¿Por qué deben practicar deporte los niños?

06 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la instructora fitness y yoga Eva Maria Rodriguez Diego
La salud es una razón obvia por la que los niños deberían practicar deportes. Pero, además, existen otros poderosos motivos por los que los niños han de practicar deporte. Estas tienen que ver con sus desarrollo intelectual, psicológico y social. 

Permitir y alentar a nuestros hijos a que practiquen deporte tiene muchos beneficios para ellos. Sin embargo, algunos padres también tienen ciertas preocupaciones como, por ejemplo, el tiempo que tendrán que dedicarle, los compromisos que deben adquirir o la posibilidad de lesiones, entre otras. Y es cierto: practicar deporte por parte de los niños requiere tiempo y compromiso e implica riesgo de lesiones.

Sin embargo, los beneficios que supone para los niños implicarse en actividades deportivas son tantos que merece la pena. En cuanto al riesgo de lesiones, es importante tener en cuenta que este existe en todo momento; incluido cuando los el niño sale a jugar o en las clases de educación física del colegio. Un buen equipamiento y unos entrenadores realmente preparados ayudan a reducir estos riesgos.

Practicar deporte tiene muchos beneficios para los niños

Como actividad física, el deporte estimula el crecimiento y conduce a una mejor salud física y emocional de los niños. Aumenta la aptitud cardiovascular y favorece el crecimiento saludable de huesos, músculos, ligamentos y tendones. También aumenta la coordinación y el equilibrio, mejora el sueño y, por supuesto, ayuda a reducir la obesidad infantil.

Niño en un kayak gracias a los beneficios de practicar deporte.

Pero, además de la salud, hay muchas otras razones por las que los niños deben practicar deporte relacionadas con el cerebro y el intelecto, además de la vida social y el desarrollo psicológico.

Las evidencias científicas sobre los beneficios de practicar deporte en los niños son múltiples. Según un informe publicado por True Sport, además de los beneficios físicos, los deportes proporcionan beneficios emocionales, psicológicos y sociales.

Beneficios del deporte para la salud física de los niños

Según recoge el mencionado informe de True Sport, las investigaciones muestran que la actividad física ralentiza el desarrollo de enfermedades y afecciones crónicas, como enfermedades cardíacas, hipertensión, diabetes tipo 2, obesidad y osteoporosis porque la participación deportiva fortalece el corazón, los músculos y los huesos.

Además, la actividad física en general y los deportes en particular juegan un papel importante para ayudar a los niños a mantener un peso saludable, lo que tiene grandes implicaciones en su salud actual y futura y en la prevención de la obesidad infantil.

Por otra parte, los estudios muestran que los niños que practican deportes a una edad temprana tienen más probabilidades de mantenerse activos en la adolescencia y en la edad adulta. Hacer deporte es garantía de salud a todas las edades. De ahí la importancia de empezar cuanto antes.

Beneficios para el desarrollo cerebral y la salud psicológica y emocional

El informe de True Sport también expone que los niños que practican deporte tienen un medio para reducir el estrés. Esto es de vital importancia en la vida de los pequeños, que se pueden ver abrumados por múltiples factores, tanto personales como académicos y familiares.

Por otra parte, dicho informe recoge que la práctica de deporte en la infancia también tiene un efecto positivo en el desarrollo emocional, social y psicológico. En este sentido, según un estudio reciente publicado en la revista Nature, la participación temprana y sostenida en actividades físicas organizadas es beneficiosa para el desarrollo emocional de los niños.

Por otra parte, el deporte puede enseñar a los niños a controlar las emociones y a tomar la iniciativa. Estas dos cualidades son muy útiles cuando se trasladan a otras áreas de la vida, como la escuela, la familia y el trabajo.

Niño lanzándose por una tirolina en el bosque.

En cuanto al deporte realizado concretamente por niñas, según el citado informe, los estudios muestran que las niñas que practican deportes ganan confianza y autoestima y tienen menos probabilidades de tener sobrepeso y depresión y de mantener hábitos no saludables como fumar o consumir drogas. Además, el deporte puede ayudar a evitar embarazos no deseados en la adolescencia.

Beneficios para el cerebro

Asimismo, los pequeños que practican deportes muestran un mejor rendimiento académico, una mayor autoestima, menos problemas de conducta y un ajuste psicológico más saludable. Esto se debe a que el movimiento físico afecta la fisiología del cerebro. De hecho, según este informe, los chicos que practican deporte obtienen calificaciones más altas en la escuela y completan más años de educación.

Cuando los niños queman energía fuera del aula, tienen una mayor capacidad de atención en el aula. Esto se debe a que el esfuerzo físico les ayuda a relajarse mejor a corto plazo, les ayuda a ser más creativos y les permite mejorar su capacidad de resolución de problemas.

En lo que a practicar deporte se refiere…

El deporte da la oportunidad a los más pequeños de aprender lecciones de vida que, de otra manera, es más difícil adquirir. Pero eso requiere compromiso, no solo por su parte, sino también (y sobre todo) por parte de los padres y de los entrenadores.

Implicarse en la vida deportiva de los niños es muy importante para que estos puedan obtener todos los beneficios posibles. Del mismo modo, es importante garantizar que los niños practican deporte en un entorno seguro en el que los valores deportivos sean prioritarios, muy por encima de la excelencia deportiva o de la competición.