Secretos para madres cansadas: maquíllate en pocos minutos

Mervis Romero · 19 diciembre, 2018
Maquillarte en pocos minutos puede resultar imposible si no has establecido una rutina bien estructurada. Aprende a lucir radiante en pocos pasos y cuidar de tu piel, sin descuidar tu faceta favorita: ser mamá.

Una de las cosas por las que las mujeres se quejan constantemente es la falta de tiempo, un aspecto que se agrava cuando son madres. Sin embargo, verte y sentirte bien no tiene por qué ser algo complejo o para lo que necesites horas de esfuerzo. Puedes maquillarte en pocos minutos, ¿quieres descubrir cómo?

¿Qué necesitas para maquillarte en pocos minutos?

Lo primero que debes hacer para poder maquillarte en pocos minutos es tener todos los utensilios organizados. En un lugar debes tener los de uso frecuente y en otro los de uso especial para fiestas y celebraciones. Esto te ahorrará gran cantidad de tiempo. Según tus necesidades y gustos debes tener en el estuche de uso frecuente lo siguiente:

  • Base de maquillaje o crema con color
  • Corrector de ojeras y líneas de expresión
  • Iluminador
  • Blush o colorete
  • Máscara de pestañas y delineador para ojos: negro o marrón según la intensidad deseada
  • Brillo o labial

Lo ideal de estos productos básicos es resaltar tus atributos y disimular las imperfecciones y signos de cansancio. Asegúrate de que se ajusten a tu tono de piel, que sean de calidad y que ofrezcan un acabado natural.

Mantener la piel hidratada

Pasos para maquillarte en pocos minutos

Una rutina bien establecida puede llevarte a hacerlo de forma perfecta y prácticamente mecánica. Para ello, ten en cuenta los siguientes pasos:

Limpieza e hidratación de la piel

El primer paso para una rutina de belleza es limpiar e hidratar el rostro con productos específicos según el tipo de piel. Para ello, limpia con una espuma o gel e hidrata con lociones según el tipo de cutis (seca, normal, mixta o grasa). Aplica con ligeros toques y deja que se absorban. Además de regenerar la piel cansada le brinda una iluminación natural que sirve de preparación para los pasos siguientes. Antes de terminar con esta preparación y como toque final puedes emplear un tónico.

Disimula las imperfecciones

Con la piel preparada puedes proceder con el maquillaje. Este comienza con la aplicación de la base y corrector para disimular las imperfecciones. Primero corrector y después base o crema. El corrector presenta diversos tonos en función de lo que quieras corregir:

  • Morado/rosa: corrige los tonos verdosos (por ejemplo de moratones)
  • Verde: corrige rojeces
  • Amarillo: neutraliza los tonos morados
  • Azul: corrige manchas amarillentas

Destaca tus atributos

Lo que deseas destacar va a depender de las actividades del día. Para ello, puedes aplicar un poco de rubor en las mejillas con toques rápidos y concisos, sin recargar. Escoge la fórmula que más te guste ya sea en polvo, en gel o en crema. Lo ideal es que sea de buena calidad para que permanezca durante todo el día. Aplícalo en la zona alta del pómulo hasta la sien. Asegúrate de difuminarlo adecuadamente.

Si quieres puedes aplicar también iluminador en la parte alta del pómulo, punta de la nariz, lagrimal y arco de cupido y, por último, contornear un poco el rostro con un bronceador muy natural.

maquillate-en-pocos-minutos

Una mirada de impacto

Dependiendo de las actividades del día puedes optar por aplicar sombras y delineador de forma muy sutil o atreverte con algo más llamativo. Un trazo de color negro o marrón puede convertir una mirada cansada en una impactante. Para culminar, no olvides una capa de máscara de pestañas bien distribuida —evitando que queden apelmazadas— que logren abrir la mirada y hacerte lucir sensual.

No olvides los labios

Para terminar de maquillarte en pocos minutos, aplica un poco de color o brillo a tus labios. Puedes elegir un tono nude, es decir, muy parecido a tu tono de piel, solo que un poco más oscuro.Por el contrario, puedes apostar por las gamas rosas. Si solo deseas dar volumen aplica un poco de gloss, que te ayudará a que los labios luzcan más gruesos, mismo efecto que te otorgará el perfilador junto al labial del mismo tono.

En conclusión, maquillarte en pocos minutos es posible si tienes los productos adecuados y te quitas la pereza de encima. Establece una rutina que incluya limpieza e hidratación y recuerda retirar el maquillaje todas las noches antes de ir a la cama y llevar a cabo un pequeño ritual que servirá como momento personal.