¿Qué ropa debe llevar mi hijo a la guardería? 9 claves

La ropa cómoda es la mejor compañera de juegos. ¡No te pierdas nuestros consejos para elegir las mejores prendas para ir a la guardería!
¿Qué ropa debe llevar mi hijo a la guardería? 9 claves
Samanta Ruiz

Escrito y verificado por la profesora Samanta Ruiz.

Última actualización: 04 marzo, 2022

Cuando tienes que llevar a tu hijo a la guardería o al maternal, una de las preguntas más comunes que te puedes hacer es qué ropa ponerle y qué no te puede faltar en la mochila.

¡No te aflijas! A continuación te vamos a orientar para que tengas todo listo para el gran día.

Claves para elegir la ropa para la guardería

A la hora de elegir las prendas ideales para asistir al jardín, es importante tener en cuenta varios factores: que sean adecuadas, equilibradas y funcionales. Veamos cada uno de ellos en detalle.

1. Prioriza la comodidad antes que la estética

Para los peques es muy importante moverse con libertad y esto les permitirá disfrutar mejor de la jornada. Entonces, elije modelos de camisetas y de pantalones holgados, livianos y que faciliten el cambiado de pañales. Si le pones unos bodies, fíjate que las prendeduras sean sencillas de abrir y cerrar.

Si tu pequeño tiene entre 1 y 3 años, necesita ropa confortable y elástica para poder correr, saltar, treparse y jugar con libertad. Y si ya controla esfínteres, asegúrate de que sea lo suficientemente práctica como para que pueda bajársela y subírsela él mismo cuando vaya al baño.

De acuerdo a lo publicado en la Guía práctica para padres de la Asociación Española de Pediatría:

“El control de esfínteres muchas veces coincide con la época de la guardería, por lo que es importante que el niño aprenda a ir al baño solo de manera simultánea en casa y en la guardería”.

De esta manera, las prendas más recomendables para ir a la guardería son los pantalones con prendedura de velcro o con goma en la cintura y las camisetas transpirables, un poquito holgadas.

Niños jugando en el kindergarten.
La ropa simple, liviana y holgada les permite a los pequeños moverse con libertad y disfrutar al máximo de sus juegos.

2. Opta siempre por ropa de calidad

En la guardería los niños transpiran mucho y si su piel permanece mojada toda la jornada puede irritarse y lastimarse. Y lo que es peor, enfriarse y predisponerlos a coger una gripe.

Por estas razones, es primordial que la ropa que los peques usen sea de calidad y en lo posible, que esté confeccionada con tejidos orgánicos. Estos son transpirables, hipoalergénicos e inofensivos para la delicada piel infantil.

3. Elije ropa lavable y resistente

Es casi seguro que cada día que regresen de la guardería tengas que lavar toda la ropa, así que lo mejor es que busques que los tejidos sean resistentes a los lavados y de secado rápido.

Por otra parte, las telas fuertes cumplen la función adicional de proteger la piel de los codos y de las rodillas ante las caídas y los roces.

4. Coloca una muda de recambio en su bolso

Cuando compres la mochila elije un modelo amplio, ya que es imprescindible llevarle todos los días una muda de recambio. Esto evitará que permanezca mojado o sucio toda la jornada, en caso de sufrir algún percance.

5. Busca un buen calzado

Los modelos de zapatos o de zapatillas más convenientes para los niños son aquellos que no tienen cordones o los que vienen con velcro para ajustar. Esto evita tropezones y caídas.

Además, también se recomienda optar por aquellos confeccionados con telas transpirables y evitar los de plástico o completamente cerrados. Esto previene el desarrollo de patologías relacionadas con un aumento de la humedad del pie, como las infecciones por hongos, las ampollas o las dermatitis.

Un consejo útil es que estrenen el calzado unos días antes de ir a la guardería, para que lo puedan amoldar a sus pies y que el material se ablande un poco.

6. Selecciona las prendas adecuadas a la época del año

Si bien los conjuntos para llevar a la guardería son básicos, según la estación del año en la que te encuentres elegirás telas más frescas o más abrigadas. Esto también impactará sobre los modelos a elegir, ya que a bajas temperaturas será más apropiado optar por camisetas y pantalones largos, mientras que en los meses calurosos serán mejores las mangas cortas y los shorts.

En los meses de frío, también deberán llevar medias, un buzo o sudadera de mangas largas, gorro, bufanda y guantes.

7. Evita los adornos y los complementos

Evita ponerle a tu peque prendas para usar con cinturón, adornos para el cabello o cualquier complemento que no sea estrictamente necesario.

8. Guarda solo la ropa imprescindible en la mochila

La regla principal a la hora de colocar una muda de repuesto es ¡no exagerar! El niño estará tan solo unas horas en la guardería, por lo que bastará con las siguientes prendas:

  • 1 pantalón.
  • 1 camiseta.
  • 1 jersey, buzo o sudadera.
  • 2 bodies y 2 baberos (si son bebes).
  • 1 par de medias.
  • 2 calzoncillos o bombachas.
Niñas yendo al colegio con sus mochilas.
Las mochilas de los niños deben ser amplias para que quepa una muda de ropa en ellas, pero no debes sobrecargarlas con objetos innecesarios.

9. Marca toda la ropa

Es aconsejable marcar toda la ropa para ir a la guardería, tanto la que se lleva puesta como la muda de recambio. Ten presente que otros niños pueden tener el mismo modelo que tu hijo o uno similar y esto puede prestar a la confusión. Para esto existen varios métodos:

  • Marcar con rotuladores permanentes.
  • Estampar con sellos y tinta para textiles.
  • Aplicar etiquetas termoadhesivas ya impresas.
  • Bordar los nombres a mano o a máquina.
  • Coser cintas de colores con el nombre escrito.

¿Me avisarán qué ropa debe llevar mi hijo a la guardería?

Esta pregunta se la hacen sobre todos los padres primerizos y la realidad es que esto depende de cada institución. Por lo general, solo te indicarán qué tienes que enviar en la mochila y el resto de la ropa tienes que elegirla tú.

El mejor consejo que podemos darte es que pienses que en la guardería el niño estará como en casa y que de igual manera, va a necesitar sentirse cómodo y libre para jugar.

La única diferencia es que allí estará bajo el cuidado de una maestra que atiende a varios niños y por lo tanto, lo más práctico es que optes por ropa que sea fácil de poner y de sacar. Esto facilitará su trabajo y le permitirá estar atenta a las necesidades de todos los infantes a la vez, incluido tu pequeño.

Te podría interesar...
Moda ecológica para niños: beneficios y tejidos a escoger
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Moda ecológica para niños: beneficios y tejidos a escoger

La moda ecológica para niños ofrece gran variedad de prendas con el valor agregado de ser saludables, éticas y de origen natural.