Cómo calcular los días fértiles si soy irregular

Adrianazul · 28 octubre, 2015
Cuando deseamos quedar embarazadas, solemos procurar ser aún más rigurosas con el cálculo.

Una vez que llega a nuestras vidas la primera menstruación (menarquia), las mujeres procuramos calcular los días fértiles para llevar un control del proceso y poder tomar las medidas necesarias. 

Sin embargo, no todas las mujeres poseen un ciclo menstrual regular. Incluso, para muchas esto puede resultar una tarea imposible. En estos casos se recomienda acudir a consulta ginecológica, pues el médico podrá ayudarte a detectar las causas de tu irregularidad menstrual y con ello, facilitar el cálculo de tus días fértiles.

Soy irregular, ¡ayuda!

Existen diversas por las cuales podemos tener ciclo menstruales irregulares. En su gran mayoría, todas tienen solución, así que tranquila. Lo primero que debemos saber es cómo son los ciclos regulares normales y por qué consideras que tienes un ciclo menstrual irregular. 

Recordemos que un ciclo menstrual completamente normal, y por tanto, regular, es aquel cuya duración es de 28 días. Aunque también puede considerarse normal si se sitúa entre el rango de los 21 y 35 días.

Si deseas quedar embarazada pero tu ciclo menstrual es irregular, lo principal es estar atentas a nuestro cuerpo. Esto será de gran ayuda para cuando acudas a consulta y expliques tu situación, ya que aportarás datos de interés al médico, y así, se logrará un diagnóstico más preciso.

En la consulta, también te pueden orientar mejor acerca de calcular los días fértiles, especialmente si deseas quedar embarazada en breve.

Principales diferencias entre una menstruación regular e irregular:

  1. La duración de un ciclo normal es de 21 a 36 días aproximadamente (siendo el promedio de 28 días en total).
  2. Si bien es cierto que en cada mujer puede variar, los días de sangrado como tal deben ir situarse en un rango de 2 a 7 días, siendo lo más común 5 días.
  3. En un ciclo normal, las secreciones vaginales se vuelven mas ligeras y elásticas durante la ovulación.
  4. Otros síntomas comunes de la menstruación son: malestar general, dolor abdominal, hinchazón del vientre y sensibilidad en las mamas.
  5. El sangrado flucturá –más o menos– en el siguiente orden: ligero, moderado y abundante, dependiendo del día.

Si consideras que esto no guarda casi relación con tu ciclo menstrual, posiblemente sí tengas uno irregular. En este caso, conviene saber que oficialmente, se considera que los ciclos son irregulares cuando la menstruación no baja en un rango de fechas determinado, sino que fluctúa. Por ejemplo, a veces baja a los 30 días y a veces a los 24, y así sucesivamente.

Las irregularidades menstruales son la manifestación de algún trastorno en la ovulación, que es la causa del 21% de los casos de infertilidad femenina en España.

–Sociedad Española de Fertilidad–

Cómo calcular los días fértiles para poder quedar embarazada

Algunas de las causas de la irregularidad más comunes pueden ser: niveles altos de prolactina, síndrome de ovarios poliquísticos, y problemas con la glándula tiroidea. Tal y como mencionamos anteriormente, por fortuna casi todas estas dificultades tienen solución.

En circunstancias normales, con el paso de los años, el ciclo menstrual femenino tiende a acortarse y a ser cada vez más regular ya que el organismo encuentra su propia estabilidad.

Si deseas quedar embarazada y tu ciclo menstrual es irregular, debes consultar con tu médico para controlar mejor el proceso y evaluar las posibilidades. Recuerda que a través de un diagnóstico acertado y el respectivo tratamiento, acompañado por hábitos de vida saludables se puede hacer muchísimo. También se debe sumar una buena dosis de constancia, paciencia y perseverancia.

Alteraciones en la menstruación

Si una mujer tiene un ciclo menstrual que se produce a intervalos regulares cada 21–35 días y con una hemorragia normal (entre 20 y 60 mililitros) de una duración aproximada de entre dos y cinco días, puede considerar que su menstruación entra dentro de la “regularidad“, explica la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO).

Pero las alteraciones en la menstruación son muy comunes y son uno de los motivos más frecuentes de visita al ginecólogo. Algunas de ellas son:

  • Intervalos irregulares. Se habla de irregularidad cuando los intervalos entre la menstruación difieren mucho de un ciclo a otro. Ocurre cuando en un mes el ciclo menstrual dura 27 días, y al siguiente, 35.
  • Ciclos demasiado cortos o largos. También se considera fuera de la normalidad la menstruación que se produce de forma regular pero en intervalos demasiado cortos, de 21 días o menos (polimenorrea), o demasiado largos, superiores a 35 días (oligomenorrea). Según la SEGO, una de cada tres mujeres tiene estas menstruaciones irregulares.
  • Hemorragias anormales. Algunas mujeres pueden tener menstruaciones con hemorragias excesivas, con una duración mayor a cinco días (menorragia) o, por el contrario, una menstruación con un sangrado muy débil (hipomenorragia). Otras con ciclos y sangrados normales pueden sufrir también una hemorragia intermenstrual, un pequeño sangrado entre los ciclos normales.
  • Ausencia de menstruación. El diagnóstico de amenorrea se establece cuando en una mujer se interrumpe la menstruación por un período superior a tres meses sin causa aparente (embarazo o lactancia).

Cómo calcular los días fértiles

Uno de los consejos prácticos para calcular los días fértiles cuando tienes un ciclo menstrual irregular es contar los días que hay entre una menstruación y otra. Más que guiarte por las fechas, lo correcto es contar los días, especialmente porque no todos los meses tienen la misma duración.

Entonces, una vez que tienes en cuenta las diferencias entre un ciclo menstrual normal y uno irregular, los tips para calcular los días fértiles se remiten a estar atenta a los detalles.

El método más efectivo de todos

Puedes simplemente usar la calculadora de ovulación, sacas el cálculo para el ciclo más corto y para el más largo y unes los 2 períodos que te den como resultados y tomas como período fértil los días entre la fecha menor y la fecha mayor. De esta forma, calcular los días fértiles no te resultará tan laborioso como en otros métodos.

Otra opciín es llevar un calendario de ovulación por al menos 6 meses. En ese calendario debes marcar el primer día de cada menstruación y contar cuántos días hay entre una menstruación y otra, esto es la duración del ciclo menstrual.

Supongamos el resultado indica que tus ciclos de ovulación duran 24, 27, 32, 24, 33 y 35 días. Toma el ciclo más corto y el más largo, (en este caso el de 24 días y el de 35 días). Al ciclo más corto réstale 18 días, en este caso 24-18 = 6. Se restan 18 días partiendo del punto en que se ovula. 10 días después de la ovulación, eres fértil. Al ciclo más largo réstale 11 días, en este caso 35-11= 24.

Cómo calcular los días fértiles cuando quiero quedar embarazada

Se restan 11 días partiendo del punto en el que se ovula. 14 días después de la ovulación eres fértil, lo cual ocurre hasta 3 días después. En este ejemplo, la ovulación puede ocurrir en cualquier momento entre el día 6 y el día 24 después de que te venga la menstruación.