringe el flujo de sangre en el cordón umbilical.

Se trata de un padecimiento que ocurre por simple azar. No existe algún riesgo genético o amenaza por causa precisa. Por lo tanto, no se ha establecido relación con la actividad de la embarazada. Tampoco se conecta con embarazos previos o posteriores. Es decir, que ocurra en este bebé no implica que vaya a repetirse; igualmente, que no haya ocurrido antes, no nos deja exentos.

Desarrollo del síndrome de banda amniótica

banda amniótica 3

Los especialistas consideran que este trastorno comienza a desarrollarse aproximadamente en los primeros 28 días tras la concepción. Sin embargo, puede presentarse hasta 18 semanas más tarde. Se cree que cuando aparece en un estimado de 45 días, las consecuencias pueden ser catastróficas.

Mientras más pequeño sea el feto, mayores probabilidades tiene de que la banda amniótica afecte órganos vitales. Es decir, pueden producirse defectos en el cráneo u órganos más importantes. En lo adelante, los defectos podrían ser más limitados, pues el feto es un tanto más resistente.

Algunos estudios relacionaron la aparición del síndrome, con la realización de la amnioscentesis. No obstante, más adelante se descubrió que este tipo de lesiones pueden ocurrir sin la realización de este procedimiento.

En algunos casos, el trastorno no fue diagnosticado en ultrasonidos realizados a las 21 semanas de embarazo. Al respecto, los especialistas aseguran que es difícil determinar la presencia del síndrome de banda amniótica antes del nacimiento.

Diagnóstico

En ciertas ocasiones es sencillo detectar la disrupción en cualquier ultrasonido. Como hemos dicho, puede aparecer en distintas etapas del embarazo, por lo tanto, es posible que se diagnostique en chequeos rutinarios. Se tiene entendido que la mayoría de los niños que desarrollan este problema, nacen sin complicaciones.

La mayor parte de los embarazos donde se produce una afección por banda amniótica, llegan a término de manera normal. Aun cuando se haya diagnosticado el problema, quizá no se produzcan otras afecciones.

El principal inconveniente con el diagnóstico del síndrome de banda amniótica es que no es fácil de distinguir en una ecografía. Las bandas son muy finas, por lo tanto en las primeras 12 semanas no son fáciles de divisar. Luego de este tiempo, el médico puede comenzar a sospechar cuando en los exámenes se observar el daño causado.

En ocasiones no es suficiente un ultrasonido para detectarlo. Por lo tanto, ante la sospecha de daño, el especialista puede indicar la realización de una resonancia magnética. También se puede confirmar mediante la ejecución de un estudio Doppler. Sin embargo, a veces no se determina el problema sino hasta el nacimiento.

banda amniótica 2

Efectos del síndrome de banda amniótica

Los efectos pueden medirse de acuerdo a la parte del cuerpo afectada. Las partes más comunes que sufren esta afección son los dedos, brazos, manos o piernas. En tal caso, el enredo de esta banda en los miembros, puede causar que se deforme el área o incluso la amputación total.

Puede ser causa de paladar hendido o labio leporino cuando la banda cruza la cara. Además, es la principal causa de nacimientos con pie equinovaro. Por la acción de este síndrome, ocurren los defectos de nacimiento relacionados a malformaciones discapacitantes o desfigurantes.

Los especialistas afirman que todos los casos son diferentes, porque la localización de la afección es fortuita. Además, la severidad del daño depende de factores relacionados al tiempo de embarazo, y la colocación de la constricción.

Algunos casos más recurrentes son los siguientes:

  • Daño leve a causa de la aparición de pliegues simples que no impiden el funcionamiento del órgano
  • Surcos profundos que requieren cirugía porque bloquean la circulación
  • Constricción de extremidades en distintas alturas. Afectan con mayor severidad cuando constriñen los dedos, evitando su desarrollo normal
  • Amputación congénita, que se produce por la insuficiencia de sangre en la extremidad amputada. Cuando el niño nace, ha perdido alguna parte del cuerpo durante su formación
  • Fusión de partes lesionadas, especialmente dando como resultado trastornos como la sindactilia, que es la presencia de menos dedos
  • Distrofia de las uñas
  • Subdesarrollo de uno de los miembros, dando lugar a discrepancia en el largo
  • Contractura de las articulaciones por presión de la banda en el nervio
  • Encefalocele
  • Acrania, que es la falta de desarrollo de los huesos del cráneo
  • Anencefalia, ocurre cuando no se desarrolla el cerebro
  • Luxación de caderas
  • Formación de articulaciones falsas, también conocido como pseudoartrosis.