¿Que aportan los cereales a la dieta de los niños?

Naí Botello · 23 noviembre, 2018
Los cereales poseen las vitaminas, los hidratos de carbono, las proteínas y la fibra que tu pequeño necesita para crecer sano. Por eso, sin duda no deben faltar en su dieta.

Muchos padres se preguntan qué aportan los cereales a la dieta de los niños y en qué cantidades deben incluirlos a las raciones diarias de alimentos. Si este es tu caso, el artículo informativo que te traemos a continuación te dejará más que convencido de los excelentes beneficios que otorgan a la salud estos magníficos productos.

¿Qué son los cereales?

Los cereales son plantas poáceas que obtienen su nombre en honor a la diosa Ceres, vinculada a la agricultura. Son cultivados por su grano y se clasifican en dos tipos; los llamados cereales mayores como el trigo, el maíz, el arroz, la avena o la cebada; y los cereales menores, como el alpiste y el millo.

El consumo de los cereales ha estado asociado a la dieta humana desde hace al menos unos diez mil años, con el comienzo de los asentamientos en la época neolítica. De hecho, fue con el cultivo y consumo de estas plantas que se logró establecer una dieta que le permitiera al hombre llevar una alimentación medianamente sana, alejada de la caza nómada.

Son tan importantes los cereales para la dieta de la civilización moderna, que se estima que al menos seis mil millones de personas consumen estas plantas. El maíz, el arroz, el trigo y la cebada son los más cultivados y demandados.

¿Cómo se consumen los cereales?

Los cereales se consumen en diferentes presentaciones, pues sus usos pueden diferir. A continuación, se indican los más comunes.

  • En granos: Los cereales que se consumen en granos son el arroz, el maíz, la avena, la cebada, el trigo precocido y la quínoa.
  • Como pasta: En este renglón tenemos al trigo duro, al maíz, la centeno, al arroz, y también en menor medida a la quínoa, gracias a la explosión de popularidad que ha surgido con las llamadas dietas light.
  • En harinas: El trigo y el centeno son los más populares a nivel mundial, ya que están presentes en el pan y en múltiples productos de pastelería. El maíz es el segundo más popular, sobre todo en América; y por último, tenemos al arroz y la espelta.
Las barritas de cereal son un gran complemento nutritivo para embarazadas.

¿Que aportan los cereales a la dieta de los niños?

Los cereales contienen diferentes sustancias que resultan beneficiosos para la salud del niño, como los hidratos de carbono, las proteínas, los lípidos, la fibra, las sales minerales y las vitaminas del grupo B.

Hidratos de carbono

Los hidratos de carbono favorecen el desarrollo y correcto crecimiento en los niños. Aportan energía, no aumentan el colesterol y coadyuvan en el funcionamiento del sistema nervioso.

Proteínas

Las proteínas fortalecen el sistema inmunitario, benefician al corazón, fortalecen los huesos y aportan nutrientes básicos para el crecimiento de los pequeños.

Lípidos

Se trata de un grupo de nutrientes que aportan la energía necesaria para que el niño desarrolle sus actividades diarias.

“Los llamados cereales mayores son el trigo, el maíz, el arroz, la avena o la cebada; en tanto, dentro de los cereales menores encontramos el alpiste y el millo”

Fibra

La fibra es uno de los elementos más importantes que contienen los cereales, pues permiten que los niños tengan un buen tránsito intestinal. Además, son alimentos que tienden a brindar una sensación de saciedad, por lo que el niño no sentirá la necesidad de recurrir a las bollerías en horas fuera de las comidas principales.

Sales minerales

Las sales minerales favorecen el desarrollo cognitivo de los infantes y también benefician su crecimiento.

Vitaminas del grupo B

Estas vitaminas ayudan a prevenir los problemas de memoria y del desarrollo cognitivo. En el mismo sentido, benefician el crecimiento del cabello, las uñas y mantienen los músculos y la piel sana.

Cereales más recomendados para niños y sus porciones

Los cereales más recomendados para los niños en sus primeros meses y años de vida son los cereales de arroz y los cereales de avena, dado que son fáciles de digerir y a los niños les encantan.

El desayuno es fundamental para acelerar nuestro metabolismo.

Ahora bien, cuando los pequeños ya se encuentran en edad escolar, se recomienda que consuman cereales en el desayuno primero y luego que vuelvan a ser incorporados en el almuerzo o la cena. Las cantidades recomendadas son al menos 50 gramos diarios de cereales, los cuales pueden ser distribuidos en dos porciones de 25 gramos.

Como recomendación final, ten en cuenta la edad del pequeño, sus posibles alergias y la cantidad de azúcar o grasas que puedan contener los cereales que quieras ofrecerle. El tipo de preparación en la que se consuman pueden ofrecer o no beneficios a su salud.