¿Se puede concebir mientras se amamanta?

Tradicionalmente se ha pensado que, en el período de lactancia de la mamá y el bebé, no hay riesgos de que la mujer pueda quedarse embarazada. En la realidad, son pocas las posibilidades de que ello ocurra, pero no está totalmente descartado. ¿Qué factores hay que tener en cuenta?

Muchas mujeres tienen esta duda. La mayoría piensa que no es posible concebir mientras se amamanta, debido a la ausencia de menstruación durante estos meses. Resulta un hecho muy común que se confíen de esta situación y queden embarazadas, sin haberlo planificado.

La realidad es que, aunque se trata de una posibilidad difícil, sí es posible concebir durante la etapa de lactancia. Amamantar puede ser un método anticonceptivo, pero las condiciones para que sea efectivo son muchas y difíciles de cumplir.

A continuación, veremos algunos detalles para entender mejor la fertilidad de las mujeres durante este período y evitar un embarazo no deseado.

¿Qué pasa en el cuerpo de una mujer durante la lactancia?

Cuando una mujer acaba de ser madre, generalmente tarda entre tres y ocho meses en volver a tener su menstruación de forma regular; la causa de este tiempo es principalmente por efecto de la lactancia. Esto todavía es más notorio cuando el recién nacido se alimenta exclusivamente de leche materna.

¿Se puede concebir mientras se amamanta?

Pero ¿cómo afecta la lactancia al ciclo menstrual de la mujer? Existe una relación directa entre la succión del bebé y la ausencia de ovulación; la razón de ello son los cambios hormonales que produce esta succión, y que evitan que se produzca la ovulación.

Sin ovulación, no hay menstruación ni posibilidad de embarazo. Normalmente, poco a poco, el cuerpo de la mujer vuelve a la normalidad, la menstruación se regulariza y con ello la posibilidad de concebir. Sin embargo y pese a esta evidencia médica, el proceso es complejo y distinto en cada mujer.

Algunas mujeres pueden empezar a ovular antes de volver a tener su período; ello quiere decir que pueden volver a ovular en cualquier momento y no saberlo. En ese caso, el riesgo de concebir mientras se amamanta será muy alto.

Sí es posible concebir mientras se amamanta. No obstante, cada mujer es distinta.

La lactancia como método anticonceptivo

El efecto anticonceptivo de la lactancia ha sido denominado MELA: Método de la Lactancia y Amenorrea. Aunque tiene una efectividad del 99 %, se deben cumplir rigurosamente algunos requisitos.

El primero de ellos es que la mujer aún no haya tenido su período, y que hayan transcurrido menos de seis meses desde el parto. También es necesario que el recién nacido se alimente solo de leche materna; y que lo haga a menudo, por el día y la noche. El tiempo entre tomas no debe exceder las cuatro horas durante el día y seis horas durante la noche.

Además, no se debe utilizar fórmula para la alimentación del bebé, ni complementarla con algún alimento sólido. Extraerse la leche en lugar de amamantar también reducirá la efectividad de este método.

Si se cumplen todas estas condiciones, al pie de la letra, será muy poco probable que una mujer pueda concebir mientras se amamanta. Sin embargo, si alguna de ellas no ocurre al cien por cien, el riesgo de un embarazo no deseado aumenta considerablemente.

¿Se puede concebir mientras se amamanta?

Sí, es posible concebir mientras se amamanta

A pesar de que la lactancia puede ser utilizada como método anticonceptivo, las condiciones para que sea seguro son muchas y no siempre fáciles de cumplir. Una mujer sí puede concebir mientras amamanta, por lo que si la pareja no desea ese embarazo es recomendable que recurra a otros métodos anticonceptivos.

Es necesario que la pareja acuda a un ginecólogo que pueda aconsejarle acerca de la mejor opción. La elección del método más adecuado dependerá de muchos factores, como la situación personal de cada mujer y el período particular por el que está atravesando.

El preservativo es sin duda la mejor opción. No tiene ninguna influencia en las hormonas de la madre y por lo tanto no interfiere con la nutrición del bebé. Sin embargo, existen también otras posibilidades si no se desea usar este sistema anticonceptivo.

La mini píldora también es una excelente alternativa; es muy parecida a la clásica píldora anticonceptiva, pero no contiene estrógeno. Esto hace que se la pueda tomar durante el período de lactancia, ya que no afecta a la alimentación del recién nacido.

Otra posibilidad muy segura en cuanto a efectividad y totalmente inofensiva para el bebé es el DIU. Pero los médicos no recomiendan su uso hasta seis semanas después del parto. Una buena opción será combinar este dispositivo pasado ese tiempo, junto con el preservativo durante las primeras semanas.

Categorías: Preconcepción Etiquetas:
Te puede gustar