Señales de que tu hijo adolescente consume droga

Óscar Dorado · 3 septiembre, 2018
La adolescencia es una de las etapas más complicadas para los jóvenes. De hecho, muchos de ellos empiezan a probar el tabaco, el alcohol o las drogas. ¿Conoces las señales que demuestran que tu hijo adolescente consume droga?

Los hijos son una preocupación constante para los padres y, sobre todo, generan preocupación en la adolescencia, ya que es una etapa en la que los jóvenes experimentan en muchos aspectos de su vida. Uno de los que más preocupa a los adultos es el de las adicciones. Por ello, en este artículo vamos a repasar aquellas señales de que tu hijo adolescente consume droga.

Ciertamente, existen muchos tipos de droga, con lo cual no siempre es sencillo conocer cómo puedes identificar que tu hijo adolescente consume droga.

Ya sea que tu hijo haya iniciado sus primeras experiencias con el cannabis, la cocaína o con las drogas de diseño, es bueno que detectes aquellas señales que te indiquen que algo no está bien. Repasamos, a continuación, cuáles son las pistas más evidentes.

¿Cómo puedes saber si tu hijo adolescente consume droga?

1. Cambio de comportamiento

En primer lugar, el cambio de comportamiento es la señal más evidente de que algo está pasando. En este sentido, es posible que tu hijo se relacione cada vez menos con la familia y que esto se deba a que está empezando a consumir droga.

De hecho, el uso de drogas propicia que los adolescentes tengan cada vez menos comunicación con los padres, que sufran cambios bruscos de carácter o que descuiden incluso su aspecto físico. Por ello, si observas estas conductas, es bueno que trates de averiguar qué sucede para conocer si se debe a que ha incorporado algún mal hábito en su vida.

La conducta puede ser una señal de que tu hijo adolescente consume drogas.

2. Atenta a los ojos

Además de la conducta, los ojos son una de las mejores referencias que puedes tener para saber si tu hijo adolescente consume droga. Por ejemplo, debes saber que si fuma cannabis o bebe alcohol, es posible que tenga los ojos mucho más rojos de lo habitual. En cambio, si ha consumido cocaína, lo más normal es que tenga las pupilas dilatadas.

Del mismo modo, es posible que observes que tu hijo evita los cruces de miradas contigo. Indudablemente, esto significa que está escondiendo algo, como puede ser la sensación de estar haciendo algo prohibido. Por lo tanto, no olvides prestar atención a los ojos, ya que son el verdadero espejo del alma.

“Las relaciones fuertes y abiertas entre padres e hijos ayudan a reducir la probabilidad de que los adolescentes consuman droga”

3. Depresión

Si encuentras que tu hijo tiene constantes episodios de depresión, es muy importante que te detengas en encontrar cuál es el origen. Es cierto que durante la adolescencia los jóvenes sufren muchos cambios y algunas situaciones pueden provocar malestar o incluso episodios de tristeza y depresión.

Sin embargo, si estos episodios de depresión son muy duraderos y de extrema intensidad o, por el contrario, el joven combina episodios de tristeza y felicidad, es posible que tu hijo adolescente consuma droga.

Debes tener en cuenta que el consumo de drogas afecta al sistema nervioso y tiene incidencia directa sobre el estado de ánimo de las personas. Esto provoca la experimentación de nuevas sensaciones o la modificación del comportamiento del adolescente.

4. Gasta más dinero de lo habitual

En último lugar, uno de los indicativos más claros de que tu hijo adolescente consume droga es que, de manera repentina, empieza a gastar más dinero de lo habitual o que siempre necesita llevar algo de dinero consigo.

Realmente, esto puede indicar que ha adoptado nuevos hábitos. Sin embargo, recuerda que este hecho no siempre corrobora tus suposiciones, ya que puede ser que gaste más dinero de lo habitual porque ha empezado una relación de pareja y sus planes y actividades han cambiado.

Se debe evaluar la madurez de los jóvenes para administrar su paga semanal.

Ciertamente, una buena manera de indagar es preguntarle a tu hijo qué hace con el dinero y cómo es posible que desaparezca tan rápido. Una conversación abierta y sincera pueda darte las pistas que necesitas sobre cómo tu hijo ha empezado a gastar más dinero que hace un tiempo atrás.

Finalmente, recuerda que las relaciones fuertes y abiertas entre padres e hijos ayudan a reducir la probabilidad de que los adolescentes consuman droga. Lo importante, en estos casos, es evitar que tu hijo adolescente se encuentre en situaciones de riesgo y que puedas mantener una comunicación sincera sobre el papel que pueden tener las drogas en la adolescencia.

Te recomendamos comenzar a mantener una comunicación directa antes de que consideres que puede llegar a probar ningún tipo de sustancia. De este modo, podrás alejarlo de este flagelo tan nocivo desde el principio.