Eres Mamá
 

Actividades de juego libre para niños de 0 a 3 años

El juego libre y espontáneo en niños pequeños es imprescindible para su correcta maduración. Conoce más sobre actividades lúdicas libres para niños en edad infantil.

Actividades de juego libre para niños de 0 a 3 años
María Matilde

Revisado y aprobado por la pedagoga María Matilde en 25 Noviembre, 2020.

Última actualización: 25 Noviembre, 2020

Los primeros años de vida de un niño son fundamentales desde el punto de vista de su desarrollo y la principal estrategia para favorecer dicho desarrollo es mediante el juego. Con lo cual, tanto en la casa como en la escuela, que los niños experimenten actividades de juego libre les ayudará a madurar y a desarrollar todas sus potencialidades.

¿Qué son las actividades de juego libre?

El juego libre es la actividad fundamental en la etapa de infantil, ya que el juego para los pequeños no es solo un entretenimiento, sino que significa una forma de explorar y aprender del entorno. El juego supone para los más pequeños el contacto y aprendizaje con los objetos y personas que los rodean.

Ahora bien, hablar de actividades de juego libre significa que son los mismos niños quienes eligen de qué forma jugar. Es decir, los adultos ponen a disposición de los pequeños distintos objetos, materiales y juegos adecuados a sus edades. Y son los mismos niños quienes deciden a qué jugar, con qué tiempos y cómo hacerlo.

Niño practicando el juego libre con barquitos de papel.

Así, mediante actividades de juego libre y espontáneo, con objetos acordes a su etapa evolutiva y en espacios adecuados y seguros, los niños pueden jugar por propia voluntad. De esta forma, los pequeños van interactuando e interpretando la realidad, desarrollando su cognición y su lenguaje y mejorando su capacidad motora.

“Todos los aprendizajes más importantes de la vida se hacen jugando”.

-Francesco Tonucci-

Actividades de juego libre para niños de 0 a 3 años

Existen distintos tipos de actividades de juego libre y cada una de ellas ayuda al desarrollo específico de un área madurativa del niño. Por ello, a continuación se listan algunas actividades de juego libre y algunos ejemplos y se remarcan las habilidades y destrezas que la actividad ayuda a desarrollar.

Juego de mesa

Este tipo de actividad favorece en los niños el desarrollo de su motricidad fina. Juegos como el dominó, los puzles o cualquier otra actividad para encastrar o acomodar piezas o bloques son ideales para el desarrollo cognitivo-motor.

Juego simbólico

Se trata de una actividad lúdica fundamental en la etapa de 0 a 3 años porque el juego simbólico significa para los pequeños la imitación o la evocación de situaciones de la vida real.

Así, los niños fantasean sobre situaciones de la vida cotidiana, como los papás y mamás, la hora de cocinar, o ir de compras, a la par que aprenden habilidades expresivas, afectivas y sociales.

Juego motor

Así como los juegos de mesa permiten el desarrollo de la motricidad fina, los juegos motores ayudan a la motricidad gruesa. Por lo tanto, saltar la comba, jugar con pelotas o andar en bici son juegos perfectos en este sentido, porque influyen en la mejora del desarrollo del equilibrio y la orientación espacio-temporal.

Juego manipulativo

Toda actividad en la que los niños manipulen objetos es positiva para su desarrollo. Y son válidos objetos como lápices, plastilinas, piedras, bloques de madera, fichas o cartas; todos aquellos materiales que permiten a los pequeños un juego totalmente libre. A partir de él van progresivamente mejorando en habilidades motoras finas, lógico-matemáticas y habilidades sensoriales.

Juego con títeres y disfraces

Los títeres y los disfraces entretienen mucho a los niños pequeños. Y, al igual que sucede con el juego simbólico, este tipo de actividad influye en el desarrollo de sus habilidades sociales y en su aprendizaje emocional. Porque los niños pueden jugar representando situaciones que combinan la vida real con sus fantasías y sueños.

Para llevar a cabo actividades lúdicas con títeres o disfraces, son ideales elementos como la ropa de los papás o los abuelos, y construir los títeres con material reciclado.

Juego con historias y cuentos 

La lectura de cuentos cortos y relatos es una actividad idónea para el progresivo desarrollo del lenguaje y la expresión oral en los niños. Así, a lo largo de la etapa de 0 a 3 años los pequeños, a través de los cuentos, aprenden nuevo vocabulario, la pronunciación de sus primeras palabras y a emitir onomatopeyas, hasta poder decir frases completas. Asimismo, logran aprender a usar pronombres y el plural.

Además, es importante que los niños se acostumbren a escuchar cuentos, ya que ello supone el primer paso hacia la enseñanza del hábito de la lectura.

Madre jugando con su bebé y sacando a su niña interior.

“Nada enciende más la mente de un niño como jugar”.

-Dr. Stuart Brown-

La importancia del juego en el desarrollo infantil

El juego es la estrategia fundamental para el aprendizaje y desarrollo de los más pequeños. A través del juego dejan que se exprese su imaginación, su creatividad y su personalidad. A la par, van desarrollando habilidades motoras y físicas, cognitivas y emocionales.

Además, a través de actividades lúdicas, los niños complejizan su interacción con los demás y, por lo tanto, su socialización. A través del juego, los niños también interactuán con todo su entorno material y físico, y aprenden, así, nociones espaciales para un adecuado uso y dominio del espacio.

Por lo tanto, a medida que los pequeños crezcan y sus momentos madurativos lo demanden, serán más adecuadas actividades y juegos dirigidos. Pero en los primeros años de vida de los niños, las actividades de juego libre son las más indicadas, en tanto que permiten que los más pequeños progresen satisfactoriamente en su desarrollo integral.

4 juegos Montessori para niños de 0 a 3 años que estimulan su aprendizaje

4 juegos Montessori para niños de 0 a 3 años que estimulan su aprendizaje

Estos juegos Montessori para niños de 0 a 3 años, además de entretener a tu pequeño, también estimulan su aprendizaje. ¡Toma nota de todos ellos!




María Matilde
María Matilde
Licenciada en Ciencias de la Educación por la Universidad Nacional de Córdoba (Argentina, 2003) y en Pedagogía por la UNED (2012). Máster en Políticas y Prácticas de Innovación Educativa otorgado por la Universidad de Almería en el año 2013. Entrenadora Personal e Instructora de Fitness en la Escuela Nacional de Entrenadores Centro Bio-Natura en Sevilla (2011). Tiene siete años de experiencia como entrenadora personal. Y más de 10 años de experiencia dedicada a la enseñanza tanto en ámbitos públicos como privados. Ha realizado cursos relacionados con la educación, de los que se destacan: “Programación Didáctica”, “Inclusión y Aplicación de las Tecnologías en los Centros Educativos”, “Atención a la Diversidad” impartidos por la Universidad Rey Juan Carlos e “Igualdad de Oportunidades” impartido por el Instituto de la Mujer. En la actualidad trabaja como formadora, entrenadora personal y redactora de textos académicos y en medios digitales.