Remedios naturales para el dolor de barriga

María José · 1 noviembre, 2016

Es muy habitual que los niños se quejen de vez en cuando de dolores de barriga. En ocasiones pueden ser problemas estomacales porque han comido demasiado, porque han comido demasiado poco, porque tienen un virus o porque simplemente tienen problemas emocionales.

Las causas que pueden derivar en dolor de barriga pueden ser muchas y variadas, tendrás que averiguar qué le pasa a tu hijo exactamente para poder ofrecerle la ayuda que necesita. Hoy quiero hablarte sobre los remedios naturales para el dolor de barriga.

No es lo mismo un dolor estomacal porque a tu hijo le ha sentado la comida mal, que un dolor estomacal porque el niño tiene problemas emocionales y se siente muy mal de forma interna. En ambos casos habrá que buscar la solución específica para que el niño se sienta bien de nuevo. Los remedios naturales que te doy a continuación para el dolor de barriga, son sobre todo, para dolores habituales que pueden ocurrir cualquier día.

Manzanilla

Una taza de manzanilla es un remedio clásico que todas las madres del mundo han utilizado alguna vez en sus vidas. Hay que usar una taza de agua por cada bolsita de té. El té de manzanilla es un excelente remedio casero para el estómago, sobre todo cuando hay molestias o está algo inflamado. La manzanilla tiene propiedades antiinflamatorias, calma el dolor y todo esto ayuda a contribuir a una disminución de las molestias en la barriga. También alivia los espasmos y los calambres del estómago.

img_16916_ins_3663033_600

Jengibre

El té de jengibre es buena idea para el dolor de barriga porque además de que ayuda a estos malestares también es muy saludable. El ingrediente principal del té de jengibre es el gingerol y es un potente antioxidante que ayuda a disminuir la producción de radicales libres y los daños que puede haber en el cuerpo. Además y por si fuera poco, también disminuye las náuseas y el malestar. También tiene propiedades anti-inflamatorias y aumentan los jugos digestivos por lo que se neutralizan los ácidos estomacales.

Aplicar calor

El calor también alivia el malestar de la barriga y por eso es buena idea poner una bolsa de agua caliente o una almohadilla térmica en la barriga de tu hijo mientras está sentado o acostado, así sentirá algo de alivio en el dolor. El calor aumenta el flujo de sangre en la superficie de la piel, lo que puede disminuir la percepción del dolor que viene de un lugar más profundo del abdomen.

La infusión de menta

La infusión de menta además de ser refrescante también puede aliviar el dolor de barriga. Se ha demostrado que la menta tiene un efecto calmante en los músculos del estómago. La menta tiene la capacidad de mejorar el flujo de la bilis, que el cuerpo utiliza para la digestión. Si tu hijo no quiere tomar una infusión de menta puede optar en darle un caramelo de menta que aunque no sea tan potente puede ayudarle -recuerda nunca dar caramelos a bebés o niños pequeños porque podría haber peligro de asfixia-.

2

Comer yogur

El yogur es eficaz para los dolores de estómago básicos y ayuda a calmar las molestias. El yogur suele tener bacterias buenas que viven en los intestinos y que ayudan a la fermentación. Si tienes diarrea o un virus estomacal, las buenas bacterias pueden ayudar a que no se prolonguen la duración de los síntomas. Los yogures con cultivos vivos son los que te ayudarán a tener una mejor digestión.

Comida fácil de digerir

Si tu hijo todavía tiene hambre a pesar del dolor de barriga, entonces es necesario que coma en pequeñas cantidades de alimentos como tostadas, pasta, avena, yogur, arroz o puré de manzana. Evita que coma salsas, condimentos o aderezos. Los alimentos blandos son más fáciles de digerir que aquellos alimentos que son picantes o grasosos.