¿Por qué es importante hacer las paces con tus hijos después de una discusión?

Hacer las paces con los hijos es fundamental para evitar dañar su autoestima y su manera de relacionarse con las personas.
¿Por qué es importante hacer las paces con tus hijos después de una discusión?

Escrito por Nicolás Forero

Última actualización: 20 diciembre, 2021

En la convivencia con los hijos es normal tener desacuerdos, pues cada persona puede tener percepciones diferentes. A causa de ello, muchas veces se presentan esos días en los que el desencuentro sale a relucir.

Estas situaciones son bastante complejas, pues nadie se siente bien cuando está mal con su ser más querido. Además, porque en cierto modo ambos individuos sienten que sus puntos de vista no se respetan.

No obstante, es fundamental saberlas gestionar desde el primer momento. De lo contrario, la rabia se apoderará de la situación y causará daños críticos a nivel emocional.

La importancia de hacer las paces

Cuando el desentendimiento surge es fundamental llevar a cabo un diálogo de negociación. De esa manera, ambas personas pueden expresar con tranquilidad sus puntos de vista y llegar a un acuerdo que los beneficie.

Además, con este ejercicio se pueden estipular una serie de reglas y límites claves. Esto con la finalidad de prevenir que la misma situación se vuelva a presentar en un futuro.

Mamá hablando con su hija



No obstante, si los padres no muestran la intención de hacer las paces perjudican el bienestar del niño, pues lo sumergen en un estado de preocupación constante.

De igual manera, con este suceso se debilita el vínculo afectivo entre los padres y el hijo, ya que, a causa de la rabia, prefieren evitarse y dejan de dialogar sobre los momentos importantes que ocurren en la vida de cada uno.

Por otra parte, se afecta la autoestima del niño, porque cree que solo tiene defectos que lo llevan a ser rechazado. De igual forma, pensará que lo mismo va a pasar cuando esté inmerso en otros entornos.

También, el niño se acostumbra a actuar con rencor y resentimiento, pues lo que le transmiten sus padres es que ese es el único camino cuando se está en desacuerdo con las demás personas.

Finalmente, con todos estos factores se perjudica la salud mental del niño. Esto debido a que se invade de emociones negativas que solo le producen ansiedad y tristeza.

Mamá haciendo las paces con su hija



¿Cómo lograr un buen resultado?

En primera medida, es vital que las dos personas se den un espacio íntimo para pensar las cosas. De esa manera, pueden recapacitar sobre los errores de cada uno, desvanecer la ira y dejar el orgullo a un lado.

Después, es fundamental darse la oportunidad de escuchar a la otra persona. Así, se puede entender cuáles fueron los motivos que lo llevaron a actuar de esa manera.

Por último, hay que dejar a un lado el pasado y darle lugar al presente. Pues es de ese modo como ambos dialogan sobre la efectiva solución y se recuerdan la importancia que tiene cada uno en la vida del otro.

Finalmente, es fundamental destacar que al hacer las paces no solo se beneficia la relación en el hogar, sino que se le deja una gran enseñanza al niño. Esto debido a que se le transmite que el camino del diálogo es el ideal para solucionar las diferencias y aprender a vivir en sociedad.

Te podría interesar...
La importancia de enseñar a perdonar a tus hijos para que sean felices
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
La importancia de enseñar a perdonar a tus hijos para que sean felices

Pedir perdón y perdonar es una de las claves para alcanzar la felicidad y hallar la paz interior. Enseñar a perdonar a tus hijos es una de las tare...



  • Alfaro J. Casas F. López V. Bienestar en la infancia y en la adolescencia [Internet]. (S.L): Psicoperspectivas; 2005. [citado 16 de diciembre de 2021].