¿Qué son las caries dentales y cómo se pueden prevenir?

Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica Sara Viruega Encinas
28 julio, 2019
Una alimentación saludable y una buena higiene aprendida desde pequeños es capaz de prevenir muchas infecciones y complicaciones más graves de las caries dentales.

Las caries dentales son un problema de salud muy frecuente, tanto en niños como en adultos. Y no son cosa banal: provocan dolor, son un foco de infección y pueden llegar a destruir el diente. Veamos, pues, qué son y cómo podemos prevenirlas, especialmente en los más pequeños.

¿Qué son las caries dentales y cómo se producen?

Las caries dentales son infecciones en los dientes provocadas por microorganismos de la flora bacteriana habitual de nuestra boca, como, el Streptococcus mutans. A estas bacterias capaces de producir caries las denominamos bacterias cariógenas.

Estas bacterias utilizan los azúcares presentes en nuestra boca para producir ácidos que, a su vez, corroen el esmalte y, poco a poco, las capas más profundas de los dientes. Este proceso se denomina desmineralización y es el origen de las caries dentales.

Sin embargo, nuestro cuerpo también tiene mecanismos de defensa. La saliva tiene la función, entre otras, de remineralizar el esmalte de los dientes y prevenir la aparición de las caries. Esto mismo hace también el flúor, presente en la superficie de los dientes.

Inicialmente, las caries aparecen como manchas blancas y zonas sin brillo en los dientes. Después, las manchas se van haciendo más oscuras y van apareciendo pequeños agujeros, cada vez más profundos, que van destruyendo el diente.¿Qué son las caries dentales y cómo se pueden prevenir?

Aunque inicialmente suelen ser asintomáticas, con el tiempo, las caries provocan dolor, son un foco de infección y pueden llegar a destruir el diente, así como las piezas cercanas. Es imprescindible tratarlas a tiempo para evitar complicaciones más graves.

Lo más frecuente es que se produzcan caries en las muelas, que son los dientes que presentan más irregularidades, aunque también pueden aparecer en otras piezas. Un caso especial es la caries del biberón, que daña especialmente a los dientes incisivos superiores.

¿Cómo se pueden prevenir?

Para prevenir las caries dentales, es importante actuar en varios niveles:

  • Alimentación:
    • En lo posible, se debe disminuir el consumo de alimentos azucarados, así como de bebidas azucaradas y alimentos pegajosos que se quedan pegados en los dientes.
    • Los azúcares ingeridos fuera de las horas de las comidas principales tienen más peligro de provocar caries, ya que solemos tardar más tiempo en lavar los dientes y eliminarlos.
    • Se debe evitar que los bebés se queden dormidos con el biberón o el pecho en la boca durante mucho tiempo, ya que los azúcares de la leche están mucho tiempo en contacto con los dientes.
  • Higiene:
    • Es fundamental mantener una buena higiene dental desde la infancia. Los dientes deben cepillarse, al menos, dos veces al día. Los más pequeños, bajo la supervisión de algún adulto.
    • El flúor ayuda a fortificar los dientes y a prevenir las caries. Está presente en algunas pastas dentales y también en enjuagues.
    • También es importante cuidar la higiene dental de las madres ya desde el embarazo. Se deben evitar, asimismo, conductas de mala higiene, como meterse en la boca el chupete del bebé, chupar su cuchara, soplar su comida… Así solo conseguimos transmitirles bacterias.¿Qué son las caries dentales y cómo se pueden prevenir?
  • Visita al dentista:
    • Las visitas frecuentes al dentista desde la infancia ayudan también a prevenir las caries y, sobre todo, a tratar precozmente las que empiezan a aparecer. Así, se evita que las infecciones se puedan extender y que los daños a los dientes sean mayores.

Conclusión

Como hemos dicho, las caries dentales son un problema de salud muy frecuente en la población general ya desde la infancia. No debemos olvidar nunca revisar con frecuencia nuestra boca y también la de nuestros pequeños.

Entre las causas de la aparición de caries dentales, hay factores que no podemos evitar. Sin embargo, una alimentación saludable y una buena higiene aprendida desde pequeños es capaz de prevenir muchas infecciones y complicaciones más graves.

  • Soria-Hernández, M. A., Molina, N., & Rodríguez, R. (2008). Hábitos de higiene bucal y su influencia sobre la frecuencia de caries dental. Acta pediátrica de México29(1), 21-24.
  • Hidalgo Gato-Fuentes, I., Duque de Estrada Riverón, J., & Pérez Quiñones, J. A. (2008). La caries dental: Algunos de los factores relacionados con su formación en niños. Revista Cubana de Estomatología45(1), 0-0.
  • Pérez Quiñones, J. A., Duque de Estrada Riverón, J., & Hidalgo Gato-Fuentes, I. (2007). Asociación del Estreptococos mutans y lactobacilos con la caries dental en niños. Revista Cubana de Estomatología44(4), 0-0.
  • Molina Escribano, Antonia, López Garví, Antonio J., López Ibáñez, Catalina, & Sáez Cuesta, Úrsula. (2008). Caries del biberón. Revista Clínica de Medicina de Familia2(4), 184-185