El control periódico de la embarazada es vital

El embarazo de toda mujer debe ser supervisado por un control profesional de la medicina desde el momento en que se descubre el proceso de gestación hasta que tiene el bebé en brazos. Continúa leyendo y te diremos por qué.

Concebir un hijo, además de ser un proceso definitivamente maravilloso, es también una responsabilidad muy grande que debe ser asumida con todo el rigor que supone ser el motor que le está dando vida a una personita.

Así que lo mejor será que las futuras mamis acudan a un obstetra que evaluará su salud y la del bebé que se está formando en su vientre

No hay que dejar de lado el hecho de que cada embarazo es distinto, así que dependiendo de las circunstancias y el estado de la mujer, esta requerirá un control prenatal específico. No obstante, queremos ofrecerte una idea del control periódico al que debes someterte durante la gestación.

El momento en el que una mujer tiene conocimiento de que está embarazada varía de una a otra. Puede que la ausencia del período menstrual desde el primer mes de gestación levante sospechas, pero en algunos casos las mujeres siguen menstruando por lo menos durante el primer trimestre.

Las náuseas y el sueño excesivo también pueden ser señal de un embarazo, pero no todas las mamis presentan estos síntomas. Por esta razón es que cada una, a su manera, y en diferentes  momentos se enteran que dentro de su vientre está creciendo un bebecito.

Ante esta realidad, lo recomendable es que si tienes alguna duda o un síntoma que te haga creer que estás embarazada, no lo dudes y corre a practicarte un examen. Algunas mujeres prefieren hacer los test caseros, de esos que puedes comprar sin receta médica en la farmacia.

No importa si tú optas por el test casero o el examen de laboratorio, lo importante es que determines pronto si estás esperando un hijo para comenzar con los cuidados usuales de esta etapa.

Frecuencia del control del embarazo

control-2

Desde el momento en que una mujer sospecha que está embarazada y se hace una prueba, debe acudir al médico para confirmar su estado de gravidez. Si esto es así, dependerá de su salud y la estabilidad del feto, la fecha de su próxima visita, pero por lo general este es el control que debe seguir.

Primer trimestre

Independientemente del momento en el que confirmes el embarazo, el obstetra tiene la capacidad de precisar cuándo se fecundó el óvulo, teniendo en cuenta la fecha de tu último período menstrual. Desde la semana uno hasta la semana 12 del embarazo, seguro que deberás ir a tu cita médica cada 15 días para supervisar que todo marche bien con el embrión

Segundo trimestre

A partir de la semana 13, el embrión ha perdido su colita y ya podemos llamarlo feto, poco a poco irá desarrollando cada uno de sus órganos. Incuso a mediados de este trimestre podrás saber si serás mamá de una princesa o de un campeón. Durante etapa, deberás asistir al control cada mes.

Tercer trimestre

Entre la semana 24 y 36 de la gestación, la regularidad de los controles se mantendrá a una por mes. En esta etapa, tu doctor te indicará ingerir algunos complementos vitamínicos y mantener una dieta balanceada para beneficiar tu salud y la de tu pequeñín.

Al final del proceso de gestación, aumentará la frecuencia de las visitas al médico.

¡Falta poco para conocerlo!

control-3

A partir de la semana 36, se considera que un embarazo ha llegado a término, así que en cualquier momento el bebé podrá nacer por vía natural o cesárea. Para decidir esto, tú y tu médico evaluarán cuál es la mejor opción.

Cuando ya estás en la recta final para tener a tu retoño en brazos, es probable que el obstetra decida reducir la brecha entre una cita y otra, así que no te extrañes si te pide que regreses cada semana o cada 15 días.

Las excepciones

La periodicidad a la que nos referimos en esta oportunidad es la de un embarazo en la que la mujer no experimenta ningún contratiempo. Desafortunadamente, existen sus excepciones y es posible que una mami deba cumplir un control médico más riguroso e intenso, de acuerdo a su salud.

De cualquier manera, una vez que estés asistiendo al obstetra o al perinatólogo por el control de tu embarazo, deberás seguir al pie de la letra cada una de sus recomendaciones. Así garantizarás tu bienestar y el óptimo desarrollo de tu bebé.

Categorías: Embarazo Etiquetas:
Te puede gustar