Hijos en redes sociales: ¿Cuáles son los peligros?

Marcela 7 octubre, 2015

La gran mayoría de los padres de hoy en día ignoramos o no queremos ver el peligro de publicar fotos de nuestros hijos en redes sociales. Aunque estemos movidos por las razones más distintas, tales como las que te contamos a continuación.

  • Querer enseñar las últimas hazañas de los pequeños, principalmente a los que están lejos
  • Exhibir que formamos parte de una determinada casta social que consume determinados bienes
  • Enseñar que nuestros hijos son fuertes y se recuperan de nacimientos prematuros, golpes, operaciones…

Sin embargo, el peligro es el mismo para todos.

Además, sea cual sea la razón, en realidad, cuando utilizamos imágenes, nos presentamos a través de nuestra imaginación y esperamos una retroalimentación que nos alimente el ego.

Cuando enviamos una imagen al mundo, sin un destinatario específico, estamos pendientes de los  comentarios desde los rincones más lejanos y desconocidos.

¿Cuáles son los peligros reales de publicar fotos de nuestros hijos en redes sociales?

shutterstock_266430095

Hay innumerables peligros identificados, muchos de los cuales son ampliamente conocidos. Aquí citamos algunos de ellos:

  • Morphing: hacer montaje con las fotos de nuestros hijos en situaciones pornográficas.
  • La exposición de una imagen que no sabemos dónde irá a parar si acaso no hemos limitado la privacidad de la foto (lo que es bastante aconsejable).
  • Cyberbullying se trata de que alguien utilice su imagen para acosarte y más, un listado de acciones que uno puede imaginar salidas de una mente criminal.

Estas acciones van más allá de nuestro control y nos deja vulnerables a nosotros y a nuestra familia.

Aunque sea cierto que la gran cantidad de personas es fan de esta práctica y puede que no les pase nada, tenemos que estar de acuerdo en que es un riesgo completamente innecesario.

Otra cuestión es que desde el punto de vista que ocupamos los padres hacia nuestros hijos, podríamos plantearnos hacernos la siguiente pregunta: ¿Estoy tratando a mi hijo con respeto publicando sus fotos sin su consentimiento? 

Recordemos que nuestros hijos, además de sujetos de derecho, son personas que merecen que su privacidad sea respetada. Como ellos no pueden decidir debido a que son demasiado pequeños, no nos queda otra que esperar a que crezcan y decidan por ellos mismos.

Una cuestión de valores 

Otra pregunta que podríamos plantearnos al publicar fotos de nuestros hijos en las redes sociales sería ¿qué valores estoy transmitiendo a mis hijos cuando publico imágenes de nuestra familia?

Sabemos que las redes sociales se han vuelto el “espejo del pasillo”. Todo lo que se hace, de repente se torna material de publicación. Uno puede preguntarse: ¿Pero quién se va a interesar por lo que comí yo ayer o si estoy en el ascensor o donde sea?

Lo que se percibe es que las personas están muy necesitadas de hablar de sí mismo y de conectarse con otras. El montaje de la vida moderna nos ha atomizado bastante. Hemos perdido tiempo de convivencia, parece que la vida se ha vuelto una especie de “gold rush”Como unos de los mayores bienes de nuestra actual sociedad es el bien de consumo, hay que perseguir el dinero para poder cumplir con este ideal.

shutterstock_101917696

Incluso se publica también en las redes sociales la aquisición de estos bienes como una manera de cumplir con ciertos requisitos y así ser reconocido como parte de un determinado grupo social: se suben fotos de los viajes en familia, los restaurantes que se frecuentan, la comida que se come…

Puede que estemos transmitiendo a nuestros hijos exactamente estos valores de la sociedad de consumo, cuando publicamos fotos de ellos en determinados portales, o viajando con nosotros, o aún todo lo que les han traído los reyes.

Otra manera de utilizar las redes

Hay quienes utilizan las redes sociales de manera productiva: para difundir su trabajo, un ideal, un partido político, además compartir con amigos prensa/blogs interesantes.

Esta es una forma de dar un ejemplo positivo del uso de las redes socials a los hijos, no tan superficial y  peligrosa como la otra. Esto no tiene por qué incluir fotos.

Así que, ya conscientes de los riesgos que conlleva publicar fotos exponiendo a la familia en las redes sociales, cada familia es libre para tomar su decisión.

Hay muchas maneras de utilizar las redes sociales de forma productiva, para uno mismo y para la sociedad. Si uno insiste en publicar su intimidad, al menos que tenga en cuenta que hay que limitar la privacidad para evitar todos estos peligros.

 

 

 

 

Te puede gustar