Secretos para madres cansadas: tus uñas siempre a punto

Óscar Dorado · 1 enero, 2019
Si quieres tener unas uñas siempre a punto, sigue los consejos que te presentamos en este artículo.

Ser madre conlleva muchas responsabilidades y obligaciones, hasta el punto de que no siempre se cuidan las uñas. Por este motivo, en el siguiente artículo te enseñaremos cómo tenerlas siempre arregladas y sanas.

Al igual que quieres que tu cabello y tu piel estén sanos, el cuidado las uñas es una parte crucial de una apariencia limpia. Tanto la textura como la forma y la longitud hablan mucho sobre tu salud, higiene básica y sentido del estilo. El cuidado de las uñas es importante, no lo ignores.

Sin embargo, tener tus uñas siempre arregladas no siempre es posible debido al estrés que provoca, entre otras cosas, la conciliación de la vida personal y profesional. En cualquier caso, es posible tener unas uñas arregladas si se llevan a cabo estos simples consejos y mantienes la constancia.

Los mejores tips para tener tus uñas siempre arregladas

Afortunadamente, hay muchas cosas que puedes hacer para fortalecer tus uñas, mejorarlas y tener siempre las uñas arregladas. Sigue estos tips para conseguirlo:

1. Controla la alimentación

Lo primero que debes hacer es asegurarte de llevar una dieta saludable y variada, así como de tomar un multivitamínico con minerales si estás falta de ello. Si tu alimentación es deficiente en vitaminas y minerales puede afectar también a las uñas.

2. Mantén una buena hidratación

En segundo lugar te recomendamos tomar suficiente agua, es esencial para la salud de las uñas. Sin la humedad adecuada, pueden quebrarse, romperse y pelarse fácilmente. Si tus manos están frecuentemente en el agua pueden causar que los lechos de las uñas la absorban, expandiéndose en el proceso, y luego se contraen a medida que la humedad se evapora.

hidratacion-uñas

3. Ten cuidado con algunos productos

Debes saber que muchos esmaltes de uñas o tratamientos contienen productos químicos agresivos que pueden debilitarlas. El removedor de esmalte que contiene acetona debe evitarse ya que puede dañar las uñas secando la piel y las cutículas.

4. Minimiza la exposición al agua

Demasiado remojo en agua puede hacer que sus uñas se debiliten y se vuelvan quebradizas. Además, favorece la aparición de hongos. Por supuesto, es imposible que siempre evites sumergir tus manos, pero es algo que debes tener en cuenta.

5. Las uñas siempre deben estar limpias

Todos los problemas comienzan con gérmenes y bacterias. Por ello, debes asegurarte de que no haya margen para que se reproduzcan. Es importante que te asegures de que las uñas y la piel de alrededor estén completamente libres de suciedad. En este sentido, se recomienda aplicar jabón en un cepillo de dientes y frotar suavemente las uñas y la piel. Esto eliminará la suciedad y exfoliará cualquier piel muerta sin la necesidad de utilizar productos químicos agresivos.

Además, debes asegurarte que tus uñas no crezcan demasiado, ya que esto facilita la acumulación de suciedad debajo de ellas.

secretos-para-madres-cansadas-uñas-siempre-arregladas

6. Desinfecta las herramientas

Toma en consideración que el hecho de desinfectar las herramientas para cortar y cuidar las uñas es igual de importante que limpiar regularmente los pinceles de maquillaje.

7. Prueba un esmalte de uñas orgánico

Si quieres pintarte las uñas hay opciones menos dañinas que los pintadas convencionales. De hecho, hay varios esmaltes de uñas a base de agua en el mercado que no contienen los químicos dañinos del esmalte de uñas tradicional.

Finalmente, recuerda que si bien el mantenimiento y el cuidado de las uñas es importante, a veces es mejor dejar un tiempo para que se recuperen. En cualquier caso, esperamos que gracias a nuestros tips conseguirás que siempre tengan una buena apariencia.