Revisar el pañal: lo que dicen las heces del bebé

16 Febrero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
Las heces del bebé son un tema constante de conversación durante los años del pañal. Hoy hablaremos de lo que se puede esperar desde el primer cambio de pañales.

Aunque parezca inverosímil para algunos, existe un tema universal para los padres: las heces del bebé. Sin duda, no califica como un tema típico de conversación para la sobremesa, pero es importante hablar de ello. Todos estamos de acuerdo en que su color, consistencia y cantidad puede proporcionar pistas importantes sobre la salud del bebé.

El meconio: las primeras heces del bebé

La primera caca del bebé se llama meconio, y está compuesta de todo lo que el bebé ingiere en el útero, incluido el líquido amniótico, las células de la piel y el agua. Por lo general, el meconio tiene un color verde oscuro y una consistencia pegajosa.

En el transcurso de pocos días, sus deposiciones deberían volverse cada vez más acuosas y de color más claro. Si no es así, o si el bebé no defeca constantemente en los primeros días de vida, podría ser una señal de que no está recibiendo una nutrición adecuada y necesita que lo informes al pediatra.

¿Cuál es la frecuencia normal de las deposiciones en los primeros días de vida?

En las primeras cuatro a seis semanas de vida, debes esperar que tu recién nacido haga una deposición después de casi cada alimentación. El aspecto de las heces del bebé variará dependiendo de si está amamantando, alimentando con fórmula o combinando. La caca de bebé alimentado con leche materna a menudo es amarilla, mucosa y líquida, mientras que la caca de bebé alimentada con fórmula puede ser más oscura y gruesa.

Mamá cambiándole el pañal a su hijo después de revisar las heces del bebé.

Si el bebé es amamantado, puede suceder que se presenten menos deposiciones que los bebés alimentados con fórmula. Es común que un bebé amamantado pase dos o tres días sin defecar. Sin embargo, si luce contento y su barriga es suave, probablemente esté bien.

Si tu bebé es alimentado con fórmula, puede tener heces un poco más oscuras y firmes que la caca de niños alimentados con leche materna. Su excremento puede tener la consistencia de mayonesa y el color puede variar de amarillo a marrón verdoso o tostado.

En cuanto a la frecuencia, probablemente, el bebé defecará al menos una vez al día. Es importante observar la consistencia, si presenta forma de troncos o pellets podría indicar estreñimiento. Es un dato importante a discutir con su pediatra, ya que podría significar una alergia o una causa para cambiar de fórmula.

Un arcoíris en el pañal: cómo interpretar el color en las heces del bebé

El color y consistencia de las heces del bebé suele ser un buen indicador para evaluar posibles problemas de salud. La primera recomendación para padres noveles es que eviten el pánico; es importante no olvidar nunca la relación entre las heces y la ingesta. Unas heces rojas puede ser solamente el rastro orgánico de haber comido remolachas, por ejemplo.

Dicho esto, debemos agregar que, si ves algo inusual, no dudes en llevar el pañal al pediatra, ya que puede ayudar al médico a hacer una evaluación. A continuación, os dejamos algunos datos sobre lo que podría significar cada color de caca de bebé:

Verde

Es común hallazgo en bebés alimentados con fórmula y no es motivo de preocupación. Puede ocurrir que el hierro en la fórmula para bebés puede causar una coloración verde oscuro. También puede indicar que el bebé está superando un virus estomacal. En caso de presentar gases y molestias adicionales, podría ser una señal de que tiene alergia a la leche de vaca.

Blanco o Gris

A la edad menor a los seis meses, cuando el bebé todavía está siendo amamantado o alimentado con fórmula, si las heces del bebé asemejan a la tiza, es blanquecina o gris, debes, definitivamente, llamar al pediatra.

Las heces blancas pueden ser una señal de que el hígado no está funcionando correctamente. Si el bebé come sólidos, puede ser algo de la dieta. Si no, es importante evaluar, ya que podría indicar un problema de hígado o vesícula biliar.

Mamá limpiado las heces de su bebé recién nacido.

Naranja

Los primeros alimentos sólidos del bebé pueden resultar en heces color naranja y no suelen representar un problema. También puede ocurrir si la mamá ha estado tomando medicamentos o ingiriendo alimentos con colores artificiales.

Rojo

Unas pocas manchas rojas no son gran cosa. Pueden aparecer motas rojas si el bebé está estreñido y se esfuerza demasiado para defecar. Si recién comienza la dieta sólida, se necesitará repasar cada alimento ingerido. En caso de heces realmente ensangrentadas, puede ser indicio de infección, alergia o lesión gastrointestinal. Es imperativo consultar al pediatra.

Negro

Las heces negras puede ser causada por el hierro en su dieta, lo cual no es gran cosa. Puede ser que esté tomando un suplemento de hierro. El hierro derivado de la hemoglobina también puede causar esta coloración oscura y puede ser indicio de un sangrado en sus intestinos. Si observas heces negras no demores en acudir a la consulta médica.

Amarillo

Si observas heces de color amarillo mostaza, debes saber que es normal en lactantes amamantados o alimentados con fórmula. Si es amarillo brillante, el cambio de color podría ser el resultado de medicamentos o alimentos ingeridos por la madre.

  • Kohn, M. H., & Wayne, R. K. (1997). Facts from feces revisited. Trends in ecology & evolution12(6), 223-227.
  • Fleisher, D., & Ament, M. E. (1977). Diarrhea, red diapers, and child abuse: clinical alertness needed for recognition; clinical skill needed for success in management. Clinical pediatrics, 16(9), 820-824.
  • Bekkali, N., Hamers, S. L., Reitsma, J. B., Van Toledo, L., & Benninga, M. A. (2009). Infant stool form scale: development and results. The Journal of pediatrics154(4), 521-526.