Responsabilidad en caso de accidente en una excursión escolar

Se han conocido casos en los que ocurren pequeños o grandes accidentes en las excursiones escolares. Y surge el importante tema de la responsabilidad. ¿Quién es el responsable? ¿El alumno? ¿Los profesores?

Toda persona o entidad que sea titular de un centro de educación superior tiene una gran responsabilidad en caso de daños o lesiones que sufran los menores durante las actividades escolares. Esto es válido tanto para las actividades docentes como para las extracurriculares, recreos, salidas y excursiones escolares.

Si los padres dejan a sus hijos menores en el colegio, el centro educativo asume la responsabilidad de cuidar de ellos mientras permanezcan en sus instalaciones o en actividades organizadas por la institución.

Los accidentes en el entorno escolar son bastante frecuentes por la misma naturaleza de las actividades y del comportamiento de los niños y adolescentes. La vigilancia de los profesores, en este sentido, es la clave.

Sin embargo, existen casos en los que estos accidentes son provocados por la falta de diligencia del personal del centro educativo. Y, en estos casos, que pueden ser leves o muy graves, la institución debe responder. A continuación, veremos algunos elementos para conocer mejor cuál es la responsabilidad en caso de accidente en una excursión escolar.

Riesgos durante las excursiones escolares

Cuando un centro educativo organiza una salida o excursión escolar, los riesgos de accidentes pueden ser mucho mayores que durante las actividades normales que se desarrollan dentro de sus instalaciones.

En la práctica de las excursiones, al ser una actividad que se realiza fuera del centro, no es posible controlar todos los factores que intervienen durante el traslado y las actividades propiamente dichas.Responsabilidad en caso de accidente en una excursión escolar.

Este riego de sufrir daños o lesiones se ve multiplicado cuando el número de alumnos es grande y los profesores que van con ellos para cuidarlos y supervisarlos son pocos. En el caso de estudiantes que sufren algún tipo de discapacidad, los cuidados deben ser mayores.

¿Qué pueden hacer los padres en caso de accidente durante una excursión escolar?

En caso de que ocurra un accidente durante una excursión escolar, los padres tienen a su disposición la vía civil para reclamar una indemnización. Pero también tienen la opción de hacerlo por la vía contensioso-administrativa. Esto es válido en caso de una reclamación de responsabilidad patrimonial a un centro educativo público.

También se puede acumular a esta demanda la acción de responsabilidad civil contra los profesores o el personal del centro que esté involucrado en el accidente.

Los padres pueden argumentar una acción deficiente, tanto de las estructuras directivas como de las de vigilancia del colegio. Por su parte, los profesores, autoridades y, en general, el personal del centro educativo, deben probar que adoptaron todas las medidas adecuadas y necesarias para evitar los daños.

Dos casos conocidos de demandas de padres por accidentes durante una excursión escolar

La madre de una adolescente de 16 años que sufría una discapacidad psíquica del 34 % interpuso una demanda por un acontecimiento ocurrido durante una visita con el colegio a un centro de naturaleza.

Durante una caminata, la niña cayó a un río y sufrió un traumatismo craneoencefálico y la fractura de una vértebra cervical. Las consecuencias de estas lesiones fueron una tetraplejia y un daño estético muy importante. 

El tribunal liberó de responsabilidad a los dos profesores que estaban a cargo del grupo de alumnos ese día. Sin embargo, se fijó la responsabilidad de la monitora del centro de naturaleza, ya que esta emprendió la caminata sin que los profesores hubieran sido informados al respecto.Responsabilidad en caso de accidente en una excursión escolar.

La responsabilidad en este caso de la niña en el río se extendió a los titulares del centro y a la respectiva aseguradora. La indemnización que debieron pagar fue de cerca de 900 mil euros.

Una visita al ZOO

El segundo caso es el que ocurrió durante la visita de un grupo de niños al zoológico. En esa ocasión, un niño de cuatro años fue atacado por un león. El tribunal dictaminó la clara responsabilidad del centro educativo.

En efecto, la causa del accidente en el zoológico fue la falta de atención, cuidado y vigilancia por parte del personal del colegio que estaba a cargo del grupo de niños durante la excursión.

Esto no quiere decir que la dirección del zoológico haya sido exonerada de su propia responsabilidad. Para dictaminar su sentencia, el tribunal tuvo en cuenta que el niño que fue atacado tenía apenas cuatro años y que, debido a la presencia de fieras expuestas en el lugar, era necesario extremar los cuidados y las precauciones.