¿Qué es un test de ovulación?

Amanda · 14 junio, 2017

El test de ovulación es un aparato muy similar a un test de embarazo, pero no deben confundirse porque no cumplen la misma función. Externamente es igual a cualquier prueba de embarazo casera o algo así como un termómetro. Sin embargo, tiene como función conocer el momento preciso en que estamos ovulando.

Como es de suponerse, solo aquellas mujeres que están buscando un bebé, están verdaderamente interesadas en conocer esta situación. Saber cuáles son nuestros días fértiles puede ayudarnos en muchos sentidos, pero, para procurar un embarazo es indispensable.

Conocer los secretos de nuestro cuerpo, es muy importante en esta etapa. Muchas de las cosas que descubrirás serán sorprendentes. En la búsqueda de un embarazo, ciertas claves se manifiestan. Si lo estamos haciendo de la manera equivocada, puede ser frustrante.

No obstante, a veces la solución es más simple. Manejar con precisión los datos de nuestro ciclo, ayudan a planificar mejor. En tal caso, el test de ovulación permite ser más exactos. Aunque existe un rango bastante variable para conocer nuestros días fértiles, podemos llegar a acercarnos mucho. Te contamos qué es y cómo funciona esta prueba.

¿Cómo funcionan los test de ovulación?

 

Al igual que un test de embarazo, estos aparatos miden los niveles de una hormona. En este caso se toma el pico más alto de la hormona luteinizante (Hormona LH). Dicha hormona es secretada por el organismo femenino entre 24 y 36 horas previas a la ovulación.

En tal sentido, cuando medimos por medio del test de ovulación que la LH aumentó, significa que estamos cerca de la ovulación. Para tener resultados más precisos, es necesario que utilicemos la prueba solo cuando conozcamos bien nuestro ciclo. Es decir, el test se puede realizar a diario, pero solo en los días más próximos a la ovulación.

Cada marca tiene su propio formato, pero los más comunes son como el de Clearblue. Algunos traen pequeñas tiras de repuesto que miden los picos de la hormona. Para indicar el resultado positivo, pueden utilizar líneas coloreadas o caritas felices, como hemos dicho, todo depende de la marca del producto.

La recomendación de los expertos, es que la prueba la realicemos a diario, siempre a la misma hora cada día. Conviene que cuando el test haya marcado un pico prominente, tengamos relaciones ese mismo día y el siguiente.

Por otro lado, debemos tener presente que algunas mujeres pueden presentar un ciclo anovulatorio. Esto quiere decir que no ovulan todos los meses porque el óvulo no sale correctamente del folículo. En estos casos, la menstruación ocurre de manera normal porque el endometrio se preparó para recibir el óvulo. Por tal motivo, quizá el test no nos indique ningún pico.

¿Son efectivos los test de ovulación?

Algunas mujeres cuentan en su experiencia, que desconocían la existencia de estos aparatos. Pese a ello, se cree que son bastante efectivos si los usamos de la manera correcta. A diferencia de las pruebas para determinar la gestación, este solo funciona si ovulamos. Es decir, no nos indicará un resultado óptimo si hacemos la medición el día incorrecto o si nuestro ciclo es anovulatorio.

Productos como Unitest, son mucho más económicos que los de Clearblue por ejemplo. Se trata de varias tiritas que indican con color cuando se encuentra presente la hormona luteinizante. Como provee varias tiras, podemos realizar la prueba a diario cuando estemos cerca de la ovulación.

Este tipo de prueba no nos dice el día exacto de la ovulación, sino las horas que la anticipan. Por lo tanto, su efectividad depende del seguimiento correcto a nuestro ciclo. Su función es mostrarnos que de hecho estamos en nuestros días fértiles. En consecuencia, queda de nuestra parte actuar con esta seguridad.

Sin embargo, no son muchas las mujeres que pueden asegurar que este método les ayudado a concebir más rápido. Se tiene entendido que con frecuencia, el pico indicador no llega a aparecer nunca. Es decir, que estas mujeres pueden quedar decepcionadas y poco motivadas a seguir intentado.

Además, otorga un poco más de programación y estrés a la búsqueda del embarazo. Como sabemos, este tipo de planificación en ocasiones aleja nuestras posibilidades de embarazarnos. Del mismo modo, muchas mujeres llegan a creer que algo anda mal con ellas, por lo que tienden a preocuparse innecesariamente.