¿Por qué pueden doler los pechos?

Corina González · 26 mayo, 2018
Cuando se acerca el desarrollo en las niñas en muchos casos pueden presentarse molestias, unas de las más comunes son los dolores de caderas y pechos.

A nivel físico, cada mujer pasa por diferentes situaciones desafiantes en el transcurso de su vida, principalemente debido a la actividad hormonal. En especial antes y después del ‘desarrollo‘, el momento en el que las variaciones hormonales traen consigo grandes cambios en el organismo que pueden hacer doler los pechos.

El malestar en las mamas es muy común en la mujer y genera las siguientes interrogantes ¿por qué pueden doler los pechos?, ¿cuáles son las razones por las cuales las mujeres sufren por sus mamas? Pues bien, estos dolores pueden presentarse por múltiples razones que van desde la menstruación hasta el embarazo.

La inflamación y sensibilidad antes o durante el periodo menstrual es algo muy común. Por lo general no suponen nada grave y su causa puede ser simplemente por el cambio hormonal, o incluso por el uso incorrecto de la ropa interior.

En ocasiones, las mujeres relacionan el dolor de pechos directamente con el cáncer de mama con lo cual se crean ideas angustiosas que conllevan un nivel muy alto de estrés que resulta muy contraproducente para la salud. Para la tranquilidad de todas, hemos decidido presentar algunas de las razones por las cuales puede sentirse dolor o alguna incomodidad en las mamas.

Las causas más comunes por las que pueden doler los pechos

1. Cambios hormonales

Es común que las mujeres jóvenes sientan dolor durante los días en los que se atraviesa por el síndrome premenstrual. Algunas mujeres, al conocer bien su cuerpo, pueden detectar su periodo fértil. Durante estos períodos pueden doler los pechos. Esta incomodidad se presenta a mitad del ciclo menstrual, que coincide con la ovulación, y los días previos al periodo.

Las dos fases antes mencionadas del ciclo coinciden con los cambios más bruscos en los niveles de las hormonas femeninas. Además de esto, puede influir en la aparición de estos malestares el uso de pastillas anticonceptivas y la terapia de reemplazo hormonal, entre otros.

¿Por qué suelen doler los pechos?

2. Embarazo

Para muchas mujeres, uno de los primeros síntomas en aparecer al quedar en cinta es el dolor en las mamas. Esto se debe a que suelen presentar más sensibilidad al quedar embarazadas a temprana edad o en su primera gestación. Sin embargo, es considerado normal que en el primer trimestre de embarazo se presenten dolores. Los senos aumentan su tamaño y aparecen venas azules que indican el aumento de flujo sanguíneo.

3. Lactancia

Regularmente, cuando una mujer acaba de dar a luz suele presentar dolor en los senos, practique o no la lactancia materna. Esto se debe a lo que denominan “subida de la leche”. Ahora bien, hay que prestar mucha atención si el dolor se hace frecuente, intenso y no mejora, puesto que se podría estar ante una posible mastitis.

4. Mastitis

Este problema que se presenta como una inflamación en los senos, originada por la obstrucción de los conductos de la leche. Esto ocurre porque puede haber una infección en la mama, causada por virus, bacterias o hongos. Los síntomas que debes tener en cuenta ante esta posibilidad son: el enrojecimiento de los senos, el dolor y fiebre.

5. Talla incorrecta del sujetador

El uso adecuado del sujetador es indispensable para la buena salud de los senos. Puesto que de ser demasiado pequeño puede oprimir el pecho en exceso, causando dolor y dificultando el riego sanguíneo, lo cual genera una molestia constante en los senos.

Además, si el sujetador tiene aros, se corre el riesgo de que se claven , lo cual puede dañar los ligamentos mamarios. Por el contrario, si la talla es muy grande, no brindará el soporte que estos necesitan. Una de las consecuencias de la falta de un buen soporte es la aceleración de la flacidez y la afección de los tendones de los hombros.

¿Por qué suelen doler los pechos?

6. Exceso de ejercicio físico

Las mamas son glándulas compuestas por tejidos suaves ubicados antes del músculo, por esta razón no sería raro que una mujer pudiese sentir molestia en esta zona después de una larga jornada de ejercicio. Si el dolor en los pechos es muy fuerte, y persiste con los días, lo mejor será asegurarse de que no se trate de un desgarre.

Es necesario recordar que a la hora de hacer ejercicio es vital darles un soporte apropiado a los senos con un buen sujetador diseñado para tal fin. La mujer debe asegurarse de que sea de la talla correcta, y que disminuya el impacto de los movimientos que se realicen. Con estas previsiones se puede evitar a que lleguen a doler los pechos.

7. Cáncer de mama

Ante la confirmación de esta enfermedad el dolor en los pechos es uno de los síntomas que más tardan en aparecer cuando se padece. Si las pacientes están en control médico continuo y realizan los tratamientos a tiempo es más alta la probabilidad de no sentir mayores molestias por la patología.

Es recomendable realizar el autoexamen de mamas una vez al mes como modo de precaución. En caso de no encontrar anomalías en dicha prueba y seguir presentando dolores, es posible que otras patologías benignas estén influyendo.