7 recomendaciones para un parto natural inolvidable

Muchas mujeres idealizaron con el momento de dar a luz y aguardan con ansias ese momento. Desde ya, toda futura mamá desea con la fuerza de su corazón que todo marche sobre ruedas. Ahora bien, ¿cómo garantizarse un parto natural inolvidable?

Lo cierto es que hay muchos factores que inciden directamente en ese glorioso momento. De estos detalles -por mínimos que parezcan- depende el éxito de esta transición. Quizás la más bella que pueda suceder en la vida de toda persona.

Por eso, en este artículo de Eres Mamá, compartimos una serie de recomendaciones y consejos útiles para disfrutar de un parto natural inolvidable. Porque cualquiera de nosotras merece saborear la maternidad desde el primer instante.

Vive un parto natural inolvidable con estos consejos

Vivir plenamente esta experiencia única y especial es posible. Solo se trata de disponerse a vivenciar un parto natural inolvidable. Atesorar en nuestras mentes la llegada de ese ser que llegó para cambiarnos la vida. Después de todo, comprenderás que tu hijo ha valido la vida y mucho más.

Para ello, previamente, debemos conocer e implementar una serie de tips realmente efectivos. Toma nota de los siguientes aspectos que no se te pueden escapar si estás a punto de dar a luz:

  • La información lo es todo. El primer paso consiste en informarse sobre tal momento. Eso aportará seguridad, tranquilidad y, fundamentalmente, te permitirá conocer tus derechos y tomar decisiones adecuadas. De este modo, velarás por tu salud y la de tu hijo, protegiendo tu familia en todo momento.
  • Confía siempre en tu cuerpo, y en ti misma. Naturalmente traes impreso en tus genes la valiosa capacidad de parir. Pues no se trata de otra cosa que de un acto meramente fisiológico y natural. Así que despreocúpate porque -como toda embarazada- estás más que lista para dar este gran paso.
  • Lucha por tu libertad de elección. Como madre, puedes decidir dónde y cómo tener a tu esperado bebé. Escoge además al profesional que más confianza te brinde por su experiencia y conocimientos. Del mismo modo, elige aquella persona que te acompañe en este evento maravilloso, y que comprenda y consienta tus necesidades.
  • En expresarte está el secreto. No temas ni te avergüences de decir lo que pienses o sientas. Manifiesta tus miedos e inseguridades, evacúa cada duda. Pero, sobre todas las cosas, denuncia falencias y agradece reclamos. Pues tu juicio de valor puede ser útil para mejorar la atención, ¡las madres que te seguirán lo agradecerán!
  • Relájate y deja que todo fluya, sin focalizar en el dolor. Tu trabajo es mantener una actitud armoniosa, tranquila y segura. Sé optimista y dite a ti misma todo irá muy bien. Recuerda que el dolor del parto es momentáneo, mientras que el amor de tu hijo será tan infinito como eterno.

Las dos estrellas para un parto natural inolvidable

Sin embargo, si bien los consejos anteriores son relevantes, hay dos tips estrellas para conseguir ese parto natural inolvidable con el que sueña toda mamá. Estos secretos son realmente la clave, no solo para ese momento, sino también de cara a futuro. Ya veremos por qué:

  • El contacto piel a piel entre madre e hijo. Esto es quizás lo más importante cuando un recién nacido llega al mundo. Durante al menos su primera hora de vida, es importante mantenerlo de manera ininterrumpida. Desde luego, desde el primer instante. Ciertamente el rutinario control del niño es importante, pero tranquilamente puede posponerse en caso de pequeños nacidos “sanos” (ergo, sin complicaciones). ¿Por qué esto es tan importante? Simplemente porque no solo refuerza el lazo más importante de la vida de todo ser humano. Además, es fundamental para fomentar la lactancia materna en un 50%.
  • El pinzamiento tardío del cordón umbilical. Los investigadores indican que el simple hecho de esperar unos minutos hasta que el cordón deje de latir ofrece gran variedad de beneficios. Entre otras tantas ventajas, este elección supone la prevención de anemias y demás afecciones. Por ello, los especialistas insisten: es preferible ofrecer el pecho los primeros minutos de vida, antes que cercenar ese vínculo sagrado de forma prematura.
Categorías: Embarazo Etiquetas:
Te puede gustar