¿Qué es un Triángulo Pikler y cómo beneficia a tu bebé?

El triángulo Pikler puede usarse desde los 6 meses con los niños para acompañar el desarrollo de la motricidad. Sin embargo, a medida que crecen, este juguete ofrece otros usos posibles. Conoce más a continuación.
¿Qué es un Triángulo Pikler y cómo beneficia a tu bebé?
Maria Fátima Seppi Vinuales

Escrito y verificado por la psicóloga Maria Fátima Seppi Vinuales.

Última actualización: 09 octubre, 2023

El juego es la vía principal de aprendizaje de los niños. A través de distintas dinámicas, los infantes son capaces de explorar el mundo, desafiarse a sí mismos y conocer de qué son capaces. Existen juegos y juguetes recomendados para cada etapa evolutiva, ya que están orientados a desarrollar distintas habilidades: motrices, lingüísticas, entre otras.

El triángulo Pikler es uno de los elementos más elegidos a la hora de pensar en movimiento y desplazamiento. A continuación, podrás encontrar más información y recomendaciones sobre su uso.

El triángulo Pikler: ¡la llave de acceso a un mundo de movimiento!

El triángulo Pikler es una estructura de madera diseñada para apoyar el desarrollo motor de los niños, permitiéndoles realizar una variedad de movimientos, como sostenerse, ponerse de pie, subir y bajar. También les ayuda a comprender los límites de sus cuerpos y a trabajar en su equilibrio y reflejos.

Este enfoque se deriva del método de aprendizaje propuesto por Emmi Pikler, una pediatra que se inspiró en la metodología de María Montessori, así como en conceptos del constructivismo.

Conocida también como la «teoría del movimiento libre», esta filosofía se basa en el fomento de la autonomía infantil al crear un entorno accesible y seguro para que los niños exploren el mundo sin percibir limitaciones.

Además, este enfoque promueve la importancia del apego seguro en la infancia. Cuando los niños sienten un vínculo emocional confiable con sus cuidadores, se sienten seguros para alejarse y explorar su entorno de manera independiente.


Te puede interesar: ¿Qué es el método Pikler?


Usos del triángulo Pikler según la edad y versatilidad

El triángulo Pikler puede utilizarse desde los 6 meses de edad hasta los 5 años, aunque su uso variará a lo largo del tiempo según el desarrollo del niño. A los 6 meses, el niño puede emplearlo para ayudarse a ponerse de pie y apoyarse. Resulta útil para acompañar al niño en la adquisición de los movimientos necesarios para aprender a caminar.

Entre el primer y segundo año de vida, el niño podrá trepar, subir y bajar con precaución, dependiendo de su seguridad y desarrollo. A partir de los 2 años y en adelante, a medida que el niño crece y desarrolla su pensamiento simbólico e imaginación, el triángulo Pikler no solo sirve como estructura para el movimiento, sino que también puede inspirar otros «escenarios» en el juego del niño.

Por ejemplo, puede imaginar que es una casa o una montaña para escalar. En este sentido, el movimiento sigue siendo importante, pero se combina con otros aspectos del juego.

La versatilidad de este elemento

La imaginación de un niño no tiene límites y el triángulo Pikler, con su forma triangular, les brinda oportunidades para juegos creativos. A menudo, los niños lo utilizan como una especie de «casita», colocando mantas encima para crear un escondite o su propia tienda de campaña. También lo utilizan como un túnel, pasando por debajo de él en sus juegos.

Aunque su función principal no es la de ser una escalera, muchos niños lo usan como un medio para acceder a objetos o actividades en lugares elevados. Aunque la pedagogía Montessori recomienda que los objetos estén al alcance de los niños, los pequeños encuentran formas creativas de utilizar esta estructura para alcanzar cosas.

Además, en algunos casos, se hacen adaptaciones, como quitar los peldaños de un lado y colocar una rampa en su lugar. Esto permite que los niños lo utilicen como un tobogán o para deslizar objetos. Si se realiza una adaptación casera, es importante garantizar que sea segura para el niño.

¿Cuáles son los beneficios del Triángulo Pikler?

Como se puede evidenciar, el triángulo Pikler se orienta más que todo al desarrollo de la motricidad, pero sus beneficios van mucho más allá. Algunos de estos son los siguientes.

Desarrollo y fortalecimiento de la motricidad gruesa

La estructura permite que los niños realicen movimientos como subir, trepar, bajar o gatear desde una edad temprana. Estas habilidades motoras gruesas sientan las bases para el desarrollo de destrezas finas, como tomar un lápiz para escribir.

Fomento de la autonomía

A través del uso del triángulo Pikler, los niños aprenden a hacer cosas por sí mismos, lo que fomenta su autonomía. Este desarrollo de la independencia también fortalece su autoestima.

Desarrollo de la seguridad

Al explorar y realizar actividades por sí mismos, los niños llegan a conocer sus propios límites y capacidades. Esto les brinda seguridad en sus movimientos y en la exploración de su entorno.

Resolución de problemas y toma de decisiones

Utilizando el triángulo Pikler, los niños comienzan a ejercitar su capacidad para tomar decisiones y enfrentar desafíos y obstáculos. Aprenden a pensar en cómo abordar situaciones y, en algunos casos, a pedir ayuda cuando la necesitan.

Fomento de la creatividad

Esta herramienta es un objeto versátil que permite a los niños explorarlo y usarlo de diversas maneras. No hay límites establecidos en su uso, lo que fomenta la creatividad de los niños y les permite jugar de acuerdo a su imaginación. Además, si en casa conviven niños de diferentes edades, notarás que cada uno juega con el triángulo de manera única y creativa.



Uso del triángulo de Pikler: algunas recomendaciones

Para que los padres estén tranquilos y los niños exploren y se diviertan de manera segura, aquí tienes algunas recomendaciones para el uso del triángulo Pikler.

  1. Coloca alfombras: aunque es de baja altura y no representa un peligro significativo, puedes colocar alfombras en el suelo para proporcionar un área segura y amortiguada en caso de caídas.
  2. Supervisa la actividad del niño: es esencial supervisar a los niños más pequeños durante las primeras veces que utilizan este objeto. La supervisión garantiza su seguridad y permite intervenir si es necesario.
  3. Evita presionar o apurar al niño: algunos adultos pueden tener la intención de ayudar al niño a trepar o subir con más facilidad, pero esto podría llevar a que el niño realice movimientos más allá de sus capacidades y se caiga. Es importante permitir que el niño avance a su propio ritmo y que marque sus propios logros.
  4. Despeja el espacio: asegúrate de que alrededor del triángulo no haya objetos que puedan obstaculizar el libre movimiento de los niños. Mantener el área despejada ayudará a prevenir golpes, tropiezos y lesiones.

El juego libre para dar protagonismo a los niños

El triángulo Pikler brinda la versatilidad necesaria para acompañar una etapa de la vida en la que los niños requieren elementos que se adapten, ofrezcan flexibilidad y les permitan sentirse libres.

Se trata de proporcionar condiciones y elementos que fomenten el juego libre, estimulen la curiosidad y mantengan activo el espíritu explorador de los niños.

Te podría interesar...
4 juegos Montessori para niños de 0 a 3 años que estimulan su aprendizaje
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
4 juegos Montessori para niños de 0 a 3 años que estimulan su aprendizaje

Estos juegos Montessori para niños de 0 a 3 años, además de entretener a tu pequeño, también estimulan su aprendizaje. ¡Toma nota de todos ellos!


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



El contenido de Eres Mamá es solo para fines educativos e informativos. En ningún momento sustituye el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.