Sharenting: exposición excesiva de tus hijos en las redes sociales

La sobre exposición que los padres de hoy en día hacen de sus hijos en las redes sociales recibe el nombre de sharenting. Aunque no siempre ocurra, no debemos pasar por alto los peligros que entraña el uso de Internet y las redes sociales.

¿Te gusta colgar imágenes de tus hijos en tus redes sociales? ¿Sabes quién las ve o para qué se pueden usar esas fotografías? Si no estás al tanto de lo que es el sharenting, sigue leyendo.

Se denomina sharenting a la sobre exposición que los padres de hoy en día hacen de sus hijos en las redes sociales. Al compartir toda nuestra vida a través de estos nuevos medios, es casi obligatorio mostrar a los demás a nuestros hijos.

¿Dónde está el problema? Los menores de edad están protegidos por la ley y exponerlos en exceso en las redes puede traerles problemas. No sabemos quién ve esas imágenes, para qué se pueden usar o hasta qué punto ponemos en peligro la vida de unos niños que no han pedido ser expuestos.

¿Qué es el sharenting?

A principios de los 2000, con el auge de las redes sociales para conectarnos con todo el mundo prácticamente en tiempo real, comenzó a popularizarse el vocablo.

Este término aúna dos palabras anglosajonas:

  • Share, que significa ‘compartir’.
  • Parenting, que significa ‘paternidad’.

El contar el día a día de los más pequeños de la casa se ha convertido en algo que consideramos normal. Siempre se han enseñado imágenes de los niños a familia y amigos. Sin embargo, la realidad de las redes sociales ha modificado este hábito. Ahora publicar en los muros de facebook, instagram o twitter hace que que amigos, conocidos, amigos de conocidos, o todo el mundo pueda disfrutar de nuestros hijos. Esta la realidad a la que nos enfrentamos.

El sharenting puede perjudicar a nuestros hijos.

Consecuencias del sharenting

Ante todo, no hay que caer en el alarmismo. Ni todos los niños están en peligro, ni te pueden prohibir que cuelgues fotografías de tus pequeños.

Con todo, es cierto que los peligros en las redes existen, y los menores de edad no están suficientemente formados para afrontar las consecuencias de exponerse ante un mundo entero de espectadores de todas las clases. Los casos de acoso escolar o sexual a menores crecen día a día y esto debería ser materia de preocupación para los padres.

“No podemos pretender educar a nuestros hijos en el miedo al uso de las redes cuando hemos sido los primeros en mostrar el día a día de los mismos cuando no eran conscientes de ello”

Estas son algunas de las consecuencias que, a corto y a largo plazo, puede tener el sharenting.

  • Exposición de tus hijos a personas con intenciones no tan buenas como las de un familiar o amigo de la familia. Lamentablemente estas personas existen y es mejor evitar que nuestros hijos se conviertan en su centro de atención.
  • Tus hijos crecerán y, probablemente, sientan vergüenza de algunas fotografías que se hayan publicado de ellos sin su consentimiento. A nadie le gusta que el mundo entero haya visto ciertas situaciones de ti que puedan resultarte bochornosas.
  • La enseñanza que das a tus hijos sobre el uso de las redes sociales tal vez no sea la adecuada. Plantéate qué van a aprender si se les muestra desde la infancia un modelo de sobre exposición.
La sobre exposición de nuestros hijos puede ser dañina.

Consejos contra el sharenting

Aquí van algunos consejos para evitar enviar demasiada información por las redes sociales.

  • Trata de no dar información sobre las rutinas de tus hijos. No publiques datos sobre dónde vivís o dónde realizan sus actividades extraescolares.
  • No les tomes fotografías desnudos o con poca ropa. Aunque parezca lógico, las fotografías en la playa o la piscina muestran a nuestros hijos en bañador, y no podemos saber para qué las usarán otras personas.
  • Sácales fotografías con ropa de calle. Si ponemos imágenes de nuestros hijos con los uniformes de su colegio, será más fácil identificar el centro al que acuden.
  • No facilites números de matrícula, la dirección de tu casa, o cualquier otro dato que pueda ser personal sobre tu familia.

Es difícil pensar que pueda pasar algo, pero no está de más tomar algunas precauciones para poder seguir disfrutando de las redes sociales con responsabilidad. Recuerda que, ante la duda, es mejor prevenir que sobre exponerse.

Categorías: ¿Qué deberías saber? Etiquetas:
Te puede gustar