Reduce el estrés de ser madre soltera

Okairy 13 abril, 2016

La cantidad de hogares monoparentales es cada vez mayor en todo el mundo. Sin importar el motivo o el tiempo que lleves en esta situación, necesitarás aprender a reducir el estrés de ser madre soltera.

Las obligaciones de la vida diaria te llevarán a sentirte en el límite en algunas ocasiones. Por suerte, siempre puedes tomar algunas medidas para lidiar con las peores situaciones y tener una vida personal y familiar plena.

Toma el control de tus finanzas

Toma el control de tus finanzas

Sin duda, uno de las principales causas del estrés de ser madre soltera se debe a las obligaciones financieras. ¿Es tu caso? ¿A veces sientes que no sabes cómo saldrás ese mes? Bueno, tranquila que no eres la única y sí hay salida.

Nuestra primera recomendación es que te tomes el tiempo de analizar tus finanzas:

  • Cuáles son tus ingresos
  • Cómo gastas tu dinero
  • Cuáles son los gastos fijos
  • Cuáles son los gastos innecesarios que mantienes
  • Cómo manejas tus ahorros
  • Cómo puedes hacerte con más recursos

Sabemos que muchas mamás solteras tienen miedo porque sienten que no tienen control de su dinero. Si es tu caso, analiza las razones y actúa en consecuencia. Si lo necesitas, disminuye tus gastos a lo más básico y busca un ingreso extra.

Organiza tus objetivos financieros y empieza a cumplirlos. No te olvides de:

  • Tener un fondo de ahorros
  • Ahorrar para la educación de tus hijos
  • Tener un ahorro para gastos médicos
  • Dejar una cantidad para diversión y entretenimiento

Sé disciplinada

Como madre soltera no puedes darte el lujo de ir por la vida sin saber qué harás. Necesitas organizar tus horarios, obligaciones y pasatiempos para que todo funcione. Esto no quiere decir que debas tener un calendario bien riguroso y sin opción a cambios, pero procura no cambiar las actividades importantes.

Puedes definir una hora al día para ir al gimnasio aunque no sea siempre a la misma hora. La disciplina te ayudará a darle seguridad a tus hijos. Incluso si trabajas varias horas al día y los ves poco, ellos deben saber que hay una rutina que se sigue y se respeta.

También es importante que seas tú quien ponga las reglas de la casa. Tal vez se pueden negociar algunos aspectos pero tus hijos necesitan saber que hay un adulto a cargo. Si el padre de tus hijos los visita, trabajen en conjunto para tener reglas más o menos iguales. De esta forma tus pequeños no se confunden con reglas opuestas.

Trata a tus hijos como niños

Antes hemos comentado sobre la importancia de que tus hijos tengan responsabilidades, obligaciones y derechos. Sin embargo, es importante que en todo momento recuerdes que son niños y que debes tratarlos de esa forma.

Una actitud que aumenta el estrés de ser madre soltera es la idea de que los niños deben comportarse como miniadultos. Recuerda que ellos tienen derecho a jugar, a equivocarse, a reír, a preguntar y a necesitarte emocionalmente.

Tener esto en mente y darte el tiempo para interpretar tu rol de mamá jugando y enseñando te va a ayudar a sentirte más liberada. El contacto con tus hijos te recuerda cosas que las presiones de la vida diaria te hacen olvidar: compasión, compañía, simpatía, diversión y comodidad.

Ante todo, si estás pasando por un momento muy complicado, evita expresar tus frustraciones con ellos. En su lugar, habla con una amiga o sal a practicar un deporte.

Aleja la culpa de tu vida

Aleja la culpa de tu vida

Como madre soltera te será difícil no tener momentos de culpa. Tan solo recuerda que esta trae más estrés a tu vida diaria y es lo que menos necesitas. Es momento de dejar el pasado en su lugar y continuar.

Establece nuevas metas, crea rituales en familia y trabajen en nuevos retos. La culpa no te ayudará en tu papel de madre soltera, todo lo contrario. Te drenará la energía y te hará sentir incapaz de muchas cosas.

Si lo que te genera culpa es la idea de que tu divorcio evitará que tus hijos tengan una familia “normal” piensa que hay muchas clases de familias. Además, lo normal es vivir en un ambiente sano que permita el sano desarrollo de todos.

El estrés es un enemigo constante en la vida ajetreada de hoy en día. Como madre soltera no puedes permitirle ganar la batalla. En su lugar, enfócate en lo que puedes cambiar y mejorar, disfruta de tu familia y disfruta de ti.

Te puede gustar