El riesgo de comer entre horas en los niños

21 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Silvia Zaragoza
¿Conoces el riesgo de comer entre horas en los niños? Si no es así, permanece atento a lo que te contamos a continuación.

¿Has escuchado alguna vez la recomendación de comer 5 veces al día? Se dice que ayuda a controlar mejor el hambre y gozar de una buena salud. Sin embargo, en niños se aconseja para que obtengan energía, pues su actividad física es muy alta. Además, les permite cubrir los nutrientes imprescindibles para su crecimiento. Sin embargo, no es obligatorio, por lo que queremos que sepáis cuál es el riesgo de comer entre horas en los niños.

El mayor de los problemas es el tipo de productos que suelen picotear, como zumos o leche con galletas, bollería o snacks fritos y salados, o algún sandwich con crema de cacao o embutido.

Como podéis ver, son ricos en energía por su contenido en azúcares y grasas además, de tener un sabor muy pronunciado. ¿Se os ha ocurrido que al dárselo hacéis que apenas coman en las comidas principales o se las salten?

Por lo tanto, su consumo mantenido a lo largo plazo repercute de manera negativa en su salud. Ahora y cada vez más nos encontramos que el picoteo lo hacen delante del televisor u otras pantallas, sin darse cuenta de si tienen hambre o no, o como respuesta al estrés. Así que, si quietes que tus hijos crezcan sanos, sigue leyendo para descubrir las consecuencias de picotear en los niños.

Niña merendando chocolate sin saber el riesgo de comer entre horas en niños.

Picoteo entre horas y calidad de la dieta en niños

Aunque haya defensores del consumo de snacks entre niños, ya que consideran que así van a estar bien nutridos, se ha visto que la calidad nutricional de la dieta es menor. No solo por el tipo de productos, también por el desplazamiento de alimentos más saludables, como las verduras, las frutas y los frutos secos.

Al compararlos, aunque las galletas o zumos estén enriquecidos, van a aportar gran cantidad de azúcares y van a superar las cantidades recomendadas. Además, se toman de manera habitual en lugar de ocasional, lo que contribuye al deterioro de la salud infantil.

Aumento de peso, el principal riesgo de comer entre horas en los niños

El aumento de peso es una de las consecuencias que más se ha estudiado debido a que las tasas de sobrepeso y obesidad han crecido entre los más pequeños. Además, existen diferencias entre las investigaciones, puesto que están implicados varios factores.

Sin embargo, coinciden en que el riesgo es mayor cuantas más veces al día picoteen. Incluso, se produce un aumento en el perímetro abdominal, especialmente al tener en cuenta el ratio de ingesta calórica y el metabolismo basal.

A su vez, se pierde el control por la cantidad, en caso de que se adquiera el hábito mientras se ven los dibujos o juegan con la tablet. Como consecuencia, se altera la regulación del apetito, ya que el cuerpo recibe de manera constante comida, que induce al organismo a secretar hormonas para regular los niveles de nutrientes en sangre y depósitos.

Aparición de caries y deterioro dental

Quizás ahora os preguntéis qué tiene que ver la salud bucodental con comer entre horas. La relación no es con el hábito en sí, sino con el tipo de alimentos que se consume. Pero antes queremos que entiendas que la aparición de caries o deterioro del esmalte dental se produce por la presencia de ácidos, por lo tanto, el consumo diario de zumos, como el de naranja o piña, son la causa principal.

Los refrescos también son responsables, aunque en niños su consumo entre horas suele ser menor. Así que, procura sustituirlos por agua como única fuente de hidratación.

Niño merendando un zumo.

En lo que al riesgo de comer entre horas en los niños se refiere…

Por último, te aconsejamos que intentes limitar el número de ingestas a causa del riesgo de comer entre horas en los niños, a pesar de que resulte complicado por disponer de comida a todas horas.

La manera de conseguirlo es inculcándoles que coman cuando tengan hambre. ¿Cómo puedes conseguirlo? Preguntándoles y no usarlos como recompensa o mantenerlos distraídos para que no molesten.

Sin embargo, lo que importa es que el conjunto de hábitos realizados a lo largo del día sea los más saludable posible, incluido el picoteo. Así, ese riesgo disminuye al cambiar esas galletas, zumos, bollería y chocolate con leche por fruta fresca cortada, un puñado de frutos secos o un bocadillo de queso o hummus con zanahoria, una onza de chocolate 80 %, etc.

Asimismo, lo más seguro es que mientras estén estudiando o hagan ejercicio quieran hacer las 4-5 comidas que se recomiendan. En estos casos, su gasto calórico y de pérdida de nutrientes está aumentado, por lo que puede ser útil.

  • Julian, C; Santaliestra-Pasías, A M; Miguel-Berges, M L; Moreno, L A (2017) Frequency and quality of mid-afternoon snack among Spanish children. Nutr Hosp, 34(4): 827-33.
  • Kachurak, A;  Bailey, R L; Davey,A; Dabritz, L; Orlet Fisher; J (2019) Daily Snacking Occasions, Snack Size, and Snack Energy Density as Predictors of Diet Quality among US Children Aged 2 to 5 Years. Nutrients, 11(7): 1440.
  • Avery,A; Anderson, C; McCullough, F (2017) Associations between children's diet quality and watching television during meal or snack consumption: A systematic review. Matern Child Nutr, 13(4). https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/27001436/
  • LeCroy, M N; Truesdale, K P; Matheson, D M;  Karp, S M; Moore, S M; Robinson, T N et al (2019) Snacking characteristics and patterns and their associations with diet quality and BMI in the Childhood Obesity Prevention and Treatment Research Consortium. Public Helath Nutr, 22(17): 3189-99.
  • Al-Dlaigan, Y H; Al-Meedania, L A; Sukumaran Anil, S (2017) The influence of frequently consumed beverages and snacks on dental erosion among preschool children in Saudi Arabia. Nutr J; 16(1): 80.
  • Murakami, K; E Livingstone, M B (2016) Associations between meal and snack frequency and overweight and abdominal obesity in US children and adolescents from National Health and Nutrition Examination Survey (NHANES) 2003-2012. Br J Nut, 115(10): 1819-29
  • Kelishadi, R; Mozafarian, N; Qorbani, M; Esmaeil Motlagh, M;  Safiri, S; Ardalan, G et al (2017) Is snack consumption associated with meal skipping in children and adolescents? The CASPIAN-IV study. Eat Weight Disord, 22(2): 321-28.