Por qué adquirir competencias básicas durante la edad infantil

03 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el educador infantil Pedro González Núñez
Estas son las competencias básicas que durante la edad infantil debe aprender cada niño para que descubra cómo desenvolverse en cualquier situación cuando llegue a la vida adulta.

Respondiendo a la pregunta que titula este artículo, la adquisición de competencias básicas durante la edad infantil tiene, sobre todo, una motivación, y esta es facilitar el desarrollo del niño en dicha etapa para enfrentarse, cara al futuro, a la vida adulta.

Con el aprendizaje de competencias básicas, el niño va adquiriendo esas herramientas necesarias que, según se va desarrollando, va necesitando para hacer frente a los diversos retos que la vida irá poniendo en su camino.

La adquisición de las 8 competencias básicas

En la actualidad, el currículo lectivo del niño establece 8 competencias básicas que tienen que ser adquiridas, en mayor o menor medida, por todos los jóvenes escolarizados mientras dure la fase educativa. Estas son:

  1. Competencia matemática.
  2. Competencia en comunicación lingüística.
  3. Iniciativa personal y autonomía.
  4. Competencia en la interacción y el conocimiento del mundo físico.
  5. Competencia ciudadana y social.
  6. Tratamiento de la información en la competencia digital.
  7. Competencia artística y cultural.
  8. Competencia en el aprendizaje del aprendizaje.
    Niños desarrollando y adquiriendo la competencia matemática, una de las competencias básicas en educación.

Logrando que los niños adquieran estas competencias en mayor o menor medida según sus habilidades y talentos naturales, se consigue que, en el futuro, respondan a las materias básicas de la sociedad actual.

Así pues, se pretende que el niño aprenda a desempeñarse de forma autónoma en su proceder diario. Por eso, adquiridas estas competencias básicas, los pequeños se integran e integran, a su vez, diversos aprendizajes para relacionarlos en las diferentes situaciones y los distintos contextos que se presentan a diario.

Las competencias básicas

Dicho esto, veamos en qué consisten estas competencias que todos los centros deben adaptar para que su organización y disposición en este sentido sea óptima a la hora de que los niños las adquieran y se familiaricen con ellas.

Competencia en comunicación lingüística

La adquisición de competencias lingüísticas ayuda a los niños a aprender el uso correcto del lenguaje a nivel escrito y oral. Además, descubren cómo interpretarlo, cómo comprenderlo y cómo diferenciar según el contexto comunicativo en el que se produzca, de manera que aprendan a formar juicios críticos, adopción de decisiones y generación de ideas.

También se ayuda a los niños a estudiar lenguas extranjeras, de manera que puedan comunicar en un contexto global estableciendo relaciones sociales adecuadas y favoreciendo el hecho de que se puedan desenvolver en diferentes contextos sociales.

Competencia matemática

En este caso, el niño aprende la habilidad en el uso de los números, tanto en su relación con la vida diaria como en la utilización en operaciones básicas. Se trabaja el razonamiento matemático necesario para la interpretación de la información, para la resolución de problemas y para la ampliación de conocimientos que sirvan a los chicos para desarrollarse en la vida cotidiana familiar y laboral.

Competencia en la interacción con el mundo físico y el conocimiento

Esta habilidad lleva a los niños a aprender mecanismos para desenvolverse en el mundo con autonomía. Les enseña diversos ámbitos, desde el consumo hasta la salud, para que sepan analizar, interpretar y llegar a conclusiones válidas en diferentes contextos reales.

Competencia digital y tratamiento de la información

En un mundo globalizado e interconectado como el nuestro, esta competencia es vital para que aprendan a obtener y procesar información. Así, la pueden convertir en conocimiento y acceder a ella desde diversos soportes.

Más competencias básicas

Es fundamental estimular la competencia lingüística en niños desde que son pequeños.

Competencia ciudadana y social

Esta habilidad incluye la capacidad de conocerse a uno mismo y aprender a valorarse como se merece. Enseña a comunicar ideas propias, practicar la escucha activa, aceptar y analizar puntos de vista diversos. Asimismo, muestra cómo valorar los intereses propios en el contexto de grupo de forma cívica.

Competencia artística y cultural

Se refiere a la capacidad del niño para comprender, conocer, valorar y apreciar de forma crítica cualquier manifestación artística. Para ello, recibe recursos de expresión variados.

Competencia para aprender a aprender

Es el aprendizaje de la vida. Es decir, que el niño descubra que siempre estará aprendiendo y que lo haga de forma autónoma y eficaz una vez haya superado la etapa escolar, con conciencia y control de sus capacidades, usando técnicas de estudio y motivación adecuada.

Iniciativa personal y autonomía

Muestra al niño la necesidad de ser perseverante, creativo, responsable, con control personal, capaz de ejercer la autocrítica sin perder la autoestima. De esta manera, mejora sus habilidades y dispone de una visión estratégica para planificar oportunidades y retos.

Sobre las competencias básicas

Huelga decir que es muy importante que el niño adquiera competencias básicas durante la edad infantil para recibir la formación adecuada con vistas a su desarrollo y su futuro.