Diferencia entre gemelos y mellizos

Amanda · 17 noviembre, 2015

Por lo general los términos gemelos y mellizos se usan como sinónimos, pero a veces nos pica la curiosidad sobre el uso correcto de estos. Coloquialmente llamamos mellizos a cualquier producto de parto doble, aun sin conocer las especificaciones biológicas de este; pero llegó el momento de saber qué tan acertados estamos.

Las estadísticas indican que los nacimientos gemelares son menos comunes de lo que parecen; se puede hablar de uno a veinte entre mil, esto se acerca más a nuestras reacciones cuando vemos a la cigüeña llegar doble.

Aunque en nuestra sociedad no es en sí un fenómeno ver una pareja de mellizos, aún nos causa emoción verlos, casi siempre los señalamos o mostramos entusiasmo por ellos.

Pero los gemelos o mellizos no son cosa rara, más bien son versiones innovadoras de la naturaleza, lo cual es perfectamente posible y sin milagros de por medio. En tal sentido, casi siempre nuestro instinto habla claro en estas cosas y esto nutre la sabiduría popular.

Diferencias entre gemelos y mellizos

Tanto las madres, como los familiares cercanos y un gran número de aficionados son capaces de dar una explicación más o menos formal sobre este tema; si eres de los que piensas o has oído decir que gemelos y mellizos son lo mismo, te cuento que esto no está tan lejos de la realidad.

En tal sentido, para hacer una definición más explícita, es preciso entrar en terminologías genéticas un poco más complicadas, pero para localizar las diferencias entre gemelos y mellizos, se pueden seguir estas cinco claves:

  • Mellizos y gemelos, son gemelos; solo que existen los gemelos monocigóticos o univitelinos y los dicigóticos o bivitelinos.
  • Si los gemelos son niño y niña, es definitivo que se trata de gemelos dicigóticos. Pero algunas veces para saber si univitelinos o bivitelinos, es precisa una prueba de ADN.
  • Los mellizos son gemelos dicigóticos que resultaron de la fecundación de dos óvulos diferentes hecha por dos espermatozoides diferentes.
  • Por su parte, los gemelos monocigóticos son el resultado de la división de un óvulo fecundado de la manera normal por un solo espermatozoide.
  • Para diferenciarlos también se les dice gemelos fraternos (dicigóticos) o gemelos idénticos (monocigóticos).

Aspectos biológicos que caracterizan a los gemelos

Hasta ahora podemos decir que existen dos versiones de gemelos, los idénticos y los fraternos, pero que coloquialmente acostumbramos a llamar a estos últimos: mellizos. No obstante, debido a esta diferenciación biológica, es preciso determinar las variaciones que se producen en el contenido genético de los niños.

Uno de los rasgos que poseen los gemelos univitelinos, es que obligatoriamente el sexo de los bebés y su código genético es igual; lo cual es posible en los gemelos bivitelinos, pero no es forzoso. Los gemelos fraternos pueden llegar a tener distintos tipos de sangre y también pueden ser de sexo diferente.

En cuanto a la apariencia física, salvo por pequeñas variaciones, los gemelos idénticos como lo define su nombre, son iguales. Pero debe quedar claro que los gemelos no tienen el mismo tipo de huella dactilar, esta es una característica individual, incluso en gemelos idénticos.

Los gemelos monocigóticos tienen una tasa de mortalidad más elevada, en parte porque tienen más riesgos de nacer prematuros y porque la convivencia en el saco amniótico colabora con la posibilidad de ahogamiento con el cordón umbilical.

 

Erick y Daniel cumplen 8 años

Factores que inciden en el nacimiento de gemelos y mellizos

Aunque suene extraño, de hecho uno de los factores que tiene mayor incidencia en el nacimiento de múltiples, es de tipo geográfico. Por lo general, las probabilidades de gestación de mellizos dependen de la localización en zonas con altas tasas de partos gemelares.

Podemos contrastar por ejemplo, que cuando en Japón nacen seis de cada mil, en la India nacen más de quince por cada mil.

Sin embargo, el promedio de nacimientos de gemelos idénticos es muy bajo y se mantiene en todo el mundo; se estiman que nacen tres pares entre mil nacimientos.

Otro factor que favorece los embarazos dobles, es la edad de la madre, pues aquellas que superan los treinta años pueden ser más propensas a ser madres de gemelos. También es un requisito cumplido en caso de mujeres que liberan más de un óvulo en cada ciclo menstrual.

Del mismo modo, así como lo hemos escuchado a través de la sabiduría popular, quienes ya han sido madres de gemelos, tienen más probabilidades de volver a serlo en partos posteriores.

Factores externos como la medicación a base de clomifeno y los tratamientos de fertilidad, aumentan en un 10 % las probabilidades de nacimientos de mellizos.