¿Qué es la superfetación?

Amanda 6 abril, 2017

La superfetación es un proceso poco conocido, resulta con mayor frecuencia en animales. Sin embargo, es posible que suceda en humanos, con incidencia al menos dos casos por año. Se trata de la concepción de un segundo feto cuando ya está en marcha la gestación, es decir, un embarazo sobre otro. Este proceso implica que dos fetos gestados en la misma mujer tengan distintas edades gestacionales.

Pese a que la ovulación se detiene con el embarazo, en casos excepcionales, puede no ser así. Por lo tanto, si la mujer sigue ovulando después de quedar embarazada, uno de estos óvulos puede ser fecundado.

La superfetación es muy conocida entre algunas especies de animales, en especial, caninos, roedores y equinos. Es por ello, que cuando sucede en personas, es algo difícil de entender y de creer.

Un embarazo dentro de otro embarazo provoca mucha sorpresa, pero es algo que tiene explicación. El desarrollo de un embarazo tan especial, se vive tal como uno gemelar o múltiple, en algunos casos los bebés no nacerán en el mismo momento. Dado que probablemente son hijos del mismo padre, ambos tendrán un parecido apreciable y compartirán características de mellizos.

No obstante, como fueron concebidos en momentos diferentes, se desarrollaran individualmente. Es decir, pueden llegar a ser completamente distintos e incluso, cabe la posibilidad de que no sean hermanos paternos. El  producto de una superfetación podría resultar un caso menos común de lo que creemos.

Características de la superfetación

Muchos de los casos que conocemos como superfetación no son ciertos. Sin embargo, no se trata de una historia fantástica imposible de suceder, en realidad es posible. Particularmente, este embarazo es tratado como el de mellizos, casi siempre nacen juntos, pero se debe evitar que sean prematuros.

Se estima que las causas de la superfetación son hormonales, debido a tratamientos. También es frecuente cuando se realizan procedimientos de reproducción asistida. En la mayoría de los casos, se debe a la estimulación de ovarios o al síndrome de hiperestimulación.

Para determinar que de hecho se ha producido la superfetación, los médicos notan diferencias en la ecografía. Es sencillo encontrar variaciones en el desarrollo del feto debido a la edad gestacional, por eso no se confunden. Un embarazo de mellizos que es normal, es diferente de uno como este, cuando al menos hay dos semanas de diferencia.

Los especialistas llevan el caso igual que si se tratase de uno múltiple hasta el momento del parto. Por lo general se planifica una fecha para que nazcan, estimando que el feto más pequeño esté bien desarrollado. Dado que ambos bebés fueron concebidos en distintos ciclos menstruales, aún se discute si son mellizos o no.

Casos más conocidos de superfetación

Todos los casos de superfetación son extraños, pero algunos han resultado mucho más sorprendentes. Se cree el número de casos ha aumentado debido a la cantidad de procedimientos de reproducción asistida realizados por año. No obstante, se tienen registros de hace decenas de años, incluso afirma que hay datos en la mitología griega.

Hasta el momento la ciencia ha podido confirmar unos once casos desde 1932, año del primer informe. Algunos de los embarazos con estas características son destacables por la diferencia de edad entre los bebés. Entre los más conocidos tenemos:

  • En 2007 Reino Unido confirmó el nacimiento de dos niñas con una diferencia de tres semanas
  • Dos bebés estadounidenses cuya diferencia gestacional es de dos meses
  • Una mujer argentina que después de abortar a un feto de 18 semanas, fue diagnosticada con otro feto de seis semanas
  • En Reino Unido se conocieron dos casos de mellizos con tres semanas de diferencia
  • Se diagnosticó que un par de gemelos que nacieron en la misma fecha, no habían sido concebidos en el mismo momento
  • A las tres semanas de embarazarse de gemelos por medio de la fertilización in vitro, fue revelado un tercer feto recién concebido.

 

 

Te puede gustar