Pubalgia en el embarazo: qué es y cómo aliviarla

La aparición de este dolor en la zona de la pelvis suele ser una combinación entre factores físicos y hormonales.
Pubalgia en el embarazo: qué es y cómo aliviarla
Diego Pereira

Escrito y verificado por el médico Diego Pereira el 18 marzo, 2021.

Última actualización: 18 marzo, 2021

La pubalgia en el embarazo es una condición común a medida que avanza el crecimiento del bebé, caracterizada por dolor en la región púbica e inguinal y de intensidad variable. A pesar de que existen varias maneras de atenuar el dolor, lo cierto es que suele afectar la calidad de vida de forma considerable.

Su origen está relacionado con factores hormonales y mecánicos, a pesar de que todavía no se conoce la causa exacta de esta condición. Si te interesa saber un poco más sobre ella y sus características principales, te invitamos a seguir leyendo.

¿Qué es la pubalgia en el embarazo?

La pubalgia en el embarazo suele empeorar al caminar.

Se trata de una sensación dolorosa que abarca la parte central e inferior de la pelvis (en relación con el pubis) y que puede extenderse a lo largo de la cara interna de ambos muslos. Puede presentarse en cualquier momento del embarazo, pero, por lo general, se hace más frecuente a medida que pasan las semanas.

El dolor suele acompañarse de la actividad física de moderada intensidad, como subir o bajar escaleras y caminar largas distancias, en especial cuando no se toman las previsiones necesarias. Más adelante te daremos algunas recomendaciones para evitar esta molesta sensación.

¿Por qué aparece la pubalgia en el embarazo?

No existe un consenso claro al respecto de esto y lo más probable es que este dolor se deba a una combinación de factores físicos y hormonales. Los primeros están relacionados con el crecimiento constante del bebé y el útero, lo cual favorece la compresión de estructuras nerviosas vecinas.

Las alteraciones hormonales, que son normales en el embarazo, también se relacionan en cierto grado con la laxitud de los músculos adyacentes, lo cual podría explicar, en parte, esta sensación. De todas maneras, se trata de un fenómeno natural, reversible y que puede controlarse de forma efectiva.

Diagnóstico de la pubalgia del embarazo

Cuando una mujer embarazada acude al médico en busca de ayuda al presentar los síntomas antes mencionados, por lo general, basta con la información de la historia clínica para que el médico realice el diagnóstico. No hacen falta exámenes de laboratorio u otros estudios complementarios.

La ubicación, la intensidad, el momento de aparición y otras características del dolor suelen ser datos suficientes y muy característicos para orientar el diagnóstico.

El especialista indicado para atender estos problemas es el obstetra, quien podría referir a otros médicos o personal sanitario en casos graves, como ocurre cuando hay necesidad de fisioterapia.

Tratamiento

Este aspecto depende mucho de la intensidad del dolor y el tiempo que se lleva presentando. En cualquier caso, es común que el médico indique analgésicos de uso habitual en el embarazo, como el paracetamol o acetaminofén.

Además de las recomendaciones relacionadas con el estilo de vida que te mencionaremos más adelante, en los casos graves puede requerirse terapia física, de la mano con fisioterapeutas, para hacer más tolerable esta sensación.

¿Qué puedo hacer para que disminuya el dolor?

La pubalgia en el embarazo puede mejorar con reposo.

En muchos casos la pubalgia en el embarazo es desencadenada por actividades realizadas en el día a día. Estas suelen ser inconscientes, por lo que incorporar algunos hábitos saludables podría disminuir, en buena medida, el dolor. Te recomendamos probar con las siguientes:

  • Si trabajas en una oficina, recuerda descansar el tiempo que sea necesario. Cambia de posición, levántate a buscar algo de agua o utiliza una silla distinta.
  • Prueba a colocarte una almohada en la zona afectada mientras duermes.
  • Mantente de pie el menor tiempo posible.
  • En caso de que tengas sobrepeso u obesidad, sigue las recomendaciones nutricionales que hayan fijado en tus consultas médicas para mantener tu peso ideal durante el embarazo.

Como ves, no es necesaria una gran inversión de tiempo o dinero para mejorar un poco el dolor. Si ninguna de las medidas físicas que hemos mencionado logra mejorar esta sensación, es preferible acudir al médico lo antes posible.

¿Cuándo desaparece el dolor?

Por lo general, suele revertirse en el puerperio, es decir, después del nacimiento del bebé. El tratamiento que haya sido fijado durante las consultas médicas suele continuarse hasta que alivie por completo. En algunas ocasiones pueden requerirse algunos procedimientos como la estimulación nerviosa transcutánea.

Una sensación molesta, pero tratable

Como habrás podido apreciar, la pubalgia en el embarazo es una condición común cuya gravedad puede variar en gran medida dependiendo de la persona. La combinación de tratamiento farmacológico y no farmacológico alivia los síntomas en la mayoría de los pacientes.

¿Estás presentando síntomas similares? Antes de recurrir a la automedicación, lo más recomendable es acudir al médico lo antes posible. Será el especialista quien evaluará tu caso en particular y sugerirá las opciones terapéuticas más convenientes.

Te podría interesar...
Dolor en la pelvis durante el embarazo
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Dolor en la pelvis durante el embarazo

El dolor en la pelvis durante el embarazo puede ser leve, o bien interferir en la vida diaria. Aquí te damos algunos tips para prevenirlo o aliviar...



  • Freire V, et al. Dolor pélvico en la embarazada. Disfunción de la sínfisis púbica. Revisión de la literatura. Rev Soc Esp Dolor 2010;17(7):321-325.