Cómo reducir al mínimo las náuseas durante el embarazo

Eva 12 octubre, 2016

Las náuseas durante el embarazo afectan a más de la mitad de todas las madres. Normalmente, las náuseas del embarazo aparecen en las primeras horas de la mañana y van disminuyendo poco a poco a medida que el día avanza. En el entorno médico las náuseas del embarazo, cuando son graves, reciben el nombre de hiperémesis gravídica.

Las náuseas del embarazo son algo perfectamente normal debido al aumento de los niveles de estrógenos, el bajo azúcar en sangre y una mayor susceptibilidad a algunos olores. A veces, las náuseas del embarazo pueden ser leves. Sin embargo, en otras ocasiones la madre embarazada puede sentirse tan mal que siente la necesidad de vomitar.

A pesar de las náuseas del embarazo puede ser extremadamente desagradables, casi nunca son lo suficientemente graves como para causar alteraciones metabólicas. En la mayoría de los casos, las náuseas del embarazo aparecen en el primer trimestre de gestación. 

Consejos para reducir las náuseas durante el embarazo

A continuación vemos algunos consejos que pueden ser muy útiles para reducir al mínimo los síntomas de las náuseas del embarazo, especialmente las náuseas matutinas.

Dormir y descansar mucho: La mujer embarazada debe asegurarse de que obtiene un buen sueño cada noche, tomando todas las medidas que sea posible para mejorar la calidad del sueño. Además, sería conveniente tomar alguna siesta a lo largo del día y evitar moverse después de comer.

Mujer embarazada con nauseas descansando

Levantarse de la cama lentamente: Para reducir las náuseas es conveniente levantarse de la cama lentamente y sin prisa.

Evitar ciertos alimentos: Evitar la ingesta de alimentos grasos y/o picantes y evitar la cafeína también ayudará a reducir las náuseas.

Comer más veces pero en menor cantidad: Tener siempre comida en el estómago reducirá el riesgo de experimentar náuseas o, al menos, es más probable que los síntomas sean suaves. Si el estómago está vacío, los ácidos tienen nada con lo que trabajar, con lo que empeoran las náuseas.

Evitar el parpadeo del monitor del ordenador: El rápido parpadeo, casi imperceptible, del monitor del ordenador, puede desencadenar náuseas matutinas. A algunas mujeres les afecta a lo largo de todo el día.

Hacer ejercicio: Algunas mujeres embarazadas pueden tener dificultades para moverse porque se sienten mal. Sin embargo, se ha encontrado que la actividad física ayuda a mejorar los síntomas de las náuseas del embarazo en muchas mujeres.

Beber una buena cantidad de líquido: Estar hidratado es fundamental para una buena salud, y es muy importante durante el embarazo. Algunas mujeres que tienen náuseas del embarazo pueden tener la sensación de no tolerar los líquidos y les puede resultar desagradable beber.  Sin embargo, cuanto más deshidratadas estén más náuseas sentirán.

Mujer embarazada con nauseas bebiendo agua

Tomar jengibre:  Los estudios han demostrado que el jengibre puede ayudar a aliviar los síntomas de las náuseas. Puedes tomarlo en forma de galletas o pan, añadiéndolo a bebidas frías o en forma de infusión.

Usar ropa suelta y cómoda: La ropa apretada puede exacerbar los síntomas de las náuseas durante el embarazo. Los estudios han encontrado que las madres embarazadas con náuseas que cambiaron la ropa apretada por ropa holgada reportaron una importante disminución de los síntomas, incluso su total desaparición.

Oler romero fresco o extracto de limón: El olor del romero fresco o el del aciete esencial de limón son muy eficaces para evitar las náuseas matutinas durante el embarazo.

Evitar los desencadentantes: Al volverse más sensible a los olores, la mujer embaraza puede sentir náuseas solo con oler cosas normales, incluso los agradables, como los perfumes. Además, puede haber otros desencadenantes. Para cada mujer son distintos, así que cada una debe analizar cuáles son para intentar evitarlos.

Tomar medicamentos específicos: Existen algunos medicamentos que pueden ayudar a reducir las náuseas durante el embarazo, aunque no siempre funcionan. Pero no vale cualquier fármaco. Consulta con el ginecólogo sobre esto si lo consideras necesario.

Qué ocurre cuando se complican las náuseas del embarazo

Cuando las náuseas del embarazo se complican y dan lugar a vómitos excesivos puede aparecer a hiperemesis gravídica, una condición que puede provocar deshidratación y desnutrición. Una mujer con hiperemesis gravídica puede pesar más de un 5% menos que antes de quedarse embarazada.

Aproximadamente una de cada trescientas mujeres embarazadas desarrollan hiperemesis gravídica. Generalmente, el problema no persiste más allá de la semana 20 del embarazo. El médico puede recomendar cambios en la dieta, mucho descanso y el uso de medicamentos específicos. En casos graves, la paciente puede necesitar la administración de líquidos y la nutrición por vía intravenosa.

Te puede gustar