Prepara a tus hijos para enfrentar peligros potenciales

Amanda · 10 abril, 2016

Los peligros están en cualquier lado, por mucho que cuidemos a nuestros hijos existen riesgos potenciales en el hogar y desde luego, también en la calle. Que los niños se expongan al peligro o no, depende en parte de nosotros, pero muchas veces son ellos mismo quienes llevan la responsabilidad; por eso debemos ayudarlos a enfrentarse a este.

Cuando no ha sido suficiente que les aconsejemos y pidamos prudencia, es conveniente que al menos les enseñemos cómo actuar cuando se hallen frente algún riesgo determinado. Hablamos de situaciones que pueden evitarse y/o controlarse con conocimiento previo del hecho; por ejemplo, la precaución al cruzar la calle o al interactuar con extraños.

En ocasiones nos olvidamos que los niños desconocen muchos acontecimientos, por eso no les advertimos que hay un peligro por tal o cual cosa; asumimos que él lo sabe, pero no es así. Además, por alguna razón los padres a veces sonamos como discos rayados, porque a los niños se debemos repetirles las cosas una y otra vez para que puedan comprenderla.

Ninguna madre quiere que su hijo aprenda a través de una mala experiencia, aun cuando sea lo que digamos. Si le decimos a nuestro hijo que cruce la calle con cuidado y no lo hace, no esperamos a que lo atropellen para que aprenda finalmente a ser cuidadoso; por eso lo importante es prevenirlos.

¿Evitar peligros o sobrevivir a ellos?

La pregunta que como padres podemos hacernos es si de verdad podemos ayudarlos a superar potenciales riesgos. Se trata de ayudarlos a desarrollar habilidades que les permitan ser cautelosos y otras que les faciliten salir librados con éxito de situaciones comprometidas.

Un niño puede estar en peligro por caminar solo en la calle, pero es algo que no siempre podemos evitar. Quizá nuestro pequeño sobreviva con éxito a la mayoría de las situaciones riesgosas, tal vez nunca se tope con algún extraño que quiera lastimarlo; pero si esto llegara a suceder, es muy valioso que esté preparado para actuar.

1232a25ed7b5700bca6a25c171e3cbb8

Es normal que un niño no sepa cómo debe manejar la situación si tuviera la necesidad de actuar ante un accidente o desastre natural; por eso es conveniente que lo preparemos para ello. Si lo asustamos con esto o lo decimos a manera de sermón, quizá no surta el efecto deseado, pero la comunicación siempre será la mejor herramienta preventiva.

Estos consejos te pueden ayudar a entrenarlo en estos casos.

  1. Que aprenda la ruta de regreso a casa

Mientras regresamos con él, sea en coche o caminando, podemos enseñarlo a identificar alguna referencia donde debe cruzar o hacia dónde dirigirse. Mostrémosle alguna señal, edificio o letrero que sea visible y fácil de recordar.

Esto le ayudará a regresar a casa en caso de que se pierda o por causa mayor no podamos acompañarlo. Que aprenda la ruta al colegio y pueda desenvolverse en los alrededores, puede ayudarlo a sobrevivir de ciertos peligros.

  1. Manejar el sistema telefónico de emergencia

Es recomendable que el niño sepa usar el teléfono y en particular conozca los números de emergencia. También es importante que conozca su dirección, los nombres de sus padres y números de teléfono de estos; no sabemos cuándo pueda necesitar comunicarse con urgencia.

  1. Aprender a usar los recursos naturales

Un día de campo es oportuno para enseñar a los pequeños a desenvolverse sin electricidad y otras comodidades de la civilización. Caminar en la oscuridad, encender una hoguera, nadar en el río, ubicarse en lugares complicados y aprender técnicas de supervivencia que le pueden ser útiles en algún momento.

  1. Sobrevivir a los peligros de las calles

Los riesgos de la calle no son solo los vehículos, también hay personas peligrosas y situaciones insospechadas. Eduquemos a nuestros niños para que puedan sobrevivir a los peligros que se pueden encontrar en la calle, donde hay armas, drogas, delincuencia y autos a toda velocidad.

054547361e133a08ddf6dd16506e542c

Enseñemos a nuestros niños a conocer el tráfico automovilístico, las señales de tránsito y las autoridades correspondientes. Es importante que sepa que nunca debe hablar con extraños o recibir nada que le den en la calle; además, es recomendable que solo confié en papá y mamá, pues a veces no sabes qué supuesto conocido es en realidad un perfecto desconocido.

  1. Precaución en la red

Es conveniente cerciorarse de que nuestros niños acceden a sitos seguros en la red, de que no estén hablando con extraños o puedan exponer datos de contacto. Si tu hijo maneja un computador conectado a internet podría enfrentar más peligros de los que puede haber en su entorno real.

Enseñémosle que no debe acceder a vínculos desconocidos o que pinche en anuncios publicitarios; si es posible desactivemos las ventanas emergentes y activemos el historial de búsqueda.