¿Qué educación queremos dar a los niños de nuestra sociedad?

6 febrero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Ana Couñago
La educación es fundamental para que la sociedad avance de forma adecuada.

La educación es la base de la sociedad; es una responsabilidad de todos en la que debe intervenir la familia, el sistema educativo y toda la comunidad. Pero ¿qué educación queremos dar a los niños de nuestra sociedad? A continuación reflexionamos sobre esta cuestión.

 «Lo que se dé a los niños, los niños darán a la sociedad».

-Karl Menninger-

Esta frase del psiquiatra estadounidense Karl Menninger resume a la perfección la importancia que tiene la educación para crear una sociedad futura mejor.

La educación en casa y en la escuela

La educación de los niños y jóvenes comienza en casa, donde los padres y madres tienen que ser modelo de consideración, apoyo, cariño y afecto. Deben enseñar a actuar socialmente de un modo correcto, a tolerar la frustración, a aceptar la diversidad, a manejar la rabia y el estrés, etc.

Asimismo, según la psicóloga María José Díaz-Aguado, la familia tiene la función de cuidar los mensajes que sus hijos reciben de forma indirecta (a través de la televisión, internet, los videojuegos, los cuentos, etc.) para que sean coherentes con unos valores adecuados.Educar en la diversidad es una parte de la educación que queremos y debemos dar a los niños.

Pero la educación de los niños y jóvenes continúa en el colegio y en el instituto, puesto que pasan gran parte de sus vidas dentro de un centro educativo. Este debe atender y desarrollar tanto sus capacidades académicas como personales. Tanto es así, que el currículo educativo actual integra competencias útiles para:

  • Resolver problemas a partir de los conocimientos específicos sobre un área disciplinar concreta.
  • Solucionar aquellos problemas relacionados con las situaciones de la vida diaria.

De modo que las siete competencias clave, que deben tener el mismo peso e importancia, son:

  1. La competencia en comunicación lingüística.
  2. La competencia matemática y las competencias básicas en ciencia y tecnología.
  3. El sentido de la iniciativa y espíritu emprendedor.
  4. La competencia digital.
  5. La competencia de aprender a aprender.
  6. Las competencias sociales y cívicas.
  7. La conciencia y expresiones culturales.

Además, es necesario proporcionar una educación inclusiva, con el objetivo de ofrecer una enseñanza de calidad a todo el alumnado, minimizando o eliminando aquellas barreras que limitan a determinados estudiantes que pueden sufrir presiones excluyentes

Este tipo de educación se basa en impulsar una convivencia positiva, centrada en los valores y buenas prácticas ciudadanas, como la solidaridad, el respeto, la colaboración, la participación, la responsabilidad y el compromiso.Niños amigos dándose un abrazo en el parque.

¿Qué educación queremos dar a los niños de nuestra sociedad?

Los tres aspectos básicos para el correcto desarrollo de los niños dentro de la sociedad son

  • La colaboración.
  • La coordinación.
  • La participación. 

Aunque no basta con tratar estos aspectos de una forma teórica, sino que hay que llevarlos a la práctica. Por tanto, para que las nuevas generaciones sepan cómo comportarse y responder ante determinadas situaciones sociales, es necesario que tengan oportunidades reales para practicar, tanto en casa como en la escuela.

Además, la familia y el profesorado tienen la responsabilidad de actuar dando ejemplo de disposición al diálogo y a la ayuda, a pesar de las diferencias con otras personas.

«La educación es el arma más poderosa que puedes utilizar para cambiar el mundo».

-Nelson Mandela-

En definitiva, para crear una sociedad avanzada, es necesario formar y educar adecuadamente a los pequeños. De manera que estos no caigan en los errores que la humanidad cometió en otros tiempos pasados.

Debemos tener el propósito de lograr una sociedad en la que todo el mundo sea tratado con equidad, donde no exista discriminaciones de ningún tipo y el respeto sea un valor fundamental. Es decir, poco a poco, y con la ayuda de la educación, hay que construir una sociedad moderna y avanzada. ¡Una sociedad preparada para el Siglo XXI!

  • Booth, T. y Ainscow, M. (2015). Guía para la educación inclusiva: desarrollando el aprendizaje y la participación en los centros escolares. Madrid: OEI.
  • Díaz-Aguado, M. J. (2006). El acoso escolar y la prevención de la violencia desde la familia. Madrid: Dirección General de la Familia.