Cómo prepararse para un parto natural

Adrianazul · 28 septiembre, 2017

Colectar información certera y oportuna es una de las primeras tareas que debes hacer si quieres prepararte para tener un parto natural. Estar bien informada te da muchas ventajas, una de ellas es que te ayuda a elaborar un plan de parto que puedes desarrollar con la ayuda de la matrona o el profesional que te atenderá en ese momento tan especial que es traer a un nuevo ser humano al mundo.

Un buen plan de parto debe estar ajustado a las posibilidades del centro asistencial o el lugar que elegiste para dar a luz; y hacerlo no solo te dará más tranquilidad sino que además te ayudará a comunicarte adecuadamente con los profesionales que asisten ese momento tan íntimo, importante y delicado.

También es preciso que tengas en cuenta que cada parto y nacimiento es único. Así que para estar preparada es conveniente que conozcas todas las opciones que tienes disponibles para favorecer un parto natural exitoso, lo más recomendable es que hagas todas las preguntas que te ayuden a decidir qué tipo de atención es la que se ajusta a tus circunstancias y deseos.

Tener la información adecuada hará que puedas tomar decisiones pertinentes y ajustadas al progreso del parto y que además asociadas a cómo te sientas en ese momento tan intenso. Aquí te damos algunas recomendaciones que te pueden ayudar a prepararte para un parto natural.

Elige buena compañía

parto natural 2

Para prepararte para un parto natural es muy importante que te rodees de personas que entiendan que las mujeres en trabajo de parto necesitan ser tratadas de manera respetuosa, y eso no solo se trata de amabilidad sino que además se respeten tus deseos, expectativas y preferencias, lo cual hará que puedas vivir tu parto con tranquilidad y confianza y puedas recibir a tu bebé como sueñas.

De hecho, los profesionales de la salud y las matronas han constado que cuando la labor de parto de una mujer es acompañada por una persona que ella haya elegido previamente, disminuye la necesidad de analgesia, el número de partos instrumentales, de cesáreas y aumenta el grado de satisfacción.

Además, estar cerca de un familiar o de una persona de tu confianza durante el parto te dará más seguridad y no solo eso, te ayudará a tolerar el dolor de las contracciones y facilitará el proceso del parto natural, pues la persona que elijas es capaz de ayudarte, animarte y cuidarte en ese momento cuando necesitas sentirte confiada y tranquila.

También, y según explica la guía sobre la atención al parto normal, se ha demostrado que la atención al parto normal por matronas presenta ventajas: menor necesidad de analgesia epidural, realización de menos episiotomías, aumento de la tasa de parto vaginal espontáneo y de inicio de lactancia materna y una mayor sensación de control por parte de las mujeres.

“Es importante que las mujeres tengan confianza en sus posibilidades de afrontar el parto y que las matronas y obstetras contribuyan a la mejor evolución de este proceso fisiológico”.

-Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO)-

 

Detalles generales de un parto natural

parto natural 3

Si deseas prepararte para traer a tu hijo al mundo mediante un parto natural, además de chequear tu salud y de estudiar muy bien de qué manera deseas que de desarrolle tu parto, es necesario que cuides ciertos detalles:

El ambiente

De manera ideal, un parto natural debe desarrollarse en un ambiente de intimidad, donde las puertas puedan cerrarse y donde solo esté el personal necesario para atender a la madre que da a luz. La habitación de la parturienta debe considerarse como un espacio personal en el cual además de una temperatura cálida, debe haber un ambiente agradable, acogedor, con luz regulable y sin instrumental sanitario a la vista.

La atención

Toda mujer en proceso de parto debe recibir atención de manera continua. Solo debe estar sola por pocos periodos de tiempo o si ella lo solicita.

Movilidad y comodidad

La primera fase de un parto natural es la dilatación. Durante esta fase no debes permanecer necesariamente acostada, de hecho los expertos recomiendan que para sobrellevar esta etapa de manera exitosa es mejor que te muevas y que adoptes la posición que te haga sentir más cómoda durante este largo periodo.

También es conveniente que bebas líquidos claros, tales como el agua o jugos que no contengan té o cafeína. Las bebidas isotónicas son las más recomendables porque además de hidratar, proporcionan pequeñas cantidades de glucosa y previenen la cetosis.

Manejo del dolor

Hay muchas técnicas para manejar el dolor que produce la etapa expulsiva del parto. Lo ideal es que las personas que asistan el parto de tu hijo satisfagan en la medida de lo posible, tus expectativas relación con el alivio del dolor durante el parto.

En esta etapa también es conveniente que sepas que puedes tomar la posición que te haga sentir más cómoda y que los expertos en salud recomiendan que evites permanecer acostada sobre tu espalda.

“Las posiciones verticales (sentada, de pie, acuclillada) o laterales (tumbada de lado) se asocian a fases expulsivas de menor duración. Las mujeres que adoptan la posición de apoyo manos y rodillas encuentran que es la más cómoda para dar a luz, y han reportado menor dolor lumbar y menor dolor perineal postparto”, señala la guía sobre la atención al parto normal.

En esta fase del parto también es importante la compañía del familiar y los profesionales que te rodean, pues numerosos estudios científicos señalan que las mujeres que reciben un apoyo continuo profesional tienen mayor probabilidad de tener un parto vaginal espontáneo y menor probabilidad de necesitar analgesia epidural, tener un parto instrumental  o una cesárea.

Cuidar de todos estos detalles te ayudará a estar más satisfecha con la experiencia del parto natural, que debería ser una experiencia tranquila, íntima y feliz.