¿Por qué mi bebé vomita?

Marisol · 26 enero, 2018
Los vómitos del bebé suelen poner en alerta a los padres. No obstante, las causas no siempre están relacionadas con enfermedades serias. A continuación, te informamos de las principales causas de los vómitos en los bebés.

Es común que los bebés vomiten en sus primeras semanas de vida. Es una condición normal porque se están acostumbrando a recibir el alimento de una forma diferente y sus cuerpos están en pleno desarrollo. Cuando te preguntas por qué tu bebé vomita, debes saber que hay múltiples causas que pueden ocasionar esta situación.

A continuación encontrarás algunas de las causas más comunes de vómitos en los bebés. Van desde la indigestión, un periodo de llanto prolongado, la tos o que se encuentren mareados por viajar en coche.

Muchas enfermedades pueden causar el vómito en la infancia. Es de esperar que el bebé presente episodios de vómito mientras crece y se desarrolla. Usualmente, es una afección que termina rápido y sin tratamiento.

-Academia Americana de Pediatría (AAP)-

¿Por qué mi bebé vomita? Las causas más frecuentes

Problemas con la alimentación

Durante los primeros meses de vida, el vómito suele estar relacionado con problemas a la hora de alimentarse. El exceso de alimento causa vómito. Otro factor menos común es la alergia de los pequeños a las proteínas presentes en la leche materna o en la fórmula.

Infecciones virales o bacterianas

La congestión y las enfermedades respiratorias ocasionan vómito en muchos casos, especialmente cuando hay tos. La mucosa acumulada durante los resfriados también puede obstaculizar la tráquea y causar el reflejo del vómito. De esta forma, muchos bebés expulsan la mucosa de sus organismos.

Muchas veces el bebé vomita debido al llanto excesivo.

Llanto excesivo

El llanto prolongado también es una causa habitual del reflejo del vómito. Cuando esto sucede y el bebé no presenta otros síntomas, no hay razón para preocuparse.

Mareos al desplazarse en coche

Si tu rutina diaria incluye viajes largos en coche, es posible que la causa del vómito se relacione con el movimiento del vehículo. Esto se da porque no hay una conexión entre lo que el bebé ve y la manera en que su cuerpo se balancea.

Sustancias tóxicas

Otra causa del vómito en los bebés es la ingesta de una sustancia tóxica. Las más comunes son medicamentos, plantas o cosméticos. Además, ciertos alimentos o el agua no tratada pueden producir una intoxicación en el organismo del bebé.

Obstrucciones intestinales

El vómito repentino y persistente puede ser señal de muchas enfermedades, incluyendo la obstrucción intestinal. Si tu bebé vomita en grandes cantidades, no se alimenta bien y presenta otros síntomas es necesario que acudas a tu pediatra de confianza.

Normalmente los ataques de vómito duran poco tiempo y, si no se trata de una afección seria, no requieren ningún tratamiento. Solamente debes asegurarte de que el bebé esté bien hidratado. Si el bebé luce saludable y su peso está dentro del rango aceptable, no debes preocuparte.

¿Cuándo debería llevarlo al médico?

Ocasionalmente el vómito es señal de enfermedades más serias. Es necesario que acudas al médico cuando observes alguna de las siguientes señales adicionales:

  • Signos de deshidratación: boca seca, ausencia de lágrimas y menos orina de la que el bebé produce normalmente.
  • Fiebre.
  • Falta de apetito.
  • Vómitos que persisten durante más de 12 horas o que son muy abundantes.
  • Sarpullido anormal.
  • Somnolencia o irritabilidad.
  • Abdomen inflamado.
  • Sustancias anormales (sangre o bilis, que da una coloración verde al vómito).
Hay que ayudar al bebé a expulsar los gases.

¿Qué hacer cuando mi bebé vomita?

  • Mantenlo hidratado. Con el vómito salen del cuerpo líquidos que el bebé necesita. Por eso debes reemplazarlos para que no se deshidrate. Evita darles zumos artificiales o bebidas gaseosas. Consulta con el pediatra si es conveniente brindarle una solución de rehidratación oral.
  • Cuida su alimentación. Si el bebé ya come alimentos sólidos, evita darle comida irritante o dulce. Empieza a reintroducir su dieta con líquidos, cereales y otros alimentos que sean fáciles de digerir.
  • Procura que descanse. El sueño es uno de los mejores remedios para calmar al bebé. Durante la siesta se vacían los intestinos del bebé, lo que automáticamente disminuirá el vómito. Debes estar siempre a su cuidado para auxiliarlo si vomita mientras duerme.

Aunque el vómito pone en alarma a cualquier padre o madre, usualmente no se trata de algo por lo que debas preocuparte. Toma las medidas necesarias para que el organismo de tu bebé vuelva a la normalidad y consulta con un médico cuando veas que los síntomas no mejoran o tu bebé no se comporta como lo hace habitualmente.