¿Qué significa el sangrado en el primer trimestre de embarazo? - Eres Mamá

¿Qué significa el sangrado en el primer trimestre de embarazo?

En el sangrado vaginal en cualquier etapa del embarazo es preocupante. Siempre es considerada una causa para acudir a consulta médica. En ocasiones se trata de problemas menores, pero otras veces pueden ser motivos más graves.

Muchas mujeres experimentan esta situación en los primeros meses de gestación. Como es de suponerse, es un síntoma alarmante; por lo tanto, es importante que sepamos reconocerlo. Para conocer mejor si es causa de preocupación o no, a continuación te contamos lo que significan.

Lo primero que debemos observar es la cantidad de sangre, así como su color. También es preciso prestar atención a la posible aparición de otros síntomas. Por ejemplo, si además del sangrado, hay dolor abdominal u otros síntomas desconocidos. Asimismo, es  importante saber interpretar las molestias, a veces nos han advertido que esto puede suceder por alguna causa en particular.

¿A qué se debe el sangrado en el embarazo?

Pese a que en ocasiones el sangrado durante el primer trimestre puede ser un síntoma menor, siempre es necesario acudir al especialista.

Es muy recomendable que el médico pueda verificar el estado del embarazo y controlar su evolución. La hemorragia leve o grave puede tener diferentes significados, por ejemplo, los siguientes.

El embrión se está implantando

Este sangrado suele ocurrir entre las primeras cuatro y seis semanas de gestación. Se produce de manera natural cuando el óvulo fecundado trata de implantarse en la pared del útero. En ocasiones esta implantación roza el tejido provocando un sangrado leve.

En la mayoría de los casos, para este entonces no sabemos que estamos embarazadas. Por tal motivo, podemos confundir este sangrado con la menstruación. Se trata de una hemorragia leve, de un color rosáceo o marrón. Algunas veces viene acompañado de un ligero dolor abdominal.

Se ha producido un embarazo ectópico

El embarazo ectópico es aquel que ocurre cuando el embrión se implanta fuera del útero. En este caso, pueden producirse pérdidas de sangre acompañadas de fuerte dolor abdominal. Generalmente, este tipo de implantación fallida se localiza en la trompa y casi nunca el embarazo prospera.

Pese a la complejidad de la situación, el sangrado es ligero y el color es más bien oscuro. Sin embargo, cuando el proceso provoca el rompimiento de la trompa, las pérdidas vaginales pueden ser abundantes. El dolor puede ser muy intenso en la parte baja del abdomen, también en hombros y zona lumbar. Puede haber sangrado abundante, días antes de que aparezca el dolor.

Aparición de hematoma uterino

El hematoma uterino es la acumulación de sangre en algún tejido uterino. Es algo común en las primeras semanas de gestación, lo cual puede provocar sangrado cuando se rompe. Cuando esto ocurre, las pérdidas de sangre son abundantes, pero no suelen provocar dolor. Este tipo de padecimiento se elimina con reposo.

Aborto espontáneo

Un aborto espontáneo puede producir fuertes hemorragias y dolor abdominal. Ante estos síntomas es muy necesario un chequeo médico, el cual controle una posible apertura en el cuello uterino. Una vez que se garantice que el feto se encuentra bien, seguro te indican reposo hasta que desparezca el sangrado.

Pese a lo trágico del desenlace, el aborto espontáneo es una complicación muy frecuente en el embarazo. Al menos la mitad de las fecundaciones terminan en abortos, al punto de que pueden suceder sin que lo sepamos. Las causas son variadas, y en ocasiones surgen de la combinación de varios factores.

Desarrollo de embarazo molar

Aunque es poco frecuente, el embarazo molar puede ser la causa del sangrado durante el primer trimestre de embarazo. Las pérdidas vaginales pueden ser intermitentes y ligeras, pero también puede ocurrir una abundante hemorragia. Otros síntomas son el crecimiento del abdomen, aun cuando el proceso tenga pocas semanas.

Se produce por una fecundación anormal, dando lugar al crecimiento del útero en una manera deforme. Ningún embarazo molar llega a término, por lo tanto, ocurre el aborto que da lugar a una hemorragia distinta. Por lo general los síntomas de este embarazo no provocan dolor.

Otras causas

  • Cambios hormonales generan sangrado en el momento del ciclo en que corresponde la menstruación
  • Ciertas infecciones vaginales también pueden dar lugar al sangrado, por ejemplo, candidiasis o infecciones de transmisión sexual
  • Rozaduras causadas por una prueba médica o por tener relaciones sexuales, también pueden provocar sangrado. Esto debido al aumento de riego sanguíneo en la zona del cuello uterino.