¿Cómo saber si mi hijo es un niño índigo?

Amanda · 12 diciembre, 2015

Es difícil afirmar si un niño en índigo o no, pues este término no goza de fundamentación científica; se trata de un concepto que partió de una argumentación psíquica que comenzó a producirse a principio de la década de los ochenta. Se cree que esta versión de niños es producto de la evolución intelectual y espiritual, reflejada en patrones de comportamiento diferentes del común hasta ese entonces.


No todos los padres llegan a preguntarse si su hijo es índigo, pues es una idea que no ha sido difundida lo suficiente. Es posible que tengamos un hijo con las características de estos niños, pero aprendemos a lidiar con esto sin que sea un problema mayor; y la verdad, no es una respuesta que se deba conocer obligatoriamente, porque sepamos o no lo que son, hay que criarlos con amor.

En tal sentido, solo quienes de alguna manera han conocido el término, comienzan a preguntarse si en su familia puede haber un niño índigo y es probable que comiencen a relacionarse los rasgos de estos seres, a personas que conocemos e incluso nos lleguemos a identificar con esto. En la actualidad no es tanto que hayan proliferado, sino que más personas llegan a ver índigos donde no los hay.

68d551cb9c46f881543ad63ac0d95821

Cómo saber diferenciar a un niño índigo

De manera que, no todos los niños con rasgos de índigo lo son, muchas veces se trata de semejanzas originadas por la crianza y el ambiente donde se desenvuelven. No obstante, si sospechamos que nuestro hijo podría ser uno de estos, es posible que comparando estos rasgos podamos hallar la respuesta.
Los niños índigos pueden ser:

  • Intuitivos. Este aspecto está relacionado con una estructura cerebral diferente, que le hace percibir ciertas cosas que otros no percibimos, además de estar conscientes de ello.
  • Manifiestan claramente gran seguridad en sí mismos. Por lo general esta característica los distingue en un papel de arrogantes o con cierto aire de superioridad.
  • Tienen una imaginación elevada. Manifiestan alto grado de creatividad en las cosas que hacen, por lo cual los aburren aquellas actividades rutinarias que no dan chance a dejar volar sus fantasías.
9128dda0f16f8d5dbfc5e92a805b66fd

  • A estos niños les cuesta seguir órdenes o tener afinidad con las figuras de autoridad, se les considera independientes en sus actos y decisiones.
  • Poseen una gran inteligencia y tienen habilidades para resolver inconvenientes tecnológicos o cosas que tal vez para los adultos sean incomprensibles.
  • Manifiestan señales características de los niños hiperactivos, como por ejemplo dormir poco, permanecer activos sin descanso y a veces hacen pataletas con un llanto ensordecedor.
  • Por lo general a estos niños no les gusta ir a la escuela, esto viene relacionado con su cualidad de ser independientes, que no son buenos para recibir instrucciones y caer en rutinas.
  • Es probable que les cueste relacionarse con la mayoría de sus compañeros y otros niños, pues llegan a ser tan diferentes que no hay empatía. Se cree que solo dos índigos pueden ser grandes amigos.
  • Resulta muy común que nada parece ser adecuado para ellos, pues son inconformes y caprichosos.
  • Acostumbran a ser muy francos y a pedir explicaciones extensas sobre cualquier tema o con el propósito de entender alguna petición que se les haga.
  • Algunos son rebeldes y solo se esfuerzan por completar aquellas cosas que les interesan.

No existe un test para diagnosticar a un niño índigo, pero no es algo que sea totalmente necesario, pues no se trata de una enfermedad o alguna condición que requiera tratamiento especial. La única complicación que deberían tener los padres, es no saber cómo criarlos o qué trato darles; no obstante, lo principal es ser tolerantes y amorosos con nuestros hijos, sean índigos o no.

 

 

Sin embargo, es muy importante tratar de alimentar su deseo por aprender y fomentar el desarrollo de sus habilidades, pues un trato inadecuado puede frustrarles, porque son muy sensibles y por lo general incomprendidos por sus padres que no comparten sus características emocionales.